DOF: 27/06/1996
PROGRAMA de Desarrollo del Sector Turismo 1995-2000.
.
Diario Oficial de la Federación 1996

CONTENIDO

Presentación

1.      INTRODUCCIÓN

2.      DIAGNÓSTICO DEL MERCADO TURÍSTICO MUNDIAL Y REGIONAL

2.1      Rasgos actuales del turismo mundial: factores del cambio

2.2      El turismo en el mundo

2.3      El turismo como fenómeno regional

2.4      El turismo en la región americana

2.5      El Turismo en México

2.5.1       Participación económica

2.5.2       Turismo nacional

2.5.3       Turismo egresivo

2.5.4       Turismo sustentable

2.5.5       Oferta de servicios turísticos en el país

2.5.5.1        Servicios de alojamiento

2.5.5.2        Servicios de transporte

2.5.5.2.1        Transporte aéreo

2.5.5.2.2        Transporte terrestre

2.5.5.2.3        Transporte marítimo

2.5.6       Infraestructura

2.5.6.1        Carretera

2.5.6.2        Aérea

2.5.6.3        Marítima

2.5.6.4        Otras instalaciones y servicios

2.5.7       Formación de recursos humanos

2.6      Diagnósticos por grupos de destinos turísticos

2.6.1       Centros Integralmente Planeados

2.6.2       Centros Tradicionales de Playa

2.6.3       Grandes Ciudades

2.6.4       Frontera Norte

2.6.5       Centros Turísticos del Interior

3.      COMPETITIVIDAD

3.1      Concepto de competitividad

3.2      Competitividad del producto turístico mexicano

3.2.1       Estados Unidos

3.2.2       El Caribe

3.2.3       Precio

4.      UNIVERSO DE TRABAJO: DESTINOS PRIORITARIOS

5.      OBJETIVOS

5.1      Aumentar la capacidad competitiva del sector

5.2      Promover un desarrollo turístico sustentable

5.3      Mantener, mejorar y ampliar la planta de empleo en el Sector Turístico

5.4      Incrementar la captación de divisas por recepción de turismo

5.5      Fomentar el desarrollo regional

6.      ESTRATEGIAS

6.1      Consolidar la oferta y la demanda turística

6.2      Diversificar la oferta y la demanda

6.3      Promover

6.4      Estrategia para el turismo sustentable

6.5      Estrategias por tipo de producto

6.5.1       Frontera norte

6.5.2       Centros de playa integralmente planeados

6.5.3       Centros tradicionales de playa

6.5.4       Grandes ciudades

6.5.5       Ciudades del interior

7.      POLÍTICAS

7.1      Criterios generales de política

7.1.1       Contribución a los objetivos del PND

7.1.2       Destinos y regiones prioritarias

7.1.3       Calidad, competitividad y rentabilidad

7.1.4       Concertación y coordinación

7.2      Políticas y líneas de acción

7.2.1       Política de Financiamiento e Inversión

7.2.2       Política de Transporte

7.2.3       Política de Facilitación

7.2.4           Política de Educación, Capacitación y Cultura Turística

7.2.5           Política de Información, Estadística e Investigación

7.2.6           Política de Seguridad Jurídica y Desarrollo Sustentable

7.2.7           Política de Infraestructura

7.2.8           Política de Promoción

8.      ALIANZA PARA EL TURISMO

9.      INSTRUMENTOS

9.1      De coordinación y facilitación

9.1.1       Gabinete Turístico

9.1.2       Comisión Ejecutiva de Turismo

9.2    De promoción

9.2.1       Consejo Mexicano de Promoción Turística

9.3      De descentralización

9.3.1       Consejos Consultivos Turísticos Estatales

9.3.2       Coordinación con Estados y Municipios

9.4      De financiamiento

9.4.1       Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR)

PRESENTACIÓN

En cumplimiento a lo dispuesto por el Plan Nacional de Desarrollo, y de acuerdo a la Ley de Planeación en sus artículos 14, 15, 17, 19, 22, 23, 24, 25, 26 y 29, así como los correspondientes a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, y conforme a lo dispuesto en el artículo 8 de la Ley Federal de Turismo, el Poder Ejecutivo presenta el Programa de Desarrollo del Sector Turismo 1995-2000.

Conforme a la normatividad establecida en el Sistema Nacional de Planeación Democrática, se integró con las aportaciones recogidas en los foros de consulta popular sobre turismo, en los que participaron autoridades federales, estatales y municipales, los sectores productivos, organizaciones de prestadores de servicios, sector académico y la población en general.

En congruencia con el Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000, el Programa de Desarrollo del Sector Turismo 1995-2000 parte del reconocimiento de que por su impacto en el desarrollo regional, la generación de empleo y la captación de divisas, la actividad turística es la opción más rápida y viable de desarrollo para algunas regiones del país, que el empleo turístico es de generación rápida, cuesta menos, incorpora fuerza de trabajo joven y de ambos sexos y, que en nuestro país, el turismo tiene ventajas relativas extraordinarias por su vecindad con grandes mercados y, sobre todo, por la singularidad de sus recursos.

El Programa define una estrategia de coordinación intersectorial a través del Gabinete Turístico, el Consejo Mexicano de Promoción Turística, la Comisión Ejecutiva de Turismo, los Consejos Consultivos Turísticos Estatales en el marco de la Alianza para el Turismo.

El Programa plantea incrementar la capacidad competitiva del sector y promover un desarrollo turístico sustentable, como factores para mantener, mejorar y ampliar la planta de empleo en el sector, incrementar la captación de divisas y fomentar el desarrollo regional para promover un crecimiento vigoroso y sostenido.

El Programa define la estrategia para atraer a un mayor número de visitantes de mayor nivel de gasto durante todo el año; pone énfasis en el desarrollo de la actividad con criterios de sustentabilidad y revalora la importancia de los recursos ecológicos y culturales hasta hoy limitadamente aprovechados en el Sector Turismo.

El documento que se presenta tiene el contenido siguiente:

Una parte introductoria en la que se expone un resumen general de la industria turística mexicana inscrita en el contexto internacional, haciendo énfasis en el concepto de competitividad del producto turístico mexicano frente a sus competidores.

Se desarrolla en forma más amplia un diagnóstico del turismo mundial, regional y nacional destacando su importancia económica y social, asimismo, se presenta el universo de trabajo del programa.

El programa establece como criterios para definir los centros y regiones turísticas prioritarias: la contribución a la generación de empleo y a la captación de divisas, la capacidad para impulsar el desarrollo regional, la potencialidad con que cuentan para cumplir estos propósitos, así como la existencia de infraestructura turística que facilite su crecimiento.

Es necesario destacar que los centros y regiones que se han seleccionado se plantean como detonadores del desarrollo de regiones enteras. La estrategia consiste en establecer zonas de influencia a partir de los destinos principales, acelerando el desarrollo del resto de las regiones y destinos del país.

