DOF: 07/06/1996
RESOLUCION final de la investigación antidumping sobre las importaciones de placa de acero en rollo, mercancí­a comprendida en las fracciones arancelarias 7208.12.01 y 7208.22.01 de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación originarias de las repúblicas de Armenia, Azerbaiyana, Belarús, Estonia, Georgia, Kazajstán, Kirguistán, Letonia, Lituania, Moldova, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania, Uzbekistán y la Federación de Rusia, Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, independientemente del paí­s de procedencia.
.
Diario Oficial de la Federación 1996

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría de Comercio y Fomento Industrial.

RESOLUCION FINAL DE LA INVESTIGACION ANTIDUMPING SOBRE LAS IMPORTACIONES DE PLACA DE ACERO EN ROLLO, MERCANCIA COMPRENDIDA EN LAS FRACCIONES ARANCELARIAS 7208.12.01 Y 7208.22.01 DE LA TARIFA DE LA LEY DEL IMPUESTO GENERAL DE IMPORTACION ORIGINARIAS DE LAS REPUBLICAS DE ARMENIA, AZERBAIYANA, BELARUS, ESTONIA, GEORGIA, KAZAJSTAN, KIRGUISTAN, LETONIA, LITUANIA, MOLDOVA, TAYIKISTAN, TURKMENISTAN, UCRANIA, UZBEKISTAN Y LA FEDERACION DE RUSIA, ESTADOS QUE FORMARON PARTE DE LA UNION DE REPUBLICAS SOCIALISTAS SOVIETICAS, INDEPENDIENTEMENTE DEL PAIS DE PROCEDENCIA.

Visto para resolver el expediente administrativo 22/94, radicado en la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, teniendo en cuenta los siguientes

RESULTANDOS

Inicio de la investigación

1. El 25 de octubre de 1994 las empresas Altos Hornos de México, S.A. de C.V., Hylsa, S.A. de C.V. y APM, S.A. de C.V., a través de sus representantes legales, comparecieron ante la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial para solicitar el inicio de la investigación antidumping y la aplicación del régimen de cuotas compensatorias sobre las importaciones de placa de acero en rollo originarias de las repúblicas de Armenia, Azerbaiyana, Belarús, Estonia, Georgia, Kazajstán, Kirguistán, Letonia, Lituania, Moldova, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania, Uzbekistán y la Federación de Rusia, Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, independientemente del país de procedencia.

2. El 22 de noviembre de 1994 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la resolución por la cual se aceptó la solicitud y se declaró el inicio de la investigación antidumping sobre las importaciones de placa de acero en rollo, fijándose como periodo de investigación el semestre comprendido de enero a junio de 1994.

Solicitantes

3. Altos Hornos de México S.A. de C.V., Hylsa S.A. de C.V. y APM S.A. de C.V. son empresas constituidas conforme a las leyes mexicanas, con domicilios para oír y recibir todo tipo de notificaciones y documentos en: Londres número 247, 1er piso, colonia Juárez, código postal 06600, en la Ciudad de México, Distrito Federal; avenida Munich número 101, colonia Cuauhtémoc, San Nicolás de los Garza, N.L., código postal 66452 y avenida Munich número 175, colonia Cuauhtémoc, San Nicolás de los Garza, N.L., código postal 64450, respectivamente. El objeto social de las tres empresas es la fabricación de aceros planos, entre los que se encuentra la placa de acero en rollo y representan conjuntamente el 100 por ciento de la producción nacional de placa de acero en rollo.

Información sobre el producto

4. El producto investigado se denomina placa o plancha de acero en rollo, o lámina de acero sin alear rolada en caliente. En el mercado internacional se le conoce como "heavy plate", "medium plate", "hot rolled steel plates in coils", o simplemente "hot rolled coils".

5. El producto investigado se clasifica en las fracciones arancelarias 7208.12.01 y 7208.22.01 de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación y se describe como producto laminado plano de hierro o acero sin alear, laminado en caliente, sin chapar ni revestir, enrollado, de ancho mayor a 600 mm. y espesor igual o mayor a 4.75 mm. y menor a 10 mm., con y sin garantía de elasticidad. De acuerdo con la nomenclatura de la nueva Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de diciembre de 1995, las fracciones arancelarias 7208.12.01 y 7208.22.01, fueron sustituidas por las fracciones 7208.10.02, 7208.25.99 y 7208.37.01.

6. En los Estados Unidos Mexicanos, la mercancía de importación investigada está sujeta a un impuesto ad valorem del 10 por ciento.

7. La unidad de medida descrita en la Tarifa es el kilogramo legal; la unidad normal de comercialización en los Estados Unidos Mexicanos es la tonelada métrica.

Convocatoria y notificaciones

8. Mediante la publicación a que se refiere el punto 2 de esta resolución, la Secretaría convocó a los importadores, exportadores y a cualquier persona que considerase tener interés jurídico en el resultado de la investigación, para que comparecieran a manifestar lo que a su derecho conviniese.

9. De conformidad con los artículos 51 y 53 de la Ley de Comercio Exterior, y 142 del Reglamento de la Ley de Comercio Exterior, la Secretaría procedió a notificar el inicio de la investigación a los gobiernos de las repúblicas de Armenia, Azerbaiyana, Belarús, Estonia, Georgia, Kazajstán, Kirguistán, Letonia, Lituania, Moldova, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania, Uzbekistán y la Federación de Rusia, Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, así como a las empresas importadoras y exportadoras de que tuvo conocimiento, corriéndoles traslado de la solicitud y de sus anexos, así como del formulario oficial de investigación, con el objeto de que éstas formularan su defensa y presentaran la información requerida. El mismo procedimiento de notificación y convocatoria se siguió en el caso de la resolución referida en el punto 10 de esta Resolución.

10. Mediante la publicación de la resolución preliminar en el Diario Oficial de la Federación del 12 de junio de 1995, la Secretaría decidió continuar con el procedimiento de investigación imponiendo una cuota compensatoria provisional del 29.30 por ciento.

Reunión técnica de información

11. Ninguna de las partes interesadas solicitó reuniones técnicas de información sobre la resolución preliminar.

Gobiernos y empresas comparecientes

12. Derivado de las convocatorias y notificaciones descritas en los puntos 2 y 10 de esta Resolución, comparecieron en tiempo y forma debidamente acreditados tanto los gobiernos y las empresas importadoras y exportadoras, cuyas denominaciones y domicilios se describen a continuación:

Gobiernos

República de Ucrania, a través de su Ministerio de Relaciones Económicas con el Exterior.

República de Belarús, a través de su Ministerio de Relaciones Económicas con el Exterior.

Federación de Rusia, a través de su Representación Comercial en los Estados Unidos Mexicanos. avenida Corregidores 226, colonia Lomas de Virreyes, 11000, México, D.F.

Importadores

Aceros Monterrey, S.A. de C.V. Peña Guerra número 150, colonia Peña Guerra, 66490, San Nicolás de los Garza, N.L.

Aceros y Montacargas del Toro, S.A. de C.V. Saturnino Herrán número 100, San Nicolás de los Garza, N.L.

Exportadores

Severstal, JSC Montes Urales número 470, colonia Lomas de Chapultepec, 11000, México, D.F.

Combinado Metalúrgico Magnitogorsk, S.A. con domicilio en la Federación de Rusia.

Planta Metalúrgica de Novolipetzk, S.A. con domicilio en la Federación de Rusia.

Argumentos y pruebas de las comparecientes

13. Para la etapa final del procedimiento, las partes interesadas presentaron información, argumentos y pruebas que fueron valoradas junto con la presentada en la etapa preliminar por la autoridad de la causa, en los términos expuestos en el capítulo de considerandos de esta Resolución.

Gobiernos

República de Ucrania

14. El Gobierno de la República de Ucrania manifestó que según su legislación vigente, en ésta no se establece sucesoría respecto a las posibles infracciones de la ley por parte de cualquier sujeto no ucraniano, con actividad económica, respecto a la mercancía sobre la cual se realiza la presente investigación antidumping. Además, realizó las siguientes afirmaciones: la resolución de la Secretaría contradice lo dispuesto en la Convención de Viena sobre la sucesoría de los acuerdos y los documentos jurídicos internacionales; la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial no determinó ninguna empresa, productora o exportadora ucraniana; las resoluciones de inicio y preliminar no están apoyadas por ninguna prueba que determinen que las importaciones investigadas procedan de su país; según la información de sus oficinas aduaneras, en el periodo investigado, no exportó a los Estados Unidos Mexicanos el producto investigado; por consiguiente, el cálculo del valor normal, precio de exportación y pruebas acerca del daño causado por las importaciones de placa de acero en rollo procedentes de su país y la causalidad no tienen fundamento; el Consejo de Representantes del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio, en diciembre de 1993, reconoció su status de país con economía en transición, de igual manera lo hicieron los gobiernos de los Estados Unidos de América y Japón; actualmente asumió las obligaciones legales respecto al acceso al Acuerdo General mencionado y que sus propuestas están siendo consideradas por las partes contratantes; la investigación antidumping se inició sin pruebas de que las exportaciones que provinieran de su país causaron daño a la industria mexicana.

República de Belarús

15. El Gobierno de la República de Belarús manifestó no haber exportado placa de acero en rollo durante el periodo de 1993 a 1994. Para esta etapa no presentó argumentos ni pruebas complementarias.

Federación de Rusia

16. La Representación Comercial de la Federación de Rusia en los Estados Unidos Mexicanos manifestó que la calificación de que la economía de su país es centralmente planificada contradice no sólo la realidad económica de su país, sino a las determinaciones de varios organismos económicos internacionales y a la legislación mexicana. Además, afirmó lo siguiente: la mayor parte del producto interno bruto de su país se generó en el año de 1994 en el sector privado; su gobierno no tiene y no tenía en el periodo investigado control alguno en lo relativo a precios, producción, programas de inversión, niveles de empleo y de otros criterios de operación de empresas ni otorga u otorgaba subsidios a las empresas en general y, en particular, a las empresas siderúrgicas; como ejemplo, la empresa Severstal JSC está constituida como sociedad anónima y su capital social está dividido en acciones y de éstas la mayoría pertenece a personas morales independientes y sólo el 20 por ciento pertenece al Estado; ese 20 por ciento perteneciente al Estado tiene que ser vendido en los próximos meses; del consejo directivo de la empresa antes mencionada, mismo que consta de once personas, sólo una representa al Estado; los argumentos de las empresas solicitantes en relación al funcionamiento de la industria siderúrgica de los Estados que formaban parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas carece de credibilidad, porque están basados en publicaciones especializadas y no en publicaciones oficiales de su gobierno y/o de organismos internacionales; derivado de la consideración de su economía como centralmente planificada es equivocado el haber considerado a la República de Venezuela como país sustituto; y que las empresas exportadoras de su país no tienen conocimiento acerca de las exportaciones de su producto a los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, presentó copia fotostática del Acuerdo entre la Federación de Rusia y la Comunidad Europea del Carbón y el Acero, a requerimiento de la Secretaría; además, copia fostostática del Decreto del Presidente de la Federación de Rusia sobre la creación de la Sociedad Anónima denominada La Metalurgia Rusa y de una carta de la aduana de la ciudad de Magnitogorsky en la que se señala que no se realizaron exportaciones de placa de acero en rollo a los Estados Unidos Mexicanos.

Importadoras

17. Aceros Monterrey, S.A. de C.V., manifestó que las empresas solicitantes no tuvieron ni tienen la capacidad de producir las cantidades requeridas para abastecer el mercado nacional; afirmó que en el periodo investigado las empresas Hylsa, S.A. de C.V. y APM, S.A. de C.V., le compraron varias toneladas de productos siderúrgicos, entre los cuales se incluye el producto investigado; que importó éste por problemas de calidad, altos precios e incumplimiento de los fabricantes nacionales y que la placa de acero en rollo en anchos mayores de 42 pulgadas no estuvo disponible en los Estados Unidos Mexicanos durante el periodo investigado, puesto que la empresa Altos Hornos de México, S.A. de C.V., no la ha ofrecido en los últimos tres años, Hylsa, S.A. de C.V., no la fabrica y la empresa APM, S.A. de C.V., inició operaciones normales después del periodo investigado. Presentó 92 copias certificadas de diversas facturas y pedimentos de importación, una traducción ante perito traductor de diversos conocimientos de embarque y de certificados de origen.