Se desarrollan los grandes objetivos del programa: generación de empleo, captación de divisas, impulso al desarrollo regional, aumento de la capacidad competitiva del sector y el logro de un desarrollo turístico sustentable.

Se abordan como estrategias centrales, la de consolidar los centros y destinos existentes, fortaleciendo su identidad y agregándoles valor; la de diversificar la oferta agregando atractivos y actividades, integrando a los centros con sus regiones a través de circuitos y rutas, y la de promover los productos turísticos en los mercados de mas rápida respuesta.

Estas estrategias se definen también en función de los destinos principales agrupados por características similares: frontera norte; centros integralmente planeados; centros tradicionales de playa; grandes ciudades y ciudades del interior.

Se definen las políticas generales que se establecen en función de cuatro criterios básicos: 1) su contribución al logro de los objetivos sectoriales de empleo, divisas y desarrollo regional, 2) su orientación hacia los destinos y regiones definidas como prioritarias, 3) la elevación de la competitividad, la calidad y rentabilidad de los productos turísticos y 4) la concertación y coordinación de las acciones sectoriales, tanto al interior del sector público como con los otros niveles de gobierno y con el sector privado.

Estos cuatro criterios orientan las políticas y líneas de acción específicas desarrolladas.

Al final se presentan los instrumentos con que cuenta la Secretaría para el desarrollo del Programa del sector.

Se aborda el Consejo Mexicano de Promoción Turística como el mecanismo para promover en forma más eficaz la imagen de nuestra oferta a través de la conjunción de los esfuerzos públicos y privados.

La Secretaría de Turismo como una dependencia federal totalmente descentralizada, requiere concertar sus esfuerzos con las entidades federativas a través de mecanismos como los Consejos Consultivos Estatales, que han mostrado gran eficacia como esquemas de concertación entre la federación, los estados, los municipios y la iniciativa privada.

Se establece el papel de FONATUR como instrumento de financiamiento del sector.

Difícilmente se puede encontrar una actividad en la que concurran más dependencias públicas y actores privados que en la turística, por lo cual se han establecido mecanismos de concertación y coordinación dentro de los cuales destaca el Gabinete Turístico como espacio de simplificación, desregulación y de concurrencia de políticas y programas turísticos.

Destaca también la Comisión Ejecutiva de Turismo en la cual participa el sector privado y el social junto al público para facilitar la actividad turística.

Las estrategias y acciones contempladas en el Programa se ubican en el marco de los lineamientos de disciplina fiscal y finanzas públicas sanas definidos en el Plan Nacional de Desarrollo, y promueven un ejercicio sano del gasto público, acorde a los lineamientos y estrategias gubernamentales.

1. INTRODUCCIÓN

El turismo es uno de los fenómenos socioeconómicos más importantes de la segunda mitad del siglo XX.

A partir de la II Guerra Mundial, como producto del tiempo libre y el ingreso disponible en las sociedades de mayor desarrollo relativo, el turismo se convirtió en una actividad masiva. Durante el año de 1995 representó un movimiento internacional de 567 millones de turistas, con un crecimiento en el flujo de turistas de 3.8% y un gasto de 372 mil millones de dólares, que representaron un incremento en los ingresos captados por los países de 7.2% respecto al año anterior.

La Organización Mundial de Turismo ha realizado proyecciones que indican que el total de turistas internacionales alcanzará la cifra de 661 millones en el año 2000 y 937 millones el año 2010, lo que significa que casi se duplicará el volumen de la actual corriente de turistas internacionales en quince años.

En el próximo siglo, la actividad turística será líder del intercambio comercial mundial.

El desarrollo explosivo de este fenómeno ha desatado una intensa competencia internacional por la divisa representada por el gasto del turista internacional, lo que ha provocado que países tradicionalmente exportadores de turistas hayan tomado medidas para convertirse en clientes captadores del turista internacional, como en el caso de los Estados Unidos, quien en los últimos cinco años ha logrado obtener una balanza turística positiva y aplica medidas para incrementarla en el futuro.

Ubicación de México en el mercado mundial de turismo

En 1994, las regiones turísticas del mundo, en orden de importancia fueron Europa, América, Asia Oriental, África, el Medio Oriente y Asia Meridional.

En cuanto a captación del gasto del turista internacional, México ocupó el lugar número doce, con un total de 6,363 millones de dólares y el 1.8% del gasto.

En Norteamérica, México ocupó el segundo lugar en captación de turistas internacionales, después de los Estados Unidos, captando el 15.99% del total de viajeros. En generación de divisas, México ocupó el tercer lugar después de Norteamérica y Canadá, al captar el 6.87% del gasto total.

En 1995 México ocupó el octavo lugar mundial en número de turistas internacionales, captando 20.162 millones que representó el 3.6% del total mundial.

El turismo internacional como fenómeno regional

El turismo internacional sigue siendo fundamentalmente un fenómeno intra-regional. La constitución de grandes regiones de libre comercio está contribuyendo a profundizar este fenómeno.

En 1994, el 87.4% del turismo internacional que visitó México provino de los Estados Unidos y Canadá (sin contar los turistas fronterizos); le siguieron, con menor importancia, América Latina y Europa. Los visitantes del resto del mundo representaron un volumen poco significativo.

Por otra parte, del total del turismo que recibe México de Norteamérica, más del 50% provienen de los estados fronterizos de los Estados Unidos (California y Texas).

En 1994, los Estados Unidos generaron 36 millones de viajeros internacionales al continente americano, de los cuales 15.8 millones viajaron a México (un 43% de ese total), Canadá generó poco más de 16 millones de viajes internacionales, de los cuales México sólo captó alrededor de un cuarto de millón, equivalente al 1.6% del total.

Por su parte, México generó en 1994 cerca de 12 millones de viajeros internacionales de los cuales el 97% viajaron a los Estados Unidos.

El turismo en México

El fenómeno turístico en México está constituido por más de 85 millones de visitantes internacionales que en 1995, derramaron 6,164 millones de dólares. De acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Turismo en Hogares, realizada por INEGI-SECTUR durante 1994, el número de turistas domésticos que viajaron dentro del país con pernocta fue de 137 millones; mientras que los excursionistas o visitantes de un solo día fueron de 250.6 millones; lo que suma 388 millones de viajes persona dentro del país.

Desarrollo del turismo en México

Si bien es cierto que en México ha venido creciendo el volumen y el gasto del turismo nacional e internacional, año con año, es necesario hacer notar algunos puntos importantes de ese desarrollo, comparándolo con otros centros y regiones turísticas del mundo:

1.- La tasa de crecimiento del número de turistas internacionales y de su gasto es menor frente a otras regiones o países, las tarifas hoteleras mexicanas son más baratas a las ofrecidas en Norteamérica, Hawai y a las de algunos destinos del Caribe en instalaciones hoteleras similares.

2.- La competencia a base de tarifas reducidas tiende a afectar la rentabilidad de las empresas hoteleras ubicadas en centros turísticos de playa mexicanos.

La reducción de las tasas de crecimiento de la corriente turística internacional hacia México, del incremento de su gasto promedio y de la rentabilidad de las empresas turísticas, es el resultado de la creciente competencia internacional y del cambio en los patrones de consumo del turista moderno.

En lo que se refiere a los hábitos y patrones de consumo del turista internacional, éste se ha sofisticado, segmentado en nichos de interés y adquirido mayor conciencia sobre el nivel de servicios y la calidad ambiental.

Estos cambios en el perfil del turista han provocado profundas modificaciones en los productos turísticos ofertados por todos los países del mundo, destacando la especialización y diversificación de la oferta turística, a través del valor agregado [1244]1 en materia de entretenimiento y la elevación de la calidad en los servicios y en el entorno ambiental.

Un ejemplo claro de lo anterior, es el desarrollo de una oferta diversificada en todo el sur de los Estados Unidos, que incluye los parques temáticos de California y Texas, las marinas de Florida y California, el equipamiento de parques naturales como el Cañón del Colorado, la utilización turística de la cultura y la historia indígena como en Arizona y Nuevo México y el desarrollo de instalaciones y facilidades para convenciones en Texas; todo ello utilizando la herencia hispana o hispano/mexicana como elemento de identidad regional.

La competencia mundial obliga a una política para fortalecer la identidad de sus productos turísticos.

En nuestro mercado más importante, el de los Estados Unidos, el número de viajeros anglosajones se ha estabilizado, sin crecimiento en el último sexenio y en donde la tasa de crecimiento es atribuible a los mexicanos o méxico-norteamericanos residentes en los Estados Unidos, los cuales han duplicado el número que nos visita, en ese mismo periodo que abarca los pasados cinco años.

México requiere fortalecer su competitividad frente a sus principales competidores en productos turísticos de playa, los Estados Unidos -Hawai y Florida - y el Caribe.

Por tanto, es evidente que la tarea fundamental del sector turismo de México es recuperar y acrecentar la competitividad de los productos turísticos de México.

Política turística

La prioridad se canaliza hacia el mejor aprovechamiento de nuestros mercados naturales, incorporando al producto tradicional de playa y sol, nuestro valioso patrimonio natural, histórico y cultural, extendiendo el beneficio de la actividad turística hacia aquellas regiones de menor desarrollo relativo en el país y en las cuales las alternativas de actividad económica productiva son escasas.

Por lo tanto, la política turística de México, en el momento actual, se orienta a recuperar e incrementar la competitividad de nuestros centros y regiones turísticas más importantes, redefiniendo su producto básico, mejorándolos en su calidad ambiental, sumándoles valor mediante la diversificación de actividades, incrementando las posibilidades de acceso de los consumidores, reorientando esta renovada oferta hacia los mercados de mayor potencial de respuesta, diversificando los canales de distribución.

Este esfuerzo de revaloración se dirigirá en primer término a los destinos turísticos de playa, a las principales ciudades de la frontera norte del país y a las grandes ciudades, ciudades coloniales y al desarrollo sustentable de una oferta turística de nuevo tipo en la Sierra Tarahumara, en el Mundo Maya del sureste de México y en parques naturales y áreas protegidas seleccionadas, prioritariamente; la zona de la ballena gris en B.C.S., y la Mariposa Monarca en Michoacán.

2. DIAGNÓSTICO DEL MERCADO TURÍSTICO MUNDIAL Y REGIONAL

2.1 Rasgos actuales del turismo mundial: factores del cambio

En los últimos años, el escenario en el cual se desarrolla el turismo mundial experimentó transformaciones notables, al generarse nuevas características en las motivaciones y estilos de vida de los turistas, así como en la industria de los viajes.

En términos generales, los principales cambios en las características de las corrientes turísticas mundiales han sido:

   La reducción de la tasa de crecimiento poblacional y el consecuente incremento de los estratos de edades medias y avanzadas; la reducción del tamaño de las familias y la creciente participación económica de la mujer. Factores que se han expresado en mayores ingresos y disponibilidad de tiempo libre y por lo tanto en mayores posibilidades de desplazamiento.

   La globalización económica se ha manifestado no sólo en la integración de los procesos comerciales, sino también en los gustos y preferencias donde los viajes internacionales tienden a ser cada vez más frecuentes.

   Intensos avances tecnológicos, que han incidido en el proceso de administración del turismo, manifestándose principalmente en el desarrollo de sistemas computarizados de reservaciones, el papel de INTERNET, como vehículo de información, promoción y comercialización de los destinos turísticos y el desarrollo tecnológico de la aviación, y nuevos productos.

   Los turistas actuales se caracterizan por ser consumidores más espontáneos y experimentados, que planean sus vacaciones con menos tiempo de anticipación, toman vacaciones con más frecuencia pero cada vez más cortas, son más independientes y demandan mayor calidad, cuentan con mayor conciencia de la relación valor/producto/servicio y buscan mayor flexibilidad en la oferta turística, transitando hacia la demanda de productos a la medida.

   Para el nuevo turista el sol es aún necesario para sus vacaciones pero no es suficiente para satisfacer sus necesidades, le interesa realizar más actividades, con gran variedad de matices.

Estos cambios han provocado profundas modificaciones en la oferta de los productos turísticos en todos los países del mundo, destacando la especialización y diversificación de la oferta turística, a través del valor agregado en materia de entretenimiento y la elevación de la calidad en los servicios.

Este desarrollo ha desatado una intensa competencia internacional por la divisa turística, provocando que países tradicionalmente exportadores de turistas hayan adoptado medidas para retenerlos y convertirse en receptores de turismo internacional.

2.2 El turismo en el mundo

Se considera que en el próximo siglo, el turismo será el líder del intercambio comercial mundial.

En los últimos tres años, el crecimiento medio de los ingresos por turismo internacional ha superado el de las exportaciones mundiales de servicios comerciales. En 1994, el gasto por turismo internacional representó el 8% de la exportación mundial de bienes y el 31% del total mundial de la exportación de servicios. Se calcula que en 1995 la actividad turística contribuyó con el 10.9% del PIB mundial y con el 11.1% del total de impuestos pagados; para el año 2005 su participación alcanzará el 11.4% del PIB y el 11.6% de los impuestos.

El turismo genera en la actualidad 1 de cada 9 plazas de trabajo a nivel mundial (212.2 millones de empleos) y se considera que para el periodo 1995-2005 creará 136 millones de nuevos empleos. En materia de inversión, se espera que en 1995 el turismo participe con el 11.4% de la inversión total mundial y para el año 2005 alcance el 11.8% de ésta.

Actualmente, la actividad turística ocupa el tercer lugar a nivel internacional en aportación de divisas y se considera que en poco tiempo podría sobrepasar a la industria petrolera y a la automotriz, incluidas partes y accesorios.[1245]2 Según estimaciones de la Organización Mundial de Turismo, en general el turismo internacional se ha mostrado poco sensible a las fluctuaciones económicas, de hecho sólo se registraron reducciones de la tasa de crecimiento de turismo internacional en 1991 como resultado de la guerra del Golfo Pérsico y en 1993 por causa de la recesión económica de los países industrializados, que son los principales generadores de turismo.