18. Aceros y Montacargas del Toro, S.A. de C.V., manifestó que no realizó importaciones de placa de acero en rollo procedentes de los países que conformaron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas durante el periodo investigado; sin embargo, la Secretaría constató a través del listado de pedimentos que esta empresa sí importó el producto investigado en el mes de diciembre de 1993.

Exportadoras

19. Severstal JSC manifestó que a raíz de la privatización en 1992 cambió su denominación la cual era Cherepovets Iron and Steel Works, afirmó que actualmente produce placa de acero en rollo, entre otros productos, y la vende a consumidores de la Federación de Rusia, a los demás Estados que formaban parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y a terceros países; la comercializa y exporta a través de distribuidores independientes en la Federación de Rusia y terceros países; además de una empresa filial denominada Severstal Invest JSC; que ignora el destino final del producto que se vende a los respectivos distribuidores puesto que las ventas no se condicionan, limitan o establecen sus precios en función del destino final. Expuso que durante el periodo de investigación no realizó ventas directas a los Estados Unidos Mexicanos; la decisión de ventas de los distribuidores es independiente de la política de comercialización de Severstal JSC; cualquier venta que se haya realizado a los Estados Unidos Mexicanos fue hecha por los distribuidores independientes; en el mercado interno de la Federación de Rusia comercializa placa de acero en rollo a grandes clientes de la industria automotriz y de maquinaria pesada a través de distribuidores y comisionistas que revenden el producto a terceros; no tiene una distinción política especial en la venta de los productos; que sus precios y términos de venta no difieren por el tipo de cliente; sin embargo, pueden variar debido a las diferentes circunstancias del mercado; que no existen diferencias en características físicas, términos de uso y funciones, entre la placa de acero en rollo que vende en el mercado de la Federación de Rusia y la que exporta a otros países.

20. Respecto al valor normal Severstal JSC presentó varios cuadros que contienen las ventas internas o a terceros países, las operaciones que amparan sus ventas realizadas en el mercado de la Federación de Rusia durante el periodo investigado, los datos de varias facturas de sus ventas y consideró que no está de acuerdo en que se desechara la información sobre precios de placa de acero en rollo de las empresas rusas y se tomara para efectos de determinación de éste, la información de precios de un tercer país sustituto como fue la República de Venezuela, toda vez que la economía de la Federación de Rusia no debe considerarse como centralmente planificada, sino de mercado. En este sentido, la República de Venezuela es un país con diferencias tan hondas con respecto a la Federación de Rusia que hacen imposible que pueda cumplir con los requisitos necesarios para ser un país sustituto y que aun cuando pudiera ser la República de Venezuela un tercer país sustituto adecuado la determinación del valor normal con base en el cálculo de la reconstrucción del valor de la placa de acero en rollo producida en ese país, tiene varios errores críticos que resultarían en una reducción sustancial del valor normal de dicho producto y por consiguiente del margen de dumping. Asimismo, presentó copia fotostática de los siguientes documentos: tablas estadísticas que ilustran las exportaciones, importaciones, balanza comercial y producción sobre el comportamiento de la industria y el mercado nacional del acero; de un estudio títulado "Rusia ya no es una economía centralmente planificada" elaborado por la Dra. Andrea Richter, supuesta investigadora de la Universidad de Princeton, de los Estados Unidos de América; de uno estadístico títulado "Russia" que contiene datos sobre la economía de ese país de dos revistas títuladas "Russian investment and finance" y "PlanEcon Report"; de otro títulado "Privatization results in the Russian Federation in 1994", de otro títulado "Russian economic trends", de otro títulado "Economic situation", de uno de Meespierson euramerica limited sobre la determinación del valor normal en base al valor reconstruido del producto investigado, de dos diagramas de flujo sobre sus sistemas de distribución de ventas internas y externas.

21. La empresa Combinado Metalúrgico Magnitogorsk, S.A. presentó únicamente, después de la publicación de la resolución preliminar un escrito vía facsímil en el que manifestó que no tiene firmado con empresas mexicanas ni un solo contrato de exportación de productos metálicos; que sus clientes en el extranjero son compradores directos y afirman que no han reexportado el producto investigado a los Estados Unidos Mexicanos y que la aduana de la ciudad de Magnitogorsk no tiene detectada ninguna exportación de productos metálicos a los Estados Unidos Mexicanos.

22. La empresa Planta Metalúrgica de Novolipetzk, S.A. presentó dos escritos, uno vía facsímil en el que manifestó que tenía conocimiento de la presente investigación y otro, presentado extemporáneamente, a través de la Representación Comercial de la Federación de Rusia en los Estados Unidos Mexicanos, en el que da contestación al cuestionario oficial para empresas exportadoras de la Secretaría.

Requerimiento a otras empresas

23. A fin de obtener mayor información, la autoridad investigadora hizo sendos requerimientos a las empresas: Abinsa, S.A. de C.V. Avenida Adolfo López Mateos, km 6.5, 64400, San Nicolás de los Garza, N.L.; Aceros Dondisch, S.A. de C.V., Vía José López Portillo número 1, colonia Lechería, 54769, Tultitlán, Edo. de Méx.; Aceros R.G.C., S.A. de C.V. Avenida Adolfo López Mateos Nte. 502, San Nicolás de los Garza, N.L.; Francisco Bautista, S.A. de C.V., Filiberto Gómez número 279, Fraccionamiento Industrial San Nicolás, Tlalnepantla, Edo. de Méx.; Lámina y Placa de Monterrey, S.A. de C.V. Avenida Félix U. Gómez, 4204 Nte., Fraccionamiento Valle de Nogalar, 66480, San Nicolás de los Garza, N.L.; Placa y Lámina Estructural, S.A. de C.V. Avenida Valle de las Alamedas número 66-A, colonia San Francisco Chilpan, 54940, Tultitlán, Edo. de Méx.; Transformadores Metalúrgicos, S.A. de C.V. Filiberto Gómez número 38, Fraccionamiento Industrial San Nicolás, 54030, Tlalnepantla, Edo. de Méx.; Aceros Consolidada, S.A. de C.V. avenida Ingeniero Eduardo Molina número 1244, esquina Pelícano, 07460, México, D.F.; Aceros Santa Rosa, S.A. de C.V. Avenida Ceylán número 1042, colonia Industrial Vallejo, 02300, México, D.F., a fin de que presentaran los pedimentos de importación y certificados de origen de las importaciones de placa de acero en rollo realizadas durante el periodo investigado. Cuatro de las empresas señaladas contestaron el requerimiento de información hecho por la Secretaría y presentaron la siguiente documentación: Francisco Bautista, S.A. de C.V., dos pedimentos de importación, dos facturas y dos certificados de origen; Lámina y Placa de Monterrey, S.A. de C.V., diecinueve pedimentos de importación, tres facturas y tres certificados de origen; Placa y Lámina Estructural, S.A. de C.V., seis pedimentos de importación, dos certificados de origen y dos facturas de venta; Transformaciones Metalúrgicas, S.A. de C.V., un pedimento de importación, una factura y un certificado de origen. Las demás empresas no dieron contestación al requerimiento mencionado.

Visita de verificación

24. De conformidad con lo dispuesto en los artículos 83 de la Ley de Comercio Exterior; 146, 173, 174, 175 y 176 de su Reglamento; 33 fracción III del Reglamento Interior de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial y 5, fracción VIII inciso c) del Acuerdo que adscribe orgánicamente unidades administrativas y delega facultades en los Subsecretarios, Oficial Mayor, Jefes de Unidad, Directores Generales y otros subalternos de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, la autoridad investigadora efectuó una visita de verificación a las empresas solicitantes, Altos Hornos de México, S.A. de C.V. e Hylsa, S.A. de C.V., los días 7, 8, 9, 21, 22 y 23 de junio de 1995, con objeto de comprobar que la información y pruebas presentadas corresponden a sus registros contables, así como cotejar los documentos que obran en el expediente administrativo y efectuar las compulsas que fueren necesarias, relativa a las importaciones del producto investigado proporcionada a la Secretaría fue correcta, completa y provino de la contabilidad de estas dos empresas.

25. En la visita de verificación, los visitadores procedieron a la revisión de la documentación contable, así como a evaluar la metodología empleada en el prorrateo de costos y gastos, la determinación de la capacidad instalada y de los indicadores de la misma. El desarrollo circunstanciado de la referida visita consta en el acta administrativa que obra en el expediente administrativo del caso y que, para los efectos del procedimiento de investigación tiene eficacia probatoria plena.

Audiencia pública

26. El día 20 de octubre de 1995 se realizó en las oficinas de la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, la audiencia pública de la investigación, conforme a lo dispuesto en los artículos 81 de la Ley de Comercio Exterior 165, 166, 167, 168, 169, y 170 de su Reglamento; en la que participaron los representantes de las empresas Altos Hornos de México, S.A. de C.V., Hylsa, S.A. de C.V., APM, S.A. de C.V., Severstal JSC, la Federación de Rusia por medio de su Representación Comercial en los Estados Unidos Mexicanos y, como observadores, los representantes de la República de Ucrania; las partes interesadas tuvieron oportunidad de manifestar, refutar e interrogar oralmente a sus respectivas contrapartes en todo lo que a su interés convino, lo cual consta en el acta circunstanciada levantada por tal motivo, misma que obra en el expediente administrativo correspondiente.

Alegatos

27. De conformidad con los artículos 82, párrafo tercero, de la Ley de Comercio Exterior y 172 de su Reglamento, las partes interesadas presentaron por escrito sus conclusiones sobre el fondo o los incidentes acaecidos en el procedimiento, los cuales fueron valorados por la autoridad de la causa para emitir la presente Resolución, mismos que obran en el expediente administrativo respectivo.

Opinión de la Comisión de Comercio Exterior

28. Declarada la conclusión de la investigación de mérito, con fundamento en los artículos 58 de la Ley de Comercio Exterior y 83 fracción II, de su Reglamento, la Secretaría presentó el proyecto de resolución final ante la Comisión de Comercio Exterior la que en sesión del 8 de diciembre de 1995 se pronunció favorablemente sobre el sentido de dicha resolución; y

CONSIDERANDO

Competencia

29. La Secretaría es competente para emitir la presente Resolución conforme a lo dispuesto en los artículos 16 y 34, fracciones V y XXX de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 5o. fracción VII, de la Ley de Comercio Exterior; 1, 2, 3, 4, y 38 fracción I, del Reglamento Interior de la misma Dependencia.

Derecho de audiencia y de debido procedimiento

30. Conforme a la legislación aplicable, las partes interesadas tuvieron oportunidad para presentar excepciones, defensas y alegatos en favor de su causa, los que fueron valorados con sujeción a las formalidades esenciales del procedimiento administrativo. La Federación de Rusia no presentó prueba alguna que sustentara sus argumentos referidos en el punto 16 de esta Resolución. Asimismo, la empresa exportadora Severstal JSC, para respaldar sus argumentos, presentó copia fotostática de los documentos señalados en el punto 20 de esta Resolución, mismos que no hicieron prueba plena dado que carecieron de valor probatorio.

Análisis de discriminación de precios

31. En la etapa final del procedimiento de investigación, las partes interesadas y acreditadas como importadoras y exportadoras no presentaron argumentos, información o pruebas que desvirtuaran los hechos de que tuvo conocimiento la Secretaría para la fase preliminar del procedimiento. En particular no aportaron elementos que justificarán la selección de un país sustituto distinto a la República de Venezuela ni la conformación de una muestra de tipos de placa de acero en rollo diferente a la determinada por los propios solicitantes; tampoco presentaron pruebas respecto a los precios de productos originarios del país sustituto ni de productos vendidos a los Estados Unidos Mexicanos que fueran originarios de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, mismos que pudieran usarse para determinar el valor normal y precio de exportación en lugar a los empleados por las solicitantes.