Principales países en el mundo en función de sus ingresos por turismo internacional, 1994 millones de dólares

PAIS                                                                                 INGRESOS

Estados Unidos                                                                 60,001

Francia                                                                                 25,000

Italia                                                                                      23,927

España                                                                                21,410

Reino Unido                                                                       13,983

Austria                                                                                  13,160

Alemania                                                                             10,650

Hong Kong                                                                          8,987

Suiza                                                                                    7,793

China                                                                                   7,000

Singapur                                                                              6,459

México                                                                                  6,363

Fuente: OMT

Entre 1990 y 1994, la industria turística registró un ritmo de crecimiento promedio anual de 3.9%, ligeramente inferior al alcanzado entre 1980 y 1990, que fue de 4.7%. Sin embargo, el gasto promedio por turista pasó de 573 USD en 1990 a 599.4 USD en 1994. En este último año se registraron 531.4 millones de llegadas internacionales y se prevé que en el año 2000 alcancen 661 millones.

Principales países en el mundo en función de sus llegadas por turismo internacional, 1995 Miles de turistas

PAÍS                                                                                       Llegadas de

                                                                           turistas

Francia                                                                                      60,584

España                                                                                     45,125

Estados Unidos                                                                      44,730

Italia                                                                                           29,184

China                                                                                        23,368

Reino Unido                                                                            22,700

Hungría                                                                                     22,087

México                                                                                       20,162

Polonia                                                                                     19,225

Fuente: OMT

La oferta de habitaciones en hoteles y establecimientos asimilados en el mundo llegó en 1993 a 11 millones 777 mil cuartos, lo que significó una tasa de crecimiento media anual de 2.1% en el periodo 1990-1993. América participó con poco más de un tercio del total mundial (37.6%). En ese periodo, la tasa media de crecimiento anual fue de 0.9%.

El transporte aéreo es una de las principales fuerzas impulsoras del crecimiento y desarrollo turístico. A nivel mundial el 36.6% de los viajeros internacionales de 1993 llegaron a su destino por vía aérea. El 57.2% de todas las llegadas turísticas internacionales en Asia Oriental y el Pacífico se hicieron por avión.

2.3 El turismo como fenómeno regional

Un gran porcentaje del turismo mundial, más del 70%, se presenta a nivel regional. Se espera que los flujos intra-regionales seguirán representando poco más de las tres cuartas partes del total mundial hasta el año 2010 (77% en el año 2000 y 76% en el 2010). Además, se presenta un mayor nivel de concentración en los países desarrollados del hemisferio norte, localizados en particular en Europa y América Septentrional.

El ritmo de crecimiento de los flujos turísticos y el proceso de reestructuración internacional está obligando a los productores y prestadores de servicios turísticos en todo el mundo a enfrentar una competencia cada vez más intensa y a adaptarse a los cambios incorporando nuevas tecnologías, encarando el reto de satisfacer a consumidores más exigentes.

Estos factores han marcado el crecimiento del turismo internacional en 1994, de este modo las corrientes intrarregionales, a través de los viajes de corta y de larga distancia en Europa y las Américas impulsan el crecimiento de la industria turística mundial.

Llegadas turísticas internacionales por región, 1990-1994 Millones de llegadas

                                                 1990           1991         1992       1993         1994

Mundo                                                       455.8        463.1        502.9      512.5        531.4

Africa                                                            15.1          16.0          17.8        18.4          18.3

Américas                                                    93.7          96.9        103.7      104.2        106.5

Asia Oriental Pacífico                               53.1          54.9          62.7        69.6          74.6

Asia Meridional                                            3.2            3.3            3.5          3.5            3.7

Europa                                                      283.2        285.0        306.6      308.2        320.1

Oriente Medio                                               7.6            7.0            8.6          8.7            8.2

Fuente: OMT

Muchos países han emprendido grandes esfuerzos para aumentar su capacidad competitiva, en el contexto de estrategias orientadas a agregar valor a sus productos y aumentar su diferenciación, de acuerdo a premisas de sustentabilidad de sus recursos.

Europa continúa siendo la región con mayor actividad turística, aunque ha descendido su participación en el mercado mundial, en 1994 captó el 60% del total de llegadas de turistas extranjeros, 1.9 puntos porcentuales menos que en 1990. En cuanto a los ingresos por turismo internacional, pasó de percibir el 53.8% del total en 1990 a 50.3% en 1994.

Por su parte, la región de las Américas ocupa el segundo lugar en la captación de turistas internacionales. En 1994 captó el 20% del total mundial, porcentaje ligeramente inferior al de 1990 (20.5%); es de notar que en la captación de ingresos por turismo internacional registró un incremento en su participación mundial al pasar de 26.6% en 1990 al 28.4% en 1994. Entre 1990 y 1994 la tasa de crecimiento anual en captación de turistas fue de 3.3%.

Durante los últimos años, la región de Asia Oriental / Pacífico observó el más rápido crecimiento en el turismo mundial de los últimos diez años al incrementar sus flujos de 53.1 millones en 1990 a 74.6 millones en 1994, lo que significó una tasa de crecimiento de 8.9% promedio anual. Lo anterior contribuyó a mejorar su participación relativa en la distribución de los flujos mundiales: de 14.9% en 1990 pasó al 17.6% en 1994.

La participación del resto de las regiones ha sido marginal y prácticamente sin cambio tanto en la captación de turistas como en la de divisas.

Ingresos turísticos internacionales por región 1990-1994 Miles de millones de $ EE.UU.

                                                       1990       1991         1992         1993         1994

Mundo                                                           261.0        267.5        305.0      307.4        335.8

Africa                                                                  5.2            5.0            5.9          5.8            6.3

Américas                                                        69.5          76.7          84.5        90.3          95.5

Asia Oriental Pacífico                                   38.8          40.1          46.6        51.7          59.0

Asia Meridional                                                2.0            2.0            2.0          2.2            2.4

Europa                                                          140.4        139.4        160.5      153.1        168.9

Oriente Medio                                                   5.1            4.3            5.4          4.2            3.7

Fuente: OMT

2.4 El turismo en la región americana

En 1994 los países americanos con mayor participación en la captación de visitantes fueron Estados Unidos, México y Canadá que participaron con 73.2%, el Caribe con 12.8%, los países de América del Sur con 11.8%, Centroamérica con 2.2%.

En términos de ingreso de divisas, América del Norte participó con el 76.3% del total, el Caribe con el 12.1%, América del Sur con el 10.1% y Centroamérica con el 1.5% restante. El gasto promedio por turista en la región muestra un comportamiento heterogéneo, en 1994 América del Norte captó en promedio 934 dólares por cada visitante, la región del Caribe 847 dólares, América del Sur 772 dólares y América Central 599.

La evolución del turismo internacional en el grupo de países que forman parte de la zona del Tratado de Libre Comercio de América del Norte mostraron una tasa de crecimiento anual media de 5% durante el periodo de 1985-1994.