Valor normal y precio de exportación

32. La empresa exportadora Severstal JSC presentó argumentos en el sentido de que la Federación de Rusia no debía ser considerada como un país con economía centralmente planificada conforme a lo dispuesto en el artículo 48 del Reglamento de la Ley de Comercio Exterior y objetó la selección de la República de Venezuela como país sustituto de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas; sin embargo, no contestó en forma adecuada el formulario oficial de investigación que le proporcionó la Secretaría.

33. Conforme a lo dispuesto en el artículo 54, segundo párrafo, de la Ley de Comercio Exterior, la Secretaría obtuvo el margen de discriminación de precios para la empresa Severstal JSC según la información que tuvo disponible y los hechos de los que tuvo conocimiento. La Secretaría calificó como los hechos que tuvo conocimiento a los presentados por los solicitantes en su escrito inicial, mismos que se describen en los puntos 17 a 40 de la resolución de inicio de investigación citada en el punto 2 de la presente. La Secretaría adoptó esta misma determinación para todos los demás exportadores que no comparecieron en el curso del procedimiento ya que, proceder de otra forma, supondría que de haber proporcionado tales exportadores información admisible, el margen de discriminación de precios resultante habría sido necesariamente inferior al margen disponible.

Margen de discriminación de precios

34. La Secretaría determinó con base en la información aportada por los solicitantes que durante el periodo investigado las exportaciones de placa de acero en rollo de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas a los Estados Unidos Mexicanos se realizaron con un margen de discriminación de precios de 29.30 por ciento.

Análisis de daño y causalidad

35. Las empresas solicitantes, Altos Hornos de México, S.A. de C.V., Hylsa, S.A. de C.V. y APM, S.A. de C.V., quienes representan el 100 por ciento de la producción nacional del producto sujeto a investigación, manifestaron que las importaciones crecientes procedentes de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas ingresaron a precios considerablemente menores que los nacionales ocasionando una contención sobre los precios internos, reducciones en la participación de mercado y niveles de ventas, producción y utilización de la capacidad instalada de la industria nacional; ajustes en la plantilla laboral más severos de los originalmente previsto y un deterioro en los principales indicadores financieros.

36. La empresa Altos Hornos de México, S.A. de C.V. expuso que a mediados de 1994 llevó a cabo un paro programado en la línea de laminación en caliente donde se fabrica placa de acero en rollo con la finalidad de modernizar e incrementar su capacidad instalada; ante ello, adoptó una estrategia para evitar cualquier posibilidad de desabasto interno que consistió en la creación de inventarios propios, compras a otros productores nacionales o extranjeros y envíos anticipados a sus clientes.

37. La empresa importadora Aceros Monterrey, S.A. de C.V. manifestó que las empresas solicitantes no tuvieron la capacidad de producir las cantidades requeridas por el mercado nacional y que inclusive las empresas solicitantes Hylsa, S.A. de C.V. y APM, S.A. de C.V. le compraron productos siderúrgicos entre los que se incluyó el producto investigado representando un total de 14,544 toneladas. Para probar este hecho presentó copias certificadas ante notario público de las facturas de venta del producto investigado a Hylsa, S.A. de C.V. Asimismo, manifestó que realizó importaciones debido a los problemas de calidad, altos precios e incumplimiento de los fabricantes nacionales, y por la indisponibilidad de placas con anchos mayores a 42 pulgadas puesto que Hylsa, S.A. de C.V., no las puede fabricar; APM, S.A. de C.V. inició operaciones normales después del periodo investigado, y Altos Hornos de México, S.A. de C.V., no ofreció el producto en los últimos tres años.

38. Las empresas importadoras Francisco Bautista, S.A. de C.V., Transformaciones Metalúrgicas, S.A. de C.V., Lámina y Placa de Monterrey, S.A. de C.V., y Placa y Lámina Estructural, S.A. de C.V., manifestaron que recurrieron al mercado externo para adquirir placas en anchos superiores a 60 pulgadas que no se fabrican nacionalmente y por la inseguridad en el abasto por parte de las productoras nacionales. Afirmaron que mientras en los Estados Unidos Mexicanos sólo se comercializa placa en hoja, el material de importación se suministra en rollos que pueden cortarse en medidas especiales, con lo que se evitan desperdicios y se reducen los costos de transformación.

39. La empresa exportadora Severstal JSC expuso los problemas operacionales de la planta y las fuerzas del mercado fueron las causas que originaron los problemas de las empresas solicitantes a principios de 1994. Indicó que los siguientes factores afectaron a la industria nacional: a) el paro programado de Altos Hornos de México, S.A. de C.V. y el arranque tardío de APM, S.A. de C.V.; b) la política de liberalización de comercio y racionalización económica realizada por el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos; c) las circunstancias prevalecientes en el mercado internacional y la subsecuente caída en el precio del acero; d) las consecuencias de la sobrevaluación y devaluación del peso en diciembre de 1994; e) los problemas para reaccionar y cambiar los volúmenes de producción de las denunciantes ante las variaciones en el consumo nacional, y f) las tendencias de exportación de producto de las denunciantes durante y después del periodo investigado.

40. El Gobierno de la Federación de Rusia cuestionó la interpretación de las empresas solicitantes de la "Región de Países de la Ex-Unión Soviética"; afirmó que el hecho de que las empresas solicitantes no tuvieran información específica de cada uno de los países que exportaron placa de acero en rollo hacia los Estados Unidos Mexicanos no justifica la agrupación de los países independientes que conformaron la Ex-Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. De acuerdo con la información de comercio exterior de la Federación de Rusia, durante el periodo investigado no existieron "contratos de compra-venta directos del producto investigado entre las empresas rusas y mexicanas". Asimismo, como se mencionó en el punto 16 de esta Resolución presentó a requerimiento de la Secretaría el Acuerdo entre la Federación de Rusia y la Comunidad Europea del Carbón y el Acero; copia fostostática del Decreto del Presidente de la Federación de Rusia sobre la creación de la Sociedad Anónima denominada La Metalurgia Rusa y una carta de la aduana de la ciudad de Magnitogorsky en la que se señala que no se realizaron exportaciones de placa de acero en rollo a los Estados Unidos Mexicanos, documentos que se desecharon por las siguientes razones: el primero porque se presentó únicamente en idioma ruso sin su traducción correspondiente, como lo establece el artículo 271 del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria; cabe señalar que la traducción de este documento se presentó extemporáneamente, ya que fue presentado el 1 de diciembre de 1995 y el plazo para su presentación vencía el 27 de octubre del mismo año, lo anterior de acuerdo con el requerimiento realizado por la Secretaría en el oficio número UPCI.210.95.2277, de fecha 24 de octubre de 1995. Los demás, porque su presentación se realizó fuera del plazo probatorio, es decir, fueron presentados después del 14 de agosto de 1995 y en ningún momento fueron requeridos por esta autoridad.

41. Asimismo, la Federación de Rusia mencionó que los problemas de las empresas solicitantes no fueron las importaciones de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, sino los problemas internos de carácter técnico y financiero de las empresas mexicanas recientemente privatizadas.

42. El Ministerio de Relaciones Económicas con el Exterior de la República de Belarús, como se indicó en el punto 15 de esta Resolución, manifestó que no se realizaron exportaciones de placa de acero en rollo de ese país a los Estados Unidos Mexicanos en el periodo de 1993 a 1994.

Usos del producto

43. Los principales usuarios de la mercancía en cuestión son las industrias de bienes de capital y la industria de la construcción. Este producto se utiliza básicamente para la fabricación de calderas, recipientes a presión, cilindros para gas, rines automotrices, buques y tuberías para agua y petróleo.

Similitud del producto

44. En la resolución preliminar, precisada en el punto 10 de la presente, la Secretaría consideró que los productos originarios de los países investigados que ingresaron por las fracciones arancelarias 7208.12.01 y 7208.22.01 de la Tarifa Mexicana fueron similares a los de fabricación nacional, toda vez que, de acuerdo con las empresas solicitantes, ambos se fabrican bajo las mismas normas internacionales a partir de lingote o planchón, bajo diferentes medidas y especificaciones físicas y químicas; las excepciones fueron las placas en anchos mayores a 60 pulgadas, en relieve (estampadas, embozadas o moldeadas) con anchos mayores a 48 pulgadas y aquellas que pudieran ingresar por la Nota Nacional del Capítulo 72 de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación.

45. Para esta última etapa del procedimiento, las partes interesadas presentaron diversos argumentos y pruebas relacionadas con las dimensiones y/o la calidad de los productos que fueron tomados en cuenta por la Secretaría. A fin de determinar los productos que deben considerarse similares a los nacionales, la Secretaría analizó las características de los productos importados durante enero a junio de 1994 con base en las copias simples de los pedimentos de importación y facturas correspondientes, aportados por importadores y por la Administración General de Aduanas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con lo cual se detectaron las dimensiones y calidades de productos que representaron más del 75 por ciento de volumen total de las importaciones investigadas. Los resultados se detallan en los puntos siguientes.

A. Anchos mayores a 60 pulgadas y placa suministrada en rollos

46. Las empresas importadoras Aceros Monterrey, S.A. de C.V., Francisco Bautista, S.A. de C.V., Transformaciones Metalúrgicas, S.A. de C.V., Lámina y Placa de Monterrey, S.A. de C.V. y Placa y Lámina Estructural, S.A. de C.V. manifestaron que la gran mayoría de las importaciones investigadas correspondieron a placas suministradas en rollo en anchos mayores a 60 pulgadas que los molinos mexicanos no ofrecen o no pueden fabricar; estas empresas argumentaron que los rollos de estas láminas pueden cortarse en medidas especiales evitando desperdicios.

47. Las empresas solicitantes presentaron argumentos sobre las posibilidades de fabricación de placa de acero en rollo y las necesidades del mercado mexicanúmero En particular, expusieron que sólo en casos muy especiales la industria nacional requiere de anchos superiores a los elaborados en el país y que las importaciones investigadas fueron realizadas por centros de servicio o distribuidores, quienes finalmente someten el material importado a operaciones de corte para adecuarlo a los diferentes tamaños requeridos por sus clientes. Estas empresas proporcionaron listados detallados de las características de los productos nacionales y los de importación, así como un listado de los clientes que realizaron importaciones y de aquellos que cuentan equipo para cortar los rollos ("slitters").

48. De acuerdo con los importadores y con base en los catálogos de productos y facturas de venta de las empresas solicitantes, la Secretaría advirtió que los productores nacionales no fabrican placa de acero en rollo en anchos mayores a 60 pulgadas. Estos productos normalmente se emplean para fabricar tuberías o recipientes de gran diámetro (más de 18 pulgadas de diámetro) y gran volumen (tanques de más de 1,000 lts.) y, en algunos casos, en la industria automotriz; estos últimos, a su vez, pueden ingresar al amparo de la Nota Nacional del Capítulo 72 de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación. La Secretaría determinó que la totalidad de las empresas importadoras del producto sujeto a investigación fueron centros de servicio o distribuidores, los cuales incluso reconocieron que el producto importado se somete normalmente a procesos de corte por su ancho y/o largo, con lo cual se obtiene un producto con dimensiones no sólo similares, sino idénticas a las nacionales. Asimismo, con base en los catálogos de fabricación, facturas y listados de venta por tipo de producto de las empresas solicitantes, la Secretaría constató que la placa nacional se suministra comúnmente en rollos.

49. La Secretaría determinó que si bien la mayoría de las importaciones correspondió a placas de acero en rollo en anchos mayores a 60 pulgadas, la presentación en rollo y el ancho de la lámina no constituyó un factor que afectara la similitud entre los productos.