El flujo de turistas que visitan el Caribe se concentra básicamente en ocho países: Puerto Rico, República Dominicana, Bahamas, Jamaica, Cuba, San Martín, Aruba y México. Entre 1991 y 1994 las tasas de crecimiento más altas en esta región fueron para: Cuba (12.9%), San Eustaquio (12.4%), Guadalupe (8.1%), Bonaire (7.6%), y Montserrat (7.3%) y México (Cancún y Cozumel 2.1%).

En Centroamérica los países que cuentan con las más altas tasas de crecimiento anual son Nicaragua (17.4%) y Panamá (3.5%) en el periodo de 1991-1994.

En América del Sur, los países más importantes en la captación de turistas son: Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Uruguay, que participaron con 9.8% del total de las llegadas al continente en 1994. La mayor tasa de crecimiento de llegadas en el periodo 1991-1994 le correspondió a Guyana (13.9%) seguido por Uruguay (12.9%), y Ecuador (9.7%).

Los países y destinos de la región han entrado a una fase caracterizada por el desarrollo de nuevos productos, en el marco de la satisfacción de los gustos y preferencias de los clientes, pero también por la búsqueda de nuevos segmentos, instrumentando acciones que favorecen el incremento de sus capacidades competitivas y el aumento de la competencia entre países y destinos por captar turistas y un mayor gasto.

2.5 El Turismo en México

2.5.1 Participación económica

En México, la industria turística es un elemento fundamental en la creación de empleos, se calcula que contribuye con el 9% del total de la planta de empleo, alrededor de 600 mil empleos directos y de 1 millón 500 mil indirectos. De acuerdo a cifras del XI Censo de Población y Vivienda, las actividades relacionadas con las ramas de Restaurantes y Hoteles participan con el 3.3% de la población ocupada, a la cual habría que agregar las que se realizan en otras actividades asociadas.

En atención a las necesidades de mantener, mejorar y ampliar la planta de empleo en el sector, en este Programa se otorgará especial atención a la creación y fomento del empleo turístico acorde a los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo.

En materia de generación de divisas el turismo ocupa el tercer lugar, sólo después del petróleo y las manufacturas. Los ingresos recibidos por visitantes internacionales[1246]3 en 1995, ascendieron a 6,164 millones de dólares, mientras que el gasto que realizaron los mexicanos que viajaron al extranjero fue de 3,154 millones de dólares, por lo que en ese año se obtuvo un saldo superavitario de 3.000 millones de dólares.

Para lograr un incremento en el total de la captación de divisas por concepto de turismo, la Secretaría de Turismo desarrollará una estrategia para elevar sus niveles de competitividad frente a los competidores y optimizará los esfuerzos que se realicen en materia de promoción y desarrollo de productos.

En 1995, el turismo representó el 3.1% del Producto Interno Bruto, si se cuentan sólo hoteles y restaurantes.

Actualmente, el valor de los activos turísticos se calcula en 25 mil millones de dólares, de los cuales el 65% corresponde a establecimientos de hospedaje, 12% a los de alimentos y bebidas; el tiempo compartido representa el 11%; el autotransporte el 8%, el aerotransporte el 3%, las arrendadoras y las agencias de viajes el 1%.

La inversión extranjera directa en actividades relacionadas con el turismo, acumulada en el periodo de enero de 1989 a febrero de 1995, ascendió a 4,881.7 millones de dólares, equivalente al 16.3% del total de inversión extranjera de las empresas con capital foráneo.

Para 1994 la inversión extranjera en el sector turismo fue de 1,344.7 millones de dólares, 11.1% del total y 93.7% mayor que en 1993.

Con el objeto de elevar la inversión en el sector, la Secretaría de Turismo desarrollará políticas para fomentar la captación de inversiones.

2.5.2 Turismo nacional

La participación del turismo interno ha servido como un elemento fundamental en el crecimiento económico del país, estimulando la inversión en infraestructura, alentando el intercambio comercial a nivel nacional, distribuyendo el ingreso regional, creando un efecto multiplicador del empleo, apoyando a numerosas micro, pequeñas y medianas empresas, y fomentando el desarrollo sustentable y el intercambio cultural en el país.

Visitantes nacionales a centros turísticos seleccionados, 1990-1995 (miles de personas)

                                                   1990         1991       1992         1993         1994           1995

Total                                                                17,295     17,272   17,178     16,321     16,918     18,095

Integralmente planeados                         675           834         910           910           916           906

Tradicionales                                                  3,387        3,683      3,802        3,947        4,174        4,075

Grandes ciudades                                         4,478        4,326      4,031        3,768        3,919        6,304

Centros turísticos del interior                       8,755        8,429      8,434        7,696        7,908        6,810

Fuente: Unidad de Política Turística, SECTUR.

Durante 1995, el 60.3% de la actividad hotelera nacional en centros turísticos seleccionados se sostuvo con el mercado interno.

Según los resultados de la Encuesta Nacional de Turismo en Hogares realizada por INEGI - SECTUR, durante 1994, se realizaron 137.0 millones de viajes-persona con estancias de más de 24 horas a través del país y 250.6 millones de viajes de un solo día (desplazamientos por excursionistas).

El gasto promedio por viaje fue de $1,379.2 pesos por grupo y el gasto por persona fue de $388.5 pesos.

Las principales características de las corrientes turísticas nacionales son:

65.9% de los turistas viajaron con su familia, mientras que 21.2% viajaron solos y 5.3% lo hicieron con amigos.

En viajes con pernocta, 58.3% utilizaron el autobús como medio de transporte, 35.1% el automóvil y 5.7% el avión.

En relación al lugar de hospedaje, 63.2% lo realizó en casa de familiares o amigos, 22.5% en hoteles y moteles, y el 14.3% utilizó otra clase de alojamiento como apartamentos, casas, campamentos, trailer park y tiempos compartidos.

2.5.3 Turismo egresivo

En 1995, los residentes en México que visitaron el extranjero[1247]4 fueron 102.257 millones de personas-viaje, de los cuales el 91.8% correspondió a excursionistas fronterizos[1248]5, el resto, 8.2% permanecieron en el exterior una o más noches. El total del gasto por concepto de turismo egresivo para 1995 fue de 1,024 millones de dólares.

Número y gasto de turismo egresivo 1990-1995

                                                         Número [1249]1/   Gasto [1250]2/

1990                                                                  4321.2                   1936.5

1991                                                                  4172.9                   1878.5

1992                                                                  4678.0                   2079.4

1993                                                                  4777.8                   2071.9

1994                                                                  5047.3                   1949.6

1995                                                                  3703.0                   1024.0

Fuente: Unidad de Política Turística, Sectur.

2.5.4 Turismo sustentable

La sustentabilidad es una estrategia imprescindible para el desarrollo equilibrado, a mediano y largo plazo, de los destinos y regiones turísticas prioritarios.