B. Calidad del producto

50. Las empresas solicitantes mencionaron que aproximadamente la mitad de la producción de acero de la industria de la Federación de Rusia se realizó mediante el proceso de hogar abierto ("open hearth"), el que además de ser obsoleto, implica un menor control de las condiciones bajo las cuales se fabrica el acero, resultando productos de calidad comercial conocidos en el mercado internacional como "commodities", los cuales compiten directamente con los de fabricación nacional. La empresa exportadora Severstal JSC manifestó que la calidad de sus productos exportados a los Estados Unidos Mexicanos es reconocida por organismos nacionales e internacionales y presentó copia simple de un reconocimiento otorgado por un instituto de mercadotecnia.

51. De acuerdo con la publicación denominada "Word Steel in Figures, 1995" del International Iron and Steel Institute, durante 1994 el 43 y 53 por ciento de la producción total de acero crudo de la Federación de Rusia y la República de Ucrania, respectivamente, fue obtenido a través del proceso hogar abierto; cifras que contrastan con el 3.8 que se registró a nivel mundial o la nula producción en los Estados Unidos Mexicanos de acero obtenido mediante este proceso; al respecto, dos artículos publicados en la revista especializada "Metal Bulletin" durante julio y septiembre de 1995 explican que por este hecho, la Federación de Rusia es uno de los productores siderúrgicos menos modernos y más contaminantes en el mundo. Por otro lado, a partir de varias de las facturas de venta del producto investigado, la Secretaría constató que al menos algunos de los productos importados fueron elaborados mediante este proceso, puesto que incluyen el prefijo literal "C" en la norma AISI correspondiente a los "aceros al carbono básico de hogar abierto".

52. De igual modo se constató que las importaciones realizadas durante el periodo investigado correspondieron a calidades comerciales y estructurales de aceros al carbón, los cuales, de acuerdo con las facturas y catálogos de productos nacionales son productos de línea comercializados comúnmente por Altos Hornos de México, S.A. de C.V., Hylsa, S.A. de C.V. y APM S.A. de C.V., para la industria de la construcción, fabricación de equipo, tanquería y pailería principalmente, con especificaciones químicas como la SAE o AISI 1006, 1008, 1010 o 1012, así como en grados de acero bajo las normas ASTM A-36 o ASTM-635-88 (para producir placa ASTM A-36), aun cuando en algunos casos, dichas importaciones tuvieran especificaciones equivalentes en términos de las normas GOST.

53. La Secretaría comprobó que el certificado de calidad presentado por la empresa exportadora Severstal JSC se otorgó a esta empresa por cursos de capacitación de personal recibidos en los Estados Unidos Mexicanos, pero no por evaluaciones sobre la composición química o características físicas de sus productos, es decir, por la calidad de las mercancías investigadas.

54. A partir de los resultados anteriores, la Secretaría determinó que la calidad de los productos no fue un factor distintivo en las importaciones investigadas con respecto a los productos nacionales; de hecho, ningún importador o consumidor presentó estadísticas de rechazos, defectos o algún otro indicador que mostrara una calidad superior en los productos investigados.

C. Productos no similares a los de fabricación nacional

55. No obstante que los resultados mostraron que el producto investigado fue de calidad comercial, con características, usos y composición idénticas o similares a los del producto nacional, la Secretaría evaluó las excepciones que pudieran presentarse en los términos de la Ley de Comercio Exterior, como se expuso en la resolución preliminar, además de que existen antecedentes de otras investigaciones relacionadas con el mismo producto; de lo contrario, una cobertura de productos que incluyera aquellos que no son similares a los nacionales, no sólo contravendría la ley antes mencionada, en tanto que éstos no podrían causar daño a la industria nacional, sino que se traduciría en una carga innecesaria para potenciales consumidores que en realidad los requirieran.

56. Ninguna de las empresas probó que fabrican placa antiderrapante en anchos mayores a 48 pulgadas. En particular, la empresa Altos Hornos de México, S.A. de C.V. presentó facturas correspondientes a placas en anchos hasta 48 pulgadas, aunque señaló que podría fabricarlas hasta 60 pulgadas si éstas fueran requeridas por sus clientes. Hylsa, S.A. de C.V. no fabricó placa estampada en anchos mayores a 48 pulgadas, pero manifestó que en su nueva planta podría fabricar hasta 53 pulgadas, APM, S.A. de C.V., por su parte, manifestó que si bien no produjo placa antiderrapante, cuenta con rodillo para su estampado.

57. La Secretaría apreció que, de los catálogos de productos y facturas de venta de las empresas solicitantes, se deduce que los productores nacionales no fabricaron placas estampadas en anchos mayores a 48 pulgadas, al igual que la placa en anchos mayores a 60 pulgadas, por lo que determinó que no existe producto nacional similar de estos productos, siempre y cuando se empleen en usos finales que requieran estrictamente estos anchos, esto es, cuando no se sometan a procesos de corte del que se obtengan anchos iguales o menores a los mencionados. La Secretaría consideró necesario realizar esta precisión toda vez que, mediante el corte, una placa en ancho mayor a la de fabricación nacional se convierte en idéntica o similar a la misma.

58. Ninguna de las partes interesadas solicitó a la autoridad investigadora se incluyeran en el análisis los productos comprendidos en la Nota Nacional del Capítulo 72 de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación. A partir de ello y considerando que las empresas solicitantes afirmaron que, en algunos casos, los productos que no se fabrican en el territorio nacional destinados a la industria automotriz pueden ingresar por este mecanismo, la Secretaría confirmó lo expuesto en la resolución preliminar publicada en el Diario Oficial de la Federación el 12 de junio de 1995.

59. De los resultados de las indagatorias practicadas por la Secretaría que se describen en los puntos anteriores, se concluyó que los productos que se enumeran a continuación, que ingresen por las fracciones arancelarias 7208.12.01 y 7208.22.01 de la Tarifa mencionada, no son similares a los de fabricación nacional:

A. Placas en anchos mayores a 60 pulgadas, así como placas en relieve (estampadas, embozadas o moldeadas) en anchos mayores a 48 pulgadas, cuyo usos finales no permitan la utilización de anchos iguales o menores a 60 y 48 pulgadas, respectivamente.

B. Placas importadas al amparo de la Nota Nacional del Capítulo 72 de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación.

Mercado internacional

60. De acuerdo con la publicación especializada Word Steel in Figures, 1995 del International Iron and Steel Institute, durante 1994 el consumo mundial de productos de acero laminados, excluyendo a los países que son objeto de la presente investigación, se incrementó en más de 5 por ciento y alcanzó uno de los máximos niveles de los últimos años. Este dinamismo se reflejó directamente sobre los precios de los productos siderúrgicos a nivel mundial. De acuerdo con publicación The Steel Industry Outlook de Wefa Group, durante 1994 los precios de los aceros planos en los Estados Unidos de América, país que individualmente constituye el mercado más grande de productos laminados, se incrementaron en promedio 16 por ciento y, en particular, los del producto investigado entre 13 y 17 por ciento; de igual modo, los precios de exportación desde Europa aumentaron 7 por ciento.

61. El dinamismo de la industria siderúrgica contrastó con la situación de la industria de los países investigados. Por ejemplo, mientras que en los Estados Unidos Mexicanos el consumo de productos laminados en 1994 aumentó 32 por ciento, en los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas disminuyó 36 por ciento. La drástica caída en el consumo de productos siderúrgicos en los países investigados se debió a los problemas estructurales y macroeconómicos caracterizados por alta inflación y una reducción considerable en el producto interno bruto (PIB), de hecho, las cifras de Word Economic and Social Survey 1995 de las Naciones Unidas indicaron que la variación en los precios al consumidor en 1994 para los países que conforman la Comunidad de Estados Independientes fue, por ejemplo, de 294 por ciento en el caso de la Federación de Rusia o de 1,980 para la República de Kazajstán; a su vez, el PIB disminuyó 4 por ciento en la República de Uzbekistán, 15 por ciento en la Federación de Rusia o 30 por ciento en las repúblicas de Georgia o Moldova.

62. Además de la disminución en su consumo interno, el comercio de productos metálicos entre países de la Comunidad de Estados Independientes también registró un declive significativo. De acuerdo con un artículo publicado en la revista Metal Bulletin, los embarques siderúrgicos rusos al resto de los países de la Comunidad de Estados Independientes disminuyeron en más de 50 por ciento entre 1992 y 1994. De igual forma, durante 1994 la Federación de Rusia sólo exportó hacia la República de Ucrania el 5 por ciento del volumen en toneladas de productos laminados que le había exportado durante 1990.

63. No obstante sus problemas de carácter interno, los países investigados sobresalen por su nivel de producción siderúrgica. Tan sólo la Federación de Rusia, las Repúblicas de Ucrania y Kazajstán cuentan con 14 de las principales empresas productoras mundiales de acero crudo. De acuerdo con las cifras del International Iron and Steel Institute y de la publicación The Steel Markets in 1994 and the Outlook for 1995 and 1996 de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), después de Japón, la República Popular China y los Estados Unidos de América, la Federación de Rusia ocupó la cuarta posición en la producción mundial de acero crudo y la República de Ucrania la novena durante 1994. En conjunto, los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas representaron el 11 por ciento de la producción mundial.

64. De esta forma, ante el declive en su consumo interno y su comercio intrarregional, los países investigados afrontaron bajos índices de utilización de su capacidad instalada y altos niveles de exportación. De acuerdo con la publicación de la OCDE, señalada en el párrafo anterior, el índice promedio de capacidad ociosa para los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas fue del 50 por ciento durante 1994. En particular, para la Federación de Rusia fue de 45 por ciento y para las repúblicas de Ucrania y Kazajstán, del 57 y 55 por ciento, respectivamente. En conjunto, estos tres países representan más del 90 por ciento de la producción total de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Por otra parte, durante 1993 la Federación de Rusia y la República de Ucrania ocuparon el cuarto y sexto lugar entre los países que fueron exportadores netos de acero a nivel mundial, es decir, considerando la diferencia entre lo que exportaron y lo que importaron.

Mercado nacional

A. Producción nacional

65. La industria nacional de placa en rollo está integrada por las tres empresas solicitantes. En el periodo investigado Altos Hornos de México, S.A. de C.V. participó con el 60.6 por ciento de la producción nacional, Hylsa, S.A. de C.V., con el 38.9 por ciento, y APM, S.A. de C.V., quien inició operaciones productivas de placa en rollo en mayo de 1994, con el 0.4 por ciento.

66. En el periodo investigado, Altos Hornos de México, S.A. de C.V. realizó importaciones de placa en rollo. Al respecto, el Gobierno de la Federación de Rusia argumentó que este hecho era una contradicción, puesto que esta empresa tenía el doble papel "de productora y de importadora, o sea, de demandante y demandada". Altos Hornos de México, S.A. de C.V replicó que no existía ninguna contradicción, ya que además de que dichas importaciones se realizaron ante el paro programado realizado en su línea de producción, éstas no provinieron de los países investigados. Asimismo, explicó que al vender los productos importados en condiciones análogas a las de sus productos, éstas no afectaron al mercado nacional.

67. La Secretaría tomó en cuenta las razones por las cuales fueron realizadas estas importaciones y evaluó si dichas importaciones pudieron influir en el daño alegado por las propias solicitantes. Con base en reportes de producción y la capacidad instalada nacional, la Secretaría constató que, en efecto, dichas importaciones se realizaron entre mayo y julio de 1994 ante el eventual paro que realizó Altos Hornos de México, S.A. de C.V. Asimismo, del listado de pedimentos de importación de las empresas importadoras se observó que dichas importaciones no provinieron de los países investigados, por lo que éstas no pudieron constituir la causa del daño alegado, según lo dispuesto en el artículo 60 del Reglamento de la Ley de Comercio Exterior. En tal virtud, la Secretaría consideró a las tres empresas solicitantes representativas de la producción nacional de placa en rollo.

B. Consumidores nacionales

68. Los consumidores nacionales de la placa en rollo importada y de fabricación nacional son fundamentalmente empresas pertenecientes a las industrias de la construcción, tubería, tanquería, automotriz, pailería y galvanizadora, quienes utilizan ese producto investigado básicamente para la fabricación de calderas, recipientes a presión, cilindros para gas, rines y partes automotrices, buques o tuberías para agua y petróleo.

C. Canales de distribución

69. La comercialización del acero en los Estados Unidos Mexicanos se realiza normalmente a través de empresas distribuidoras o centros de servicio y, en menor medida, a través de la venta directa a los usuarios finales. Las empresas importadoras del producto procedente de los países investigados fueron, a su vez, compañías distribuidoras o centros de servicio que son o fueron clientes de los productores nacionales que adquirieron el producto importado a través de empresas conocidas como "traders", las cuales se caracterizan por manejar volúmenes importantes en la comercialización de productos siderúrgicos a nivel mundial.

70. Con el fin de evaluar si las importaciones investigadas en condiciones de discriminación de precios causaron daño a la producción nacional de mercancías similares, la Secretaría con fundamento en los artículos 39 y 41 de la Ley de Comercio Exterior, 59, 63, 64, 65 y 66 de su Reglamento analizó el comportamiento del volúmenes de las importaciones objeto de investigación, el efecto de sus precios sobre los precios en el mercado interno, así como los efectos consiguientes sobre la producción nacional, obteniendo los resultados que a continuación se describen.

71. La Federación de Rusia y la empresa exportadora Severstal JSC manifestaron que 1994 fue un año atípico tanto para el mercado internacional como para la producción nacional de placa de acero en rollo puesto que, según sus afirmaciones, durante este año ocurrieron los siguientes hechos: a) se registró una caída en los precios internacionales del acero; b) la apertura comercial de los Estados Unidos Mexicanos era reciente y el peso se encontraba sobrevaluado y, finalmente, c) que una de las empresas solicitantes inició operaciones y otra llevó a cabo un paro en su producción. Por lo cual, concluyeron que el periodo investigado no podía ser considerado como representativo de la situación nacional.

72. La Secretaría desestimó los argumentos anteriores por los siguientes motivos. En primer lugar, de acuerdo con los resultados descritos en los puntos 60 a 64 de esta Resolución, con excepción de lo ocurrido en el consumo de algunos países, entre los que destacan fundamentalmente los investigados, tanto el consumo como los precios de productos siderúrgicos a nivel mundial mostraron un repunte durante 1994. En segundo lugar, la política de liberalización comercial de los Estados Unidos Mexicanos en materia siderúrgica ha estado prácticamente consolidada al menos desde 1988. Para este año, no existían permisos de importación y los aranceles se fijaron a su nivel actual. Por otra parte ni la Federación de Rusia ni la empresa exportadora Severstal JSC justificaron la razón por la cual los aspectos relacionados con la paridad del peso mexicano podrían eliminar la posibilidad de daño en los términos de la Ley de Comercio Exterior, es decir, el daño derivado directamente de las importaciones en condiciones de altos márgenes de discriminación de precios. En tercer lugar, el hecho de que una de las empresas solicitantes hubiera iniciado operaciones durante el periodo investigado no implica que el periodo analizado no sea representativo de la situación nacional ni tampoco elimina la posibilidad de daño en los términos de la Ley invocada y sus disposiciones reglamentarias. En su lugar, es necesario realizar una evaluación de todos los factores que influyeron en la situación de la industria, incluyendo, por supuesto, los efectos de las importaciones en condiciones de discriminación de precios. La Secretaría tomó en cuenta el paro realizado por otro de los solicitantes. De hecho, en el punto 45 de la resolución preliminar se expuso que Altos Hornos de México, S.A. de C.V., no fabricó placa en rollo durante junio de 1994 a fin de modernizar sus líneas de producción, por lo que, para efectos de la evaluación de daño, la Secretaría consideró atípico el mes de junio y analizó los efectos de las importaciones sobre la producción nacional a través de la información correspondiente al periodo de enero a mayo de 1994.

A. Importaciones objeto de discriminación de precios

a. Origen del producto investigado

73. De acuerdo con los fallos mencionados en los puntos 2 y 10 de esta Resolución, los países investigados fueron las repúblicas de Armenia, Azerbaiyana, Belarús, Estonia, Georgia, Kazajstán, Kirguistán, Letonia, Lituania, Moldova, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania, Uzbekistán y la Federación de Rusia. En la etapa final del procedimiento, los gobiernos de las repúblicas de Ucrania y Belarús manifestaron que en sus estadísticas de comercio exterior no se registraron exportaciones hacia los Estados Unidos Mexicanos de productos originarios de dichas naciones durante el periodo investigado ni existen evidencias aportadas por las solicitantes que mostraran que empresas pertenecientes a estas repúblicas hubiesen exportado a los Estados Unidos Mexicanos, por lo que solicitaron ser excluidas de la investigación.

74. El Gobierno de la Federación de Rusia manifestó que si bien en los Estados Unidos Mexicanos se registraron importaciones originarias de esta nación las empresas productoras rusas no realizaron contratos de compra-venta directos con empresas mexicanas. Al respecto, con base en las facturas, pedimentos y los certificados de origen de las mercancías investigadas, la Secretaría detectó que el producto investigado normalmente se comercializó a través de países distintos a su lugar de origen hasta llegar a los Estados Unidos Mexicanos. Por ejemplo, fue común encontrar que el producto de origen ruso fuera embarcado por un "trader" radicado en Suiza desde Klaipeda, República de Lituania, hasta el Estado de Veracruz, o bien desde Klaipeda a Brownsville, Texas, hasta ingresar por la aduana de Matamoros, Tamps. De esta forma, el hecho de que no se hubieran realizado contratos "directos" entre empresas mexicanas y rusas, o que el producto se hubiera canalizado vía terceros países, no altera el origen ruso de las importaciones investigadas.

75. Las empresas solicitantes manifestaron que no obstante la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, los Estados que formaron parte de ella no deben considerarse en forma aislada, puesto que luego de su separación conformaron la Comunidad de Estados Independientes (CEI), que los obligó a mantener una complementación e interrelación sectorial, actuando como una sola entidad. De esta forma, las solicitantes pidieron que la investigación abarcara el conjunto de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas especialmente los de la CEI, a fin de evitar la triangulación de los productos. Las empresas solicitantes señalaron que el producto importado objeto de la presente investigación fue originario de la Federación de Rusia principalmente y en menor medida de la República de Kazajstán.

76. La Secretaría tomó en cuenta los argumentos y pruebas presentadas por las partes interesadas, y solicitó a diferentes agentes aduanales, asi como a la Administración General de Aduanas copias de los pedimentos de importación, facturas y certificados de origen de las transacciones que se registraron en las estadísticas oficiales respecto a las importaciones que provinieron de la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

77. Con base en lo anterior, los 63 pedimentos de importación que se registraron en el Sistema de Información Comercial de México de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial como importaciones originarias de la entonces Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas en el periodo investigado, enero a junio de 1994, fueron debidamente documentados.

78. La Secretaría determinó que en el 100 por ciento de los pedimentos analizados, las importaciones registradas por el Sistema de Información Comercial de México de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, fueron originarias de la Federación de Rusia. En algunos casos, los certificados de origen y de calidad de los productos especificaron como productores y/o exportadores a plantas tales como Novolipetsk Met Zavod, Metallurgov 2 o Severstal JSC. En otros casos, no se especificó el nombre del productor, pero se indicó el origen ruso de los productos investigados.

79. Las empresas Placa y Lámina Estructural, S.A. de C.V. y Lámina y Placa de Monterrey, S.A. de C.V. señalaron que sus importaciones provinieron de la República de Lituania; sin embargo, como ya se señaló, los certificados de origen correspondientes indicaron claramente que el país de origen de los productos fue la Federación de Rusia. La Secretaría determinó que tanto la fecha de embarque de exportación, como la fecha de importación de la mercancía originaria de la República de Kazajstán fue realizada fuera del periodo investigado, por lo que este país no se incluyó en el análisis de daño y causalidad.

80. Con arreglo a la valoración de las pruebas aportadas por las empresas solicitantes, importadoras, gobiernos y exportadora, así como del resultado de las investigaciones realizadas por la Secretaría, mismas que se describen en los puntos precedentes, se concluyó que las importaciones investigadas fueron originarias de la Federación de Rusia. Para el resto de las repúblicas, la Secretaría no tuvo evidencias de que hubieran realizado exportaciones directas o indirectas hacia los Estados Unidos Mexicanos durante el periodo investigado.

b. Crecimiento de las importaciones investigadas

81. Una vez determinado el país de origen de los productos investigados, la Secretaría analizó si estas importaciones registraron un incremento considerable en los términos del artículo 41, fracción I, del Reglamento de la Ley de Comercio Exterior. Con base en la información oficial que se obtuvo del Sistema de Información Comercial de México de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, hasta noviembre de 1993 no se habían registrado importaciones del producto investigado. Sin embargo, en diciembre del mismo año se registraron las primeras importaciones procedentes de estos países y éstas alcanzaron a representar más del 3 por ciento del consumo nacional aparente.

82. Durante el periodo de enero a mayo de 1994, las importaciones investigadas registraron una tasa de crecimiento promedio mensual de 0.19 por ciento; en promedio, su participación en el consumo nacional aparente fue del 12 por ciento, representando el 33 por ciento del volumen total importado en dicho periodo, es decir, de enero a mayo de 1994; además, en meses como marzo o abril, dichas mercancías llegaron a representar entre el 36 y 57 por ciento de las importaciones totales. En relación con la producción nacional, las importaciones investigadas representaron el 4 por ciento en diciembre de 1993 y el 19 por ciento en el periodo de enero a mayo de 1994.

83. De los resultados anteriores, la Secretaría concluyó que las importaciones investigadas en condiciones de discriminación de precios registraron un crecimiento considerable tanto en términos absolutos como en relación con el resto de las importaciones, el consumo nacional aparente y la producción nacional de placa de acero en rollo.

84. La Secretaría analizó si las importaciones investigadas concurrieron a los mismos mercados o atendieron a consumidores reales o potenciales de productos nacionales, y si ambos utilizaron los mismos canales de distribución, como se ordena en el artículo 64 fracción I, del Reglamento de la Ley de Comercio Exterior. Con base en los listados de pedimentos de importación por empresa se detectó que durante el periodo investigado las importaciones procedentes de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas fueron realizadas por 9 empresas distribuidoras o centros de servicio, quienes adquirieron productos idénticos o similares a los nacionales al someter las placas en anchos mayores a 60 pulgadas a procesos de corte como se expuso en los puntos 51 a 59 de esta Resolución. De acuerdo con los listados de venta por cliente presentados por los solicitantes, la totalidad de estos importadores son o han sido clientes directos de los productores nacionales.

85. Con base en los pedimentos de importación, los listados de clientes de los productores nacionales, la información de las empresas Francisco Bautista, S.A. de C.V., Transformaciones Metalúrgicas, S.A. de C.V., Lámina y Placa de Monterrey, S.A. de C.V., Placa y Lámina Estructural, S.A. de C.V., Aceros Monterrey, S.A. de C.V. y la que la propia Secretaría se allegó, se detectó que los distribuidores o centros de servicio que importaron el producto investigado se encuentran ubicados principalmente en los Estados de México, Nuevo León y el Distrito Federal y que el producto se destinó básicamente a la fabricación de equipos de proceso y pailería, tanques, construcción, maquinaria, partes automotrices y estructuras; todos ellos, clientes y principales mercados abastecidos por los productores nacionales.

B. Efectos sobre los precios

86. De conformidad con los artículos 41 fracción II, de la Ley de Comercio Exterior y 64 fracción II, de su Reglamento, la Secretaría evaluó si las importaciones en condiciones de discriminación de precios se realizaron a precios considerablemente inferiores a los precios en los Estados Unidos Mexicanos y si el efecto de tales importaciones fue abatir los precios del producto nacional o impedir el aumento que en otras circunstancias se hubiera producido.