La sustentabilidad se ha transformado en un requisito para atraer segmentos interesados en desarrollar actividades estrechamente relacionadas con la naturaleza y la cultura, pero también para aumentar la competitividad y rentabilidad.

México cuenta con una gran biodiversidad, con la existencia de una extensa variedad de culturas vivas de origen ancestral y con un extraordinario patrimonio histórico, que requieren de modelos sustentables para conservarse y aprovecharse de manera que puedan generar servicios turísticos estratégicos que beneficien al conjunto del sector y de la sociedad.

Un turismo convencional desvinculado de las consecuencias que produce sobre la naturaleza y la cultura, tiende a generar crecientes costos ambientales, la pérdida de capital y de valor patrimonial ecológico y cultural que, finalmente, y por insuficiente inversión para revertir el deterioro, resulta contrario a la rentabilidad privada y social.

Estas manifestaciones no son exclusivas del sector turismo, sino que también se han visto condicionadas por un marco social, económico, productivo y tecnológico de mayor amplitud.

Sin embargo en los últimos años se ha desarrollado una conciencia sobre la necesidad de integrar las políticas ambientales y de sustentabilidad de las culturas, a las políticas generales de desarrollo turístico y de productos específicos, estableciéndose un proceso de transición hacia uno sustentable, basado en una conversión tecnológica y en el establecimiento de enlaces institucionales para crear sinergias que favorezcan un mayor aprovechamiento de los recursos.

Ello facilitará el camino para la restauración y recuperación ecológica y el rescate y puesta en valor de numerosos atractivos y manifestaciones culturales, que contribuyen de modo determinante a plasmar con un sello distintivo la identidad del producto turístico mexicano.

2.5.5 Oferta de servicios turísticos en el país

La oferta nacional de servicios turísticos está constituida por las empresas dedicadas a proveer servicios, derivados de la permanencia transitoria de personas en un lugar diferente a su residencia habitual y derivados del traslado y de la estancia en el lugar.

Las empresas comprendidas en el sector turístico se agrupan de la siguiente manera: establecimientos de hospedaje, que incluye a los hoteles, moteles, casas de huéspedes, condominios, etc.; establecimientos de alimentos y bebidas, que incluye restaurantes, bares, cafeterías, centros nocturnos y discotecas; agencias de viajes que incluye a todas aquellas agencias de viajes ya sea touroperadores, mayoristas o minoristas; transportadoras, incluye a autobuses turísticos, ferrocarriles en rutas turísticas, transportadoras marítimas, fluviales y lacustres; arrendadoras de automóviles; empresas de servicios complementarios como tiendas de artesanías, de balnearios, centros de convenciones y parques de diversiones.

2.5.5.1 Servicios de alojamiento

En respuesta a la dinámica de la competitividad mundial, durante los últimos años la oferta turística del país recibió un fuerte impulso para incrementar y adecuar sus instalaciones hoteleras a las nuevas exigencias de los turistas, elevando la calidad de los servicios y mejorando la infraestructura de los principales destinos.

Para 1995 se tenían registrados un total de 8,820 establecimientos de alojamiento a nivel nacional, que contaban con 370,298 cuartos.[1251]6 De éstos, los hoteles de categoría de tres estrellas y más representan el 26.9% de la oferta de establecimientos hoteleros y el 55.0% de la oferta de cuartos a nivel nacional.

La oferta de cuartos hoteleros de categoría turística (1 a 5 estrellas) en centros turísticos seleccionados pasó de 154,660 habitaciones en 1990 a 178,907 en 1995. Las categorías que presentaron las mayores tasas de crecimiento anual en el periodo señalado fueron las de cuatro estrellas (13.9%) y cinco estrellas (10.0%).

La creciente importancia de la modalidad de tiempo compartido como opción vacacional para la demanda mexicana, y alternativa de financiamiento y rentabilidad para los desarrolladores, determinó que se registrara un importante crecimiento de ese tipo de proyectos. En 1994 se registraron 120 proyectos en venta en ocho de los más importantes centros turísticos de playa del país (Cancún, Puerto Vallarta, Baja California, Acapulco, Mazatlán, Ixtapa-Zihuatanejo, Cozumel, Manzanillo y otros más pequeños como Los Cabos y Valle de Bravo).

Las cadenas hoteleras han adquirido una gran relevancia en la comercialización de los establecimientos de hospedaje del país, sobre todo porque concentran una amplia porción de los establecimientos y cuartos de categoría turística más elevada, principalmente en la de 4 estrellas y más. Hasta 1994 existían en el país 59 cadenas de hoteles, de ellas las 14 cadenas nacionales más importantes administraban 32,425 cuartos en 128 hoteles, y las 14 principales cadenas extranjeras se vinculaban a un total de 26,661 cuartos en 129 hoteles.

La participación del sector público en el incremento de la oferta hotelera y en su modernización continuó siendo importante en los últimos años. Entre 1989 y 1994 se incorporaron 66,910 cuartos de hotel en el país, de ellos, FONATUR financió la construcción de 19,857 cuartos nuevos, contribuyó a la remodelación de 8 mil cuartos más y a la rehabilitación de 1,852.

La política de desarrollo de la oferta hotelera nacional se encaminará a fortalecer, ampliar y diversificar el alojamiento existente, fomentando el financiamiento y la inversión.

2.5.5.2 Servicios de transporte

2.5.5.2.1 Transporte aéreo

El incremento en los flujos turísticos influyó en la demanda de transporte aéreo, el cual registró un aumento constante. En 1990 se transportaron por vía aérea 16,986 mil pasajeros, mientras que para 1994 26,349 mil pasajeros.

Dicho incremento, aunado al proceso de apertura y desregulación aérea efectuado en México a finales de 1991, fomentó la incorporación de nuevas aerolíneas regionales y extranjeras, lo que permitió un incremento en la oferta, la ampliación de rutas y precios más competitivos.

En 1994 existían ya 12 compañías aéreas regionales.

Por otra parte, el incremento en la participación de aerolíneas internacionales en el tráfico y oferta del servicio aéreo, intensificó la competencia de las 5 empresas troncales mexicanas, impulsando el mejoramiento en la calidad del servicio y su eficiencia, y contribuyendo a diversificar la captación de viajeros internacionales al país.

En 1994, la oferta de asientos disponibles en vuelos nacionales e internacionales totalizó 46.4 millones, de los cuales la oferta de compañías nacionales participó con 36.2 millones, 15.0 millones más que en 1990.

Entre 1990 y 1994 se incorporaron 17.3 millones de asientos, de los cuales el D.F. y Guadalajara concentraron el 54.3% de la oferta, le siguieron Monterrey (7.5%), Cancún (2.9%), y Mérida(2.3%).

Por otra parte, una porción significativa del servicio aéreo internacional al país la constituyen los vuelos charter, los cuales han aumentado significativamente al trasladar a 683.1 mil pasajeros en 1990, en comparación con los 2,128 mil pasajeros en 1994.