87. A partir de la revisión de los pedimentos de importación y sus facturas correspondientes, la Secretaría determinó que los precios de las importaciones investigadas que se obtuvieron del Sistema de Información Comercial de México de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial se encuentran a un nivel CIF, es decir, incluyen fletes internacionales y seguros. De esta forma, con el fin de comparar los precios de las importaciones puestos en los Estados Unidos Mexicanos con los de fabricación nacional, la Secretaría agregó los aranceles y derechos de trámite aduanero a los precios derivados de los valores y volúmenes que reportó el Sistema mencionado.

88. Con base en este procedimiento se determinó que durante el periodo de enero a mayo de 1994, los precios promedio de las mercancías investigadas en condiciones de discriminación de precios se ubicaron 14 por ciento por debajo de los precios promedio nacionales. Además de bajos, los precios de las importaciones investigadas disminuyeron 3 por ciento en el segundo trimestre de 1994 en relación con el primer trimestre del mismo año.

89. Los precios de las mercancías investigadas también fueron menores a los precios de importación de otras procedencias. De acuerdo con el Sistema de Información Comercial de México, en el periodo de enero a mayo de 1994, el precio promedio de importación originaria de la Federación de Rusia se ubicó 3 por ciento por debajo del precio promedio del resto de las importaciones, el cual incluso considera transacciones procedentes de países que se han investigado por prácticas de discriminación de precios y/o por subvención, tales como Canadá, las repúblicas de Brasil, Sudáfrica y Venezuela o los Estados Unidos de América.

90. Adicionalmente, las solicitantes argumentaron que las importaciones investigadas son frecuentemente ofrecidas en plazos mayores a los ofrecidos por la industria nacional, lo que se traduce en precios aun menores que los que se obtuvieron del Sistema de Información Comercial de México. Con base en las facturas de compra del material investigado presentadas tanto por las empresas importadoras como por diferentes agentes aduanales y la Administración General de Aduanas, se observó que, en la mayoría de los casos, los términos de venta del producto importado contemplaron plazos hasta 5 veces mayores que los plazos nacionales. Al considerar los días de diferencia en los términos de pago entre ambos productos, a una tasa promedio anual prime rate de 7.5 por ciento, los precios reales de importación serían al menos 2.5 por ciento inferiores a los obtenidos a través del Sistema de Información Comercial de México, lo que se traduce, evidentemente, en precios todavía menores con respecto a los precios nacionales.

91. Ante tales circunstancias, las empresas solicitantes manifestaron que las importaciones investigadas en condiciones de discriminación de precios provocaron una contención sobre los precios nacionales. Para sustentar sus argumentos, presentaron una comparación entre el nivel y crecimiento de los precios de venta en el mercado interno de productores mexicanos contra los registrados en el mercado interno de los Estados Unidos de América, así como información sobre la reducción en sus márgenes de operación como consecuencia de un mayor incremento en los costos que en sus precios al mercado internúmero Por la cercanía de los mercados, y porque los Estados Unidos de América ocupó el primer lugar en cuanto a tamaño de consumo nacional y la tercera posición en lo que respecta a producción mundial de acero crudo, según la publicación The Steel Markets in 1994 and the Outlook for 1995 and 1996, la Secretaría consideró los precios señalados por las solicitantes como parámetro adecuado para evaluar la contención en los precios nacionales.

92. De acuerdo con información basada en la revista especializada The Wefa Group presentada por las empresas solicitantes, se observó que, en efecto, en el periodo enero a mayo de 1994 los precios relativos entre los precios nacionales al mercado interno y los precios en el mercado estadounidense de placa de acero en rollo o lámina en caliente en hoja, mostraron una clara disminución como resultado del menor dinamismo en los precios nacionales, puesto que los precios en los Estados Unidos de América aumentaron en promedio 11 puntos porcentuales más que los precios nacionales. De hecho, las cifras anuales indicaron que mientras los precios nacionales aumentaron 4 por ciento, los del mercado en los Estados Unidos de América lo hicieron en 13 por ciento.

93. Asimismo, con base en información sobre la estructura de costos de las empresas solicitantes se observó que los márgenes de operación, es decir, la diferencia entre los precios y los costos totales de fabricación de placa de acero en rollo, fueron negativos para cada una de las empresas solicitantes y que, además, éstos se redujeron considerablemente entre 1993 y 1994 en las dos empresas que operaron en ambos años.

94. La empresa exportadora Severstal JSC señaló que el problema sobre los precios nacionales no se explicó por las prácticas de discriminación de precios, sino por la caída en los precios mundiales del acero en el periodo investigado. Sin embargo, esta empresa no presentó información probatoria que sustentara su argumento sobre la caída en los precios internacionales. En su lugar, como se expuso anteriormente, las cifras indicaron que durante 1994 los precios internacionales de productos siderúrgicos mostraron una clara tendencia a la recuperación, además de que la Secretaría determinó altos márgenes de discriminación en las importaciones investigadas.

95. Con respecto a los precios internacionales, las cifras de The Wefa Group mostraron que los precios en el mercado de los Estados Unidos de América del producto investigado prácticamente se incrementaron en cada uno de los meses durante el periodo comprendido entre enero y mayo de 1994, en un promedio mensual que osciló entre el 2 y 3 por ciento, mientras que para los nacionales éste fue sólo de 0.7 por ciento, registrando una reducción de 4 por ciento en el último mes de dicho periodo.

96. De igual modo, las empresas importadoras comparecientes señalaron que si bien el precio y el crédito de las mercancías investigadas fue más atractivo que el de los productos nacionales, las importaciones no se realizaron por las condiciones de discriminación de precios, sino por factores tales como disponibilidad y calidad del producto, seguridad en el abastecimiento y la eficacia en el servicio. Con el fin de evaluar tanto los argumentos de las empresas importadoras y los de la exportadora, la Secretaría analizó si por efectos de la discriminación de precios las importaciones investigadas se ubicaron a precios considerablemente menores que los nacionales. Para ello, fueron comparados los precios a los que llegaron las mercancías investigadas al mercado mexicano en condiciones de discriminación de precios contra los precios a los que hubiesen llegado de no haber incurrido en dichas prácticas. La Secretaría agregó a los precios de importación CIF que se obtuvieron del Sistema de Información Comercial de México de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, los gastos aduanales y los márgenes de dumping que se detallan en la Sección de "Análisis de discriminación de precios", toda vez que en los pedimentos de importación revisados se detectó que durante el periodo investigado los importadores pagaron sus impuestos respectivos sobre este precio. Los resultados mostraron que los precios de las mercancías investigadas hubieran ingresado al mercado nacional con precios 11 por ciento mayores que los nacionales de no haberse realizado en condiciones de discriminación de precios, o sea que hubieran competido a precios sustancialmente mayores que los nacionales.

97. La Secretaría también evaluó el comportamiento en los precios de las nueve empresas importadoras del producto ruso en relación con los precios que pagaron por productos nacionales y los de países distintos a los investigados. Los resultados indicaron que en los primeros cinco meses de 1994, los precios promedio de producto ruso para cada uno de los ocho importadores fueron sustancialmente menores a los precios que pagaron por producto nacional, en porcentajes que oscilaron entre 6 y 21 por ciento; el otro de los importadores no adquirió producto nacional. Asimismo, en el 88 por ciento de los casos, el precio de importación del producto ruso fue menor al que se pagó por productos de otros orígenes; incluso, para el 50 por ciento de los importadores fue más atractivo el precio del producto investigado que aquel pagado por producto de otros orígenes durante el primer semestre de 1992, cuando el consumo y los precios mundiales de productos siderúrgicos eran considerablemente menores.

98. Derivado de lo descrito, la Secretaría admitió que durante el periodo investigado, aun excluyendo el mes en que se llevó a cabo un paro temporal en la producción de una de las solicitantes, se registró una significativa relación entre los bajos precios de las importaciones investigadas, las condiciones de discriminación de precios y el crecimiento de los volúmenes importados, lo que a su vez provocó una contención sobre los precios de venta al mercado interno de los productos nacionales, puesto que además de ser productos similares a los de fabricación nacional, ambos productos compitieron directamente en los mismos mercados y abastecieron a los mismos clientes a través de los canales de distribución comúnmente utilizados por los nacionales.

C. Efectos sobre la producción nacional

99. En el análisis de la existencia de daño a la industria nacional, la Secretaría consideró todos los factores e índices económicos relevantes que influyeron en la situación particular de la propia industria, tales como comportamiento del mercado, producción nacional, ventas, ingresos, inventarios, utilidades, capacidad instalada, empleo y situación financiera de la industria nacional, conforme lo establecen los artículos 41 fracción III, de la Ley de Comercio Exterior, y 64 fracción III, de su Reglamento.

100. En el periodo de enero a mayo de 1994, la producción nacional y la producción orientada al mercado interno de placa de acero en rollo disminuyeron 2 y 3 por ciento, respectivamente. Durante este periodo, como consecuencia del dinamismo registrado principalmente en los sectores de maquinaria y equipo, otros productos metálicos y el automotriz, el mercado nacional de placa en rollo, medido a través del consumo nacional aparente, se incrementó 32 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

101. De esta forma, la participación de la producción nacional en el mercado interno disminuyó en más de 22 puntos porcentuales al pasar de representar el 85 por ciento en el periodo enero a mayo de 1993 al 63 por ciento en el mismo lapso de 1994. La menor participación de la producción nacional se registró al tiempo en que se incrementó la participación de las importaciones investigadas en el mercado nacional en 12 puntos porcentuales.

102. Por su parte, las exportaciones nacionales de placa de acero en rollo se incrementaron 24 por ciento en el periodo analizado. Sin embargo, éstas representaron sólo el 2 por ciento de la producción, lo que en términos absolutos fue insuficiente para revertir la tendencia negativa en la producción nacional.

103. En el periodo de enero a mayo de 1994, los volúmenes de las ventas internas de la industria nacional registraron un aumento de 1 por ciento con respecto al mismo periodo de 1993; no obstante, el aumento en las ventas fue sustancialmente menor al aumento registrado por el consumo nacional aparente que se mencionó anteriormente.

104. A partir de la información presentada por las empresas solicitantes sobre sus clientes de placa de acero en rollo, incluyendo aquellos que disminuyeron sus compras o dejaron de comprar durante el periodo investigado, y el listado de pedimentos de importación por empresa, la Secretaría comprobó que el total de las empresas que realizaron importaciones procedentes de los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas fueron clientes directos de los productores nacionales, quienes disminuyeron en 43 por ciento sus adquisiciones de producto nacional al tiempo que importaron el producto procedente de dichos Estados en condiciones de discriminación de precios.

105. De igual modo, las empresas importadoras también sustituyeron producto procedente de países distintos a los investigados por adquirir productos originarios de la Federación de Rusia. En efecto, de acuerdo con los listados de pedimentos por empresa importadora, durante enero a junio de 1992, la totalidad de las adquisiciones externas de las empresas importadoras investigadas provenían de países distintos a los Estados que integraron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas sin embargo, para el primer semestre de 1994, éstas disminuyeron en promedio en 19 por ciento, y el 54 por ciento de sus importaciones, esto es, el grueso de sus adquisiciones, fueron de productos rusos.

106. Por lo anteriormente expuesto, la Secretaría determinó que las condiciones de discriminación de precios de las importaciones investigadas tuvieron como efecto desplazar directamente las ventas reales e indirectamente, las ventas potenciales del producto nacional en el periodo investigado, puesto que no sólo implicaron una significativa reducción en términos absolutos de las compras nacionales, sino que también sustituyeron importaciones que actualmente se encuentran sujetas al pago de cuotas antidumping por sus efectos lesivos sobre la industria nacional como en el caso de las procedentes de los Estados Unidos de América país desde el cual los importadores investigados adquirieron prácticamente el 50 por ciento de sus importaciones durante el primer semestre de 1992.

107. Al respecto, tanto la empresa exportadora Severstal JSC como los importadores comparecientes manifestaron que la pérdida de participación en el mercado de la industria nacional se originó por los problemas de producción y abastecimiento de las empresas solicitantes, haciendo referencia fundamentalmente al paro programado de Altos Hornos de México, S.A. de C.V. y al arranque de operaciones de APM, S.A. de C.V., durante el periodo investigado. Asimismo, indicaron que debido a la falta de producción nacional, los consumidores del producto investigado no tuvieron otra alternativa más que importar el producto, no sólo de Rusia sino también de otros países para cubrir sus necesidades, por lo que las importaciones de placa de acero en rollo investigadas fueron el resultado directo de las dificultades del déficit en el mercado nacional.

108. Sin embargo, ninguna de las empresas importadoras presentó información relativa a los intentos infructuosos para adquirir producto nacional, o a la imposibilidad técnica de los productores nacionales de ofrecer el producto investigado. Por su parte, el exportador señalado sólo comentó que el hecho de que se registrara un nivel significativo de importaciones de placa de acero en rollo indicaba que la industria nacional no podía satisfacer la demanda interna. Aun con ello, la Secretaría procedió a evaluar las anteriores argumentaciones, tomando en cuenta el crecimiento de las importaciones y los datos proporcionados por Altos Hornos de México, S.A. de C.V., relativos al paro en su línea de producción y a la capacidad de abastecimiento de la industria nacional.

109. A partir de las estadísticas de producción mensual y de la capacidad instalada de las empresas solicitantes, y las que se obtienen del Sistema Comercial de México de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, la autoridad investigadora determinó que el crecimiento en las importaciones investigadas fue un evento ajeno al paro programado que llevó a cabo Altos Hornos de México, S.A. de C.V. En efecto, estas importaciones irrumpieron desde diciembre de 1993 e incluso, durante meses tales como enero, marzo o abril de 1994, es decir, desde antes del paro mencionado, la participación de estos países en el mercado nacional llegó a ser entre 11 y 21 por ciento. Además, el volumen total importado desde los países investigados durante el primer semestre de 1994 fue sustancialmente mayor a la reducción en la producción que significó el paro programado de Altos Hornos de México, S.A. de C.V.

110. Aún más, a pesar del restablecimiento de operaciones de Altos Hornos de México, S.A. de C.V., a partir del julio de 1994, esto es, una vez que concluyó el paro mencionado, la producción de esta empresa volvió a su nivel normal, el volumen y la participación de las importaciones investigadas en el mercado interno se mantuvieron en niveles significativos, de tal forma que, para el segundo semestre de 1994 su participación en el mercado fue de 19 por ciento contra el 18 por ciento alcanzado en el primer semestre del año. Lo anterior demuestra que las importaciones investigadas no disminuyeron conforme la producción de una de las solicitantes se restableció normalmente; en cambio, éstas se incrementaron 25 por ciento en el segundo semestre del año con respecto al semestre anterior, lo que confirmó que ambos hechos, el crecimiento de las importaciones en condiciones de discriminación de precios y el paro programado de Altos Hornos de México, S.A. de C.V., fueron hechos independientes.

111. Altos Hornos de México, S.A. de C.V. manifestó que por efecto de las importaciones la producción nacional empezó a disminuir en los primeros cinco meses de 1994, aunque en el mes de junio se redujo aún más debido al paro programado del molino de laminación en caliente. Esta empresa señaló que para abastecer el mercado nacional emprendió las siguientes medidas: a) negociar con clientes el envío anticipado de sus volúmenes de consumo, b) mantener un stock suficiente de inventario del producto investigado, y c) contratar con proveedores nacionales y extranjeros la adquisición del producto.

112. Con respecto al envío anticipado de productos, las cifras indicaron que el volumen de ventas de Altos Hornos de México, S.A. de C.V., durante el periodo diciembre de 1993 a marzo de 1994 superó el volumen registrado en periodos previos comparables, de tal forma que en promedio las ventas en el primer periodo señalado fueron 36 por ciento mayores que aquellas realizadas en los mismos periodos desde 1991 hasta 1993, lo que indica que, en efecto, esta empresa envió a sus clientes mayor cantidad de productos que los que surte normalmente como una medida preventiva ante el paro realizado.

113. Por otro lado, de acuerdo con la información de Altos Hornos de México, S.A. de C.V., prácticamente durante todos los meses señalados en el párrafo anterior, contó con un nivel de inventarios suficiente para sustituir los volúmenes importados en condiciones de discriminación de precios e incluso se incrementó en más de 32 por ciento entre enero y mayo de 1994, ello sin contar las exportaciones que realizó dicha empresa o los inventarios almacenados por Hylsa, S.A. de C.V., por lo que la Secretaría consideró que durante el tiempo en que se realizaron las importaciones investigadas esta empresa solicitante tenía producto disponible.

114. La Secretaría analizó la capacidad de la industria nacional con respecto al tamaño del mercado nacional en el periodo investigado. Los resultados indicaron que la disminución de la producción de placa en rollo de Altos Hornos de México, S.A. de C.V. fue más que compensada por la capacidad de producción de APM, S.A. de C.V., quien entró al mercado nacional a partir de mayo de 1994 y la capacidad de producción de Hylsa, S.A. de C.V., quien registró un incremento en su producción en el periodo investigado, pero inferior al crecimiento en sus ventas internas. Asimismo, las cifras relativas a la capacidad de la industria nacional fueron considerablemente mayores que el tamaño del mercado nacional de placa de acero en rollo objeto de la investigación. Además, al comparar la oferta con la demanda nacional del producto investigado considerando sólo la información correspondiente a la producción real más inventarios nacionales, así como la importación de otras procedencias, se observó que tanto en el periodo investigado como en el segundo semestre del año, el volumen de importación de las mercancías investigadas en condiciones de discriminación de precios excedió con creces la diferencia entre ambos conceptos, lo que significa que dichas importaciones no se realizaron por falta de producto, además de que no se presentó ninguna prueba que mostrara la existencia de esta posibilidad.

115. El producto investigado se fabrica en la misma línea de producción de la de lámina en caliente. Por tal motivo, las empresas solicitantes presentaron información de la capacidad instalada y la utilización de la misma que incluye tanto a los productos investigados como aquellos que no lo son. De conformidad con el artículo 66 del Reglamento de la Ley de Comercio Exterior, la Secretaría evaluó la utilización y la capacidad instalada de la industria nacional a partir de las cifras reales correspondientes a los molinos de laminación en caliente, considerando elementos tales como las mezclas típicas de los insumos y los productos terminados, cuellos de botella, paros programados y paros imprevistos derivados de reparación, mantenimiento o demoras, incluyendo, por supuesto, tanto los días que duró el paro programado de Altos Hornos de México, S.A. de C.V., como los meses durante los cuales APM, S.A. de C.V., no fabricó el producto investigado, de lo que se obtuvo el tiempo real disponible de operación en las plantas.

116. La Secretaría, con base en la información anterior, calculó el índice de utilización de la capacidad instalada real de la industria nacional considerando la producción total en las líneas de producción. Los resultados mostraron que durante 1994 el índice de utilización de la capacidad instalada nacional fue 5 puntos porcentuales inferior al índice registrado durante 1993, llegando a su nivel mínimo de los últimos 4 años. Además, en términos absolutos, la capacidad ociosa de la industria nacional fue suficiente para abastecer la totalidad de las importaciones investigadas en condiciones de discriminación de precios. Asimismo, las empresas solicitantes manifestaron que el mayor nivel de importaciones en condiciones de discriminación de precios se realizó incluso durante los meses en que la demanda de placa de acero en rollo es tradicionalmente menor. A partir de la información bimestral del consumo nacional aparente de 1991 hasta 1994, la Secretaría observó que, en efecto, durante el periodo mayo-junio el consumo es relativamente menor con respecto a los periodos bimestrales del resto del año; en promedio, esta diferencia fue de 14 por ciento.

117. La Secretaría consideró que el efecto del paro programado de Altos Hornos de México, S.A. de C.V. fue absorbido por la estrategia de suministro empleada, y determinó que el paro en la línea de producción no fue la causa de la disminución de la producción y la pérdida de participación de la producción nacional ni del crecimiento de las importaciones investigadas durante el periodo investigado.

118. La Secretaría desestimó el argumento de la empresa exportadora Severstal JSC y de las empresas importadoras en el sentido de que dado un nivel de capacidad instalada o una disminución en la producción nacional por efecto de un paro temporal, la industria nacional no podía sufrir daño como efecto de las importaciones investigadas, puesto que la determinación de la existencia o no de daño no se basa en la evolución de un sólo indicador ni en un indicador aislado, sino en la evolución conjunta de los indicadores establecidos en la legislación aplicable. Al respecto, una industria puede ser dañada por importaciones en condiciones de discriminación de precios, aun en el extremo de operar a plena capacidad real, principalmente si ésta es intensiva en capital y requiere operar a niveles altos de producción, puesto que el efecto de dichas importaciones podría trasladarse a los precios y a las utilidades de operación; hecho que afectarán directamente la viabilidad de la industria.

119. La Secretaría procedió a evaluar los efectos de las importaciones sobre los ingresos, las utilidades, y los márgenes de operación de la industria nacional. Al respecto, las empresas solicitantes mencionaron que, como efecto de la contención de precios, los incrementos en sus precios no fueron suficientes para compensar los mayores incrementos en los costos de producción. La Secretaría revisó la estructura de costos de estas solicitantes y comparó el crecimiento de los costos totales con el registrado en los precios y observó que, durante 1994 los costos de la industria nacional se incrementaron en 31 por ciento, mientras que el precio de venta aumentó sólo 4 por ciento respecto a 1993. En particular, los costos de placa de acero en rollo de Hylsa, S.A. de C.V., se incrementaron en 27 puntos porcentuales más que sus precios promedio de venta y, en el caso de Altos Hornos de México, S.A. de C.V., esta diferencia fue de 31 puntos porcentuales.

120. De acuerdo con la información aportada por APM, S.A. de C.V., desde mayo de 1994 registró una constante reducción de las utilidades por tonelada producida y, de hecho, esta empresa registró pérdidas derivadas del efecto combinado de bajos niveles de ventas internas y reducción en los precios de los productos investigados.

121. A partir de la información que registra el Sistema de Información Comercial de México de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, y de la estructura de costos proporcionada por las empresas solicitantes, se observó que durante el periodo investigado el precio de las importaciones investigadas en condiciones de discriminación de precios, además de ubicarse a niveles considerablemente inferiores a los precios nacionales, se ubicó incluso por debajo de los costos totales de producción de las empresas solicitantes en porcentajes que fueron del 7 al 30 por ciento; hechos que corroboran que las importaciones investigadas provocaron una contención de precios nacionales.

122. A partir de la información de ventas por clientes de los productores nacionales, se observó que durante los primeros cinco meses de 1994 la industria nacional no sólo disminuyó sus volúmenes de venta a las empresas que fueron importadoras del producto investigado, con respecto al mismo periodo de 1993, sino que además disminuyó 36 por ciento sus ingresos derivados de las ventas a dichos importadores. De esta forma, el comportamiento en los precios nacionales ofrecidos a dichos clientes no alcanzó a compensar el efecto negativo sobre los volúmenes vendidos, y los ingresos netos de la industria nacional se redujeron significativamente.

123. Las empresas solicitantes mencionaron que los efectos negativos de las importaciones investigadas también se reflejaron en los indicadores financieros de los productores nacionales. Para demostrarlo, presentaron información relativa a las razones financieras que se deriva de los estados financieros desde 1992 hasta el primer semestre de 1994 y los correspondientes exclusivamente al producto investigado como los que se describen en los puntos anteriores. Del análisis financiero realizado por esta Secretaría, se determinó que en general, la situación financiera de las tres empresas productoras mostró efectivamente una situación insatisfactoria, reflejada en márgenes de rentabilidad netos y de operación negativos.