2.5.5.2.2 Transporte terrestre

Para dar respuesta a la creciente demanda de transportación terrestre, se puso en marcha el esquema desregulatorio que permitió una creciente participación privada y una mayor competencia y calidad en el servicio. Propiciando el incremento de las líneas y unidades de transporte y la modernización de los equipos.

Entre 1990 y 1994 se registró una reducción del 31.5% en el número de autobuses, que circularon en carreteras de cuota no concesionadas.

2.5.5.2.3 Transporte marítimo

Los turistas que visitan el país en cruceros permanecen en él sólo algunas horas y su gasto es reducido, sin embargo en 1990 visitaron México 1,249.6 pasajeros, para el periodo 1990-1994 se registró un crecimiento promedio anual de 12.0%, para alcanzar en el último año a 1 millón 967 mil pasajeros, de los cuales dos terceras partes se concentraron en dos destinos: Cozumel (47%) y Ensenada (18%).

2.5.6 Infraestructura

Se ha fomentado el desarrollo de instrumentos promotores de inversión, para la modernización y fortalecimiento de la infraestrucutura de comunicaciones y servicios urbanos en los centros turísticos del país.

2.5.6.1 Carretera

Para fortalecer, mejorar y ampliar la red carretera, en los primeros años de la presente década se promovió la participación privada en la operación y construcción de autopistas, ello permitió el crecimiento de la red de carreteras, la cual pasó de contar con 239,235 km. en 1990 a 303,261 Km. en 1994. En el mismo periodo, las autopistas o carreteras de cuota aumentaron de 1,761 km. a 6,288 km.

Como resultado del Programa Nacional de Autopistas, en 1994 el 65.3% del total de autopistas en operación eran administradas por particulares, 57.6% más que en 1990. Lo anterior contribuyó a elevar la calidad, seguridad y velocidad requeridas por los estándares internacionales, en beneficio del turismo nacional e internacional.

Paralelamente a los aumentos en la calidad, seguridad y velocidad en las autopistas concesionadas, se dio un aumento en sus costos de operación, cuotas superiores hasta en un 157% para automóviles y 154% en el caso de autobuses, en las autopistas operadas por CAPUFE. Debido a esta problemática y con el fin de incrementar el turismo carretero en nuestro país, se iniciaron acciones en coordinación con la SCT para reducir los niveles tarifarios en 28 autopistas concesionadas.

2.5.6.2 Aérea

El incremento en la demanda turística determinó la necesidad de ofrecer un mayor número de vuelos y el mejoramiento y ampliación de los servicios aeroportuarios, aunque se siguen presentando algunos problemas, por la falta de equipo e instalaciones adecuadas para la recepción y manejo de pasajeros internacionales en algunos aeropuertos. En 1994, el número total de aeropuertos y aeródromos fue de 1,749, de éstos, los aeropuertos para servicios comerciales de pasajeros llegaron a 88, de los cuales 50 ofrecían servicio internacional y 38 para vuelos nacionales.

Llegada de vuelos a aeropuertos del país por centros más importantes, 1994 Aviación comercial "A"

                                                       Nacional      Internal.       Charter        Total

Distrito Federal                                                     97,861           34,472     217               132,550

Cancún                                                                     9,212              7,553          9,054         25,819

Puerto Vallarta                                                         5,676              3,220          2,477         11,373

Hermosillo                                                               8,345              1,889     536                 10,770

Llegada de pasajeros a aeropuertos del país por centros más importantes, 1994 Aviación comercial "A"

                                                    Nacional        Internal.             Charter              Total

Distrito Federal                                                       6,835,691      2,711,064     13,891                9'560,646

Cancún                                                                517,692         633,911                1'046,361        2'197,964

Puerto Vallarta                                                    259,926         267,780           268,939           796,645

Hermosillo                                                          290,433           24,524                1,565           316,522

Fuente: Unidad de Política Turística, SECTUR.

La apertura y desregulación del transporte por vía aérea permitió por un lado la entrada de nuevos prestadores de servicios, el incremento de la oferta, una ampliación de rutas, y precios más competitivos para un número creciente de usuarios, y por el otro generó una fuerte competencia entre las empresas de servicio regular y las de servicio no regular (charters), repercutiendo en una sobreoferta en los mercados, así como una reducción en la calidad y eficiencia de los servicios.

2.5.6.3 Marítima

La recepción de cruceros en el país enfrenta algunos problemas derivados de la insuficiente capacidad de las instalaciones marítimas para recibir buques de gran calado (existen 76 puertos marítimos en el país, más 9 fluviales).

La nueva Ley de Navegación permite actualmente el tráfico de cabotaje a embarcaciones extranjeras, lo que impactará positivamente el flujo de este turismo. Asimismo, para fomentar la incorporación de la iniciativa privada en el mejoramiento operativo y la ampliación de las instalaciones portuarias, la nueva Ley de Puertos permite la privatización del manejo de éstas.

En relación a las instalaciones para embarcaciones recreativas, actualmente se cuenta con 36 marinas con 4,532 espacios operando; 600 espacios adicionales en construcción y 11,785 espacios en proyecto, en 12 estados de la República (Baja California, Baja California Sur, Colima, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Veracruz y Yucatán).

2.5.6.4 Otras instalaciones y servicios

La industria turística requiere para su eficiente desempeño del concurso de una serie de servicios complementarios, desde la información y comercialización de cada destino, hasta la venta de alimentos y bienes, la renta de vehículos y la operación de actividades recreativas. La adecuada articulación de estos servicios entre sí y con los de hospedaje determina incrementos en la eficiencia y competitividad de los destinos.

Para la comercialización del producto turístico, en 1994 existían 3,737 agencias de viajes en el país (en 1990 existían 3,982), la mayor parte de las cuales requiere modernizar su equipo, operación y funcionamiento, para mantener su nivel de competitividad en los ámbitos nacional e internacional.

De acuerdo al Sistema de Información Turística Estatal, los establecimientos de alimentos y bebidas registrados en 1994 fueron 12,598 restaurantes, 1,912 bares y 777 discotecas, clasificados como de calidad turística en todo el país. Por otro lado, los campos de golf existentes en el país en 1994 sumaron 128, siendo Los Cabos el destino con mayor posicionamiento internacional en esta actividad.

2.5.7 Formación de recursos humanos

La capacidad competitiva de las empresas y la calidad de los servicios turísticos se aprecia en gran parte por la calidad de las personas que atienden a los visitantes, y no sólo por las características de los atractivos naturales o culturales del sitio que se visita o por las instalaciones turísticas.

La situación actual de la capacitación y educación se particulariza por:

a) Una escasa vinculación entre escuelas y empresas. Existen en el país, 548 instituciones educativas que ofrecen estudios relacionados con turismo en todos los niveles: operativo (72), medio superior (bachillerato, tecnológico y carreras técnicas, 312) y superior (licenciaturas y posgrados, 164). La mayoría de estos centros el, 53.6%, son privados, y el resto 46.4%, son oficiales.

La matrícula estimada para el ciclo lectivo que comenzó en agosto de 1995, se concentra en los niveles superior (25,370 personas) y medio superior (67,908), mientras las mayores necesidades de personal en las empresas se ubican en los niveles básico-operativo y de supervisión. El porcentaje de mujeres es, en general, mayor al de hombres. En el nivel superior, siete de cada diez matriculados son mujeres, en el medio superior cuatro de seis y en el operativo, el 55%. Esta situación contrasta con la realidad laboral, donde alrededor del 70% son hombres.

Casi todos los centros de enseñanza cuentan con biblioteca (requisito de la Secretaría de Educación Pública). Sin embargo, su equipamiento para prácticas de simulación, necesarias antes de realizar prácticas en empresas, es deficiente, ya que apenas el 48% cuenta con laboratorios de hospedaje, el 31% de producción de alimentos y bebidas, el 28% de servicios de alimentos y bebidas, el 13% de agencias de viajes y 9% de idiomas.

b) Una escasa incorporación de los egresados de las escuelas de turismo al sector laboral: según revela el estudio sobre los Profesionistas en México, realizado por el INEGI con base en el Censo de Población y Vivienda de 1990, los egresados de licenciaturas relacionadas con turismo están entre los de menor inserción en el mercado laboral.

En cuanto a la deserción en los centros de enseñanza turística, las estimaciones de la SECTUR apuntan que de cada 100 estudiantes que ingresan a estudios superiores en turismo, desertan 74 a lo largo de los cuatro o cinco años que duran en general los programas. La deserción a nivel medio superior es de 68% (programas de tres años) y a nivel operativo es de 13%.

c) Actualización docente: por lo dinámico de la actividad turística, la mayoría de los casi 5,000 docentes de los centros de enseñanza turística no están al día en los conocimientos que poseen del sector.

Además, del total apenas el 12% trabaja tiempo completo, lo que se manifiesta también en la escasa disposición de personal orientado hacia la investigación.

d) Personal con poca capacitación: de acuerdo con la información disponible a través de la Encuesta Nacional de Empleo y Capacitación Turística, apenas el 16.7% de los empleados en empresas turísticas ha recibido algún curso de capacitación, independientemente de la formación escolarizada que tengan.

e) En las organizaciones no se valora adecuadamente al factor humano como una ventaja competitiva: en general, son las empresas organizadas en cadenas las que conciben a la capacitación como un factor estratégico, como revela la misma encuesta donde la totalidad de los hoteles pertenecientes a una cadena y de cinco estrellas y gran turismo manifestaron poseer programas de capacitación y adiestramiento, lo que no sucede con los hoteles de menor clasificación y de propiedad familiar, que fundamentan su competitividad en el precio, publicidad, costos o canales de distribución.

f) Bajo nivel educativo: el desarrollo de las personas que trabajan en el turismo se debe buscar tanto a nivel personal como profesional. En el turismo el porcentaje de personas con apenas estudios básicos es muy alto, 55%, un 7% de los trabajadores en el sector no cuenta con estudios, 12% tiene bachillerato, 12% nivel técnico y sólo el 10% cuenta con educación superior. Asimismo, sólo un 4% del total cuenta con la licenciatura en turismo. Este bajo grado de escolaridad limita la efectividad de los cursos de capacitación y adiestramiento, incluso aquéllos a puestos específicos.

g) Ausencia de relación entre la calidad de los recursos humanos e indicadores de productividad: la mayoría de las empresas turísticas carece de mecanismos que puedan medir la productividad de las personas, lo que ha impedido la aplicación adecuada de incentivos.

2.6 Diagnósticos por grupos de destinos turísticos

Por las características propias de cada destino turístico del país, la Secretaría de Turismo los ha clasificado de la siguiente manera: Centros Integralmente Planeados, Centros Tradicionales de Playa, Grandes Ciudades, Frontera Norte y Centros Turísticos del Interior.

A continuación, se desarrolla un diagnóstico por cada grupo de destinos turísticos, considerando su participación en: población ocupada, recepción de visitantes nacionales y extranjeros, oferta hotelera y niveles de ocupación.

2.6.1 Centros Integralmente Planeados

En 1994, los centros integralmente planeados participaron con el 7.0% de la población ocupada, con el 5.4% de los turistas nacionales y con el 37.1% de los turistas extranjeros; concentraron el 17.6% de la oferta hotelera de los principales centros con una ocupación promedio del 62.8%. La ciudad más importante de estos centros es Cancún, la cual participó con el 4.3% de la población ocupada, el 3.0% de los visitantes nacionales y el 28% de los internacionales; concentró el 11.6% de la oferta de cuartos y mantuvo una ocupación promedio del 69.1%, la más alta del total de los destinos turísticos del país.

Durante el periodo 1986-1994, las tasas medias de crecimiento anual de estos centros se comportaron de la siguiente manera: respecto a la incorporación de cuartos fue de 10.8%, la más alta por tipo de centros, en cuanto a turistas nacionales presentó una tasa de 9.2% y de turistas extranjeros fue de 10.1%; por lo que se refiere a sus niveles de ocupación el conjunto de estos centros mostraron una reducción de 4.3 puntos porcentuales.

El centro que tuvo la más alta tasa de crecimiento anual de cuartos fue Los Cabos, con el 14.5%,

Para el turismo nacional Cancún presentó el crecimiento más alto en el período señalado, con el 11.6%, y para el turismo extranjero fue Los Cabos quien mostró la tasa de crecimiento más alta, con el 13.3%.

2.6.2 Centros Tradicionales de Playa

Por su parte, los centros tradicionales de playa participaron con el 17.0% de la población ocupada, el 24.7% de los turistas nacionales y el 23.5% de los internacionales, así como con el 28.5% de los cuartos, su nivel de ocupación fue del 46.3% promedio durante 1994. En este grupo destaca Acapulco que concentró el 7.2% de la población ocupada, el 9.6% de los turistas nacionales hospedados y el 6.1% de los internacionales, y el 10.9% de los cuartos; la ciudad de Puerto Vallarta participó con el 6.8% de los turistas extranjeros y el nivel de ocupación más alto correspondió a Cozumel que alcanzó el 60.4% promedio en el mismo año.

Las tasas de crecimiento promedio anual para el período de 1986-1994 por concepto de cuartos fue de 1.8%, para el turismo nacional fue de 3.1%, para el turismo extranjero fue de menos 0.4% y sus niveles de ocupación se redujeron en 4.8 puntos porcentuales. El destino que tuvo las más altas tasas fue Cozumel siendo de 7.1% para cuartos, 6.8% para el turismo nacional, 6.6% para el turismo extranjero y un crecimiento en sus niveles de ocupación del 0.7%.

2.6.3 Grandes Ciudades

En cuanto a la población ocupada en el sector turismo son las grandes ciudades las que mayor relevancia tienen, durante 1994 participaron con el 39% de la población ocupada, sólo el Distrito Federal participó con el 29%.

Las grandes ciudades participaron con el 23.2% de visitantes