124. A pesar del deterioro de la situación financiera de las tres empresas consideradas, la Secretaría advirtió que la información financiera total o consolidada que se deriva de los estados financieros de las empresas solicitantes no es atribuible exclusivamente al producto investigado, en virtud de que los mismos constituyen sólo una parte de las ventas netas totales de estas empresas. En particular, la participación del producto investigado dentro de las ventas netas totales de Altos Hornos de México, S.A. de C.V. fue menor al 7 por ciento durante el periodo de 1992 al primer semestre de 1994; en el caso de Hylsa, S.A. de C.V., este porcentaje representó entre 4 y 5 por ciento en el mismo periodo y, para APM, S.A. de C.V., la participación fue del 3 por ciento en el periodo enero septiembre de 1994.

125. A partir de los resultados relacionados exclusivamente con el producto investigado, tales como los costos, la utilidad y los precios por tonelada producida de placa de acero en rollo, la Secretaría concluyó que la situación particular del producto investigado contribuyó también negativamente en los resultados generales de las empresas solicitantes, puesto que en los tres casos, las empresas solicitantes registraron pérdidas por tonelada producida, es decir, resultados y márgenes de operación negativos durante el periodo de enero a junio de 1994 como efecto del mayor incremento en los costos unitarios de fabricación que en los precios de venta al mercado interno; hechos, que desalientan las inversiones y deterioran la rentabilidad de las mismas. De acuerdo con información aportada por las solicitantes, durante los últimos años realizaron inversiones considerables relacionadas directa o indirectamente con el producto investigado.

126. Con respecto al empleo nacional, las empresas solicitantes no proporcionaron las cifras correspondientes al nivel de empleo de manera homogénea; por un lado, las cifras de Hylsa, S.A. de C.V., correspondieron a la totalidad de su división de aceros planos y las cifras de Altos Hornos de México, S.A. de C.V., a las líneas de molinos calientes. Por esta razón, la Secretaría evaluó el empleo de manera individual, de lo que se observó que el empleo a fin del periodo investigado tanto de Hylsa, S.A. de C.V., como el de Altos Hornos de México, S.A. de C.V., se incrementó durante el periodo investigado. A partir de esta información, se observó que el nivel de empleo promedio nacional aumentó 5 por ciento en el periodo de enero a mayo de 1994. En tal virtud, la Secretaría concluyó que las importaciones investigadas no tuvieron efectos sobre el empleo de la industria nacional.

127. La Federación de Rusia argumentó que los problemas de las empresas nacionales no son atribuibles a las importaciones investigadas, sino a los problemas internos de carácter técnico y financiero de las empresas mexicanas derivados de su reciente privatización. La Secretaría determinó que los hechos descritos en los puntos precedentes permitieron concluir que las importaciones investigadas causaron daño a la producción nacional de placa en rollo.

D. Consideraciones adicionales

128. Adicionalmente con base en las revistas especializadas en el ramo siderúrgico como Metal Bulletin, Paine Webber, Core Report VV y CIS Steel Information, las empresas solicitantes argumentaron que existe la posibilidad de que el daño se agrave como consecuencia de un aumento en las exportaciones desde los países investigados derivado de su capacidad libremente disponible. De acuerdo con esta información, durante 1994 los índices de utilización de la capacidad de acero crudo de la Federación de Rusia y del resto de los Estados que integraron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas fueron de 56 y 43 por ciento, respectivamente.

129. La industria siderúrgica en la Federación de Rusia tiene dimensiones desproporcionadas en relación con el tamaño de su mercado internúmero Durante 1994, tanto la capacidad instalada de acero crudo como el nivel de subutilización de su capacidad superaron con creces el consumo aparente de productos laminados de todos los Estados que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. En términos absolutos, el potencial de exportación de esta Federación, es decir, la diferencia entre su capacidad y el consumo interno de acero crudo, constituye varias veces el mercado de la industria siderúrgica mexicana.

130. Además del potencial de exportación, los hechos descritos que se expresan en los puntos 60 a 64 de esta Resolución indican una situación crítica de los Estados que integraron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y, en particular, de la Federación de Rusia; hechos que aunados a los bajos precios y a la tasa de crecimiento de las importaciones investigadas en condiciones de discriminación de precios en el mercado interno durante el periodo investigado muestran la probabilidad fundada de que dichas importaciones sigan aumentando en el futuro inmediato y, en consecuencia, agraven la situación de la industria nacional.

131. La Federación de Rusia y la empresa exportadora Severstal JSC argumentaron que la disminución ocurrida en los volúmenes de exportación durante 1995 constituía una prueba de que las importaciones investigadas no representaban una amenaza de daño para la industria nacional. La Secretaría determinó que, durante el periodo investigado las importaciones en condiciones de discriminación de precios causaron daño a la producción nacional de placa de acero en rollo, además de que el periodo de 1995 se encuentra directamente afectado tanto por el propio inicio de la presente investigación como por la devaluación en los Estados Unidos Mexicanos, hechos que no desvirtúan la conclusión de la Secretaría en los términos de la legislación aplicable.

132. El análisis de la investigación se realizó con base en las fracciones arancelarias de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación, vigentes al inicio de la presente investigación administrativa

Conclusiones

133. La Secretaría concluyó que, por los efectos de la práctica de discriminación de precios, se registró un crecimiento en los volúmenes de importación de las mercancías investigadas y un incremento sustancial de su participación en el mercado mexicano en detrimento de la participación y las ventas de la industria nacional. Este hecho, a su vez, implicó que las importaciones investigadas tuvieran precios considerablemente inferiores a los precios de los productos similares nacionales que provocó una contención sobre los precios de venta de la industria nacional y efectos negativos sobre sus ingresos y resultados de operación.

134. De esta forma, de conformidad con los artículos 41 de la Ley de Comercio Exterior y 64 de su Reglamento, la Secretaría concluyó que durante el periodo investigado, la producción nacional de placa de acero en rollo sufrió daño como consecuencia de las importaciones de productos similares efectuadas en condiciones de discriminación de precios, por lo que se procede a emitir la siguiente

RESOLUCION

135. En virtud de que la nueva Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de diciembre de 1995, las fracciones arancelarias 7208.12.01 y 7208.22.01, fueron sustituidas por las fracciones 7208.10.02, 7208.25.99 y 7208.37.01, por lo que en los siguientes puntos resolutivos se aplicarán estas últimas

136. Se declara concluido el procedimiento de investigación antidumping sobre las importaciones de placa de acero en rollo, mercancía clasificada en las fracciones arancelarias 7208.10.02, 7208.25.99 y 7208.37.01, de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación, originarias de la Federación de Rusia, independientemente del país de procedencia, imponiendo una cuota compensatoria definitiva de 29.30 por ciento.

137. No pagarán la cuota compensatoria a que se refiere el punto anterior, los productos que ingresen por las fracciones arancelarias 7208.10.02, 7208.25.99 y 7208.37.01, de la Tarifa mencionada y que no son similares a los de fabricación nacional:

A. Placas en anchos mayores a 60 pulgadas, así como placas en relieve (estampadas, embozadas o moldeadas) en anchos mayores a 48 pulgadas, cuyo usos finales no permitan la utilización de anchos iguales o menores a 60 y 48 pulgadas, respectivamente.

B. Placas importadas al amparo de la Nota Nacional del Capítulo 72 de la Tarifa de la Ley del Impuesto General de Importación.

Los importadores de placa de acero en rollo, así como sus consignatarios o mandatarios que, conforme a este punto no estén sujetos al pago de cuotas compensatorias, deberán anotar con precisión y claridad en el pedimento de importación que corresponda las características y especificaciones del producto señaladas en los incisos A y B, según se trate, y, en relación a los usos de los tipos de placa de acero en rollo indicados, deberán:

a. Anexar al pedimento de importación, en el momento de efectuar el despacho aduanero, un certificado de uso final en formato libre, en el que se consigne la firma autógrafa del importador y se manifiesten, bajo protesta de decir verdad, las características de la placa de acero en rollo que se importa; que dichas características corresponden estrictamente a las descritas en los incisos A y B, según se trate; el uso final al que se destinará el producto importado y la declaración de que la placa de acero en rollo importada con esas características no permite ser utilizada para fines distintos a los indicados.

b. Informar a la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial al mes de calendario vencido, contado a partir del desaduanamiento o aforo de la mercancía, el destino o uso que efectivamente le hubiesen dado a la placa de acero en rollo importada al amparo de este punto y copia del certificado de uso final. Este informe podrá ser verificado en cualquier momento por la Secretaría de referencia.

La Secretaría de Comercio y Fomento Industrial podrá ordenar la aplicación de cuotas compensatorias definitivas al importador de placa de acero en rollo que valiéndose de los supuestos de los incisos A y B de este punto resolutivo, introduzca placa de acero en rollo al territorio nacional para un uso final que no requiera necesariamente las especificaciones señaladas en los incisos antes mencionados, según se trate, con fundamento en los artículos 71 de la Ley de Comercio Exterior y 96 de su Reglamento, independientemente de las sanciones que correspondan conforme a otras leyes.

138. De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 66 de la Ley de Comercio Exterior, los importadores de una mercancía idéntica o similar de placa de acero en rollo, que conforme a esta Resolución deban pagar la cuota compensatoria mencionada en el punto 136 de esta Resolución final, no estarán obligados a pagarla si comprueban que el país de origen o procedencia de la mercancía es distinto al de la Federación de Rusia. La comprobación de origen de las mercancías deberá hacerse con arreglo a lo previsto en el Acuerdo por el que se establecen las Normas para la determinación del país de origen de mercancías importadas y las disposiciones para su certificación, en materia de cuotas compensatorias, publicado en el Diario Oficial de la Federación del 30 de agosto de 1994.

139. Procédase a devolver con los intereses correspondientes, las cantidades que se hubieran enterado por el pago de las cuotas compensatorias mencionadas en el punto anterior, y cancélense las garantías del interés fiscal por el pago de cuotas compensatorias, atento a lo dispuesto por el artículo 65, párrafo segundo, de la Ley de Comercio Exterior.

140. Notifíquese a las partes interesadas el sentido de esta Resolución.

141. Comuníquese esta Resolución a la Administración General de Aduanas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para los efectos legales correspondientes.

142. Compete a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aplicar la cuota compensatoria a que se refiere el punto 136 de esta Resolución independientemente del arancel aplicable en todo el territorio nacional.

143. Archívese como caso total y definitivamente concluido.

144. La presente Resolución surtirá sus efectos al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

México, D.F., a 4 de junio de 1996.- El Secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza.- Rúbrica.


En el documento que usted está visualizando puede haber texto, caracteres u objetos que no se muestren debido a la conversión a formato HTML, por lo que le recomendamos tomar siempre como referencia la imagen digitalizada del DOF o el archivo PDF de la edición.
 


CONSULTA POR FECHA
Do Lu Ma Mi Ju Vi
crear usuario Crear Usuario
busqueda avanzada Búsqueda Avanzada
novedades Novedades
top notas Top Notas
quejas y sugerencias Quejas y Sugerencias
copia Obtener Copia del DOF
versif. copia Verificar Copia del DOF
enlaces relevantes Enlaces Relevantes
Contacto Contáctenos
filtros rss Filtros RSS
historia Historia del Diario Oficial
estadisticas Estadísticas
estadisticas Vacantes en Gobierno
estadisticas Ex-trabajadores Migratorios
INDICADORES
Tipo de Cambio y Tasas al 04/12/2021

UDIS
7.049675

Ver más
ENCUESTAS

¿Le gustó la nueva imagen de la página web del Diario Oficial de la Federación?

 

0.110712001508857610.jpg 0.192286001221699769.jpg 0.821786001312920061.gif 0.475545001508857915.jpg
Diario Oficial de la Federación

Río Amazonas No. 62, Col. Cuauhtémoc, C.P 06500, Ciudad de México
Tel. (55) 5093-3200, donde podrá acceder a nuestro menú de servicios
Dirección electrónica: www.dof.gob.mx

113

AVISO LEGAL | ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2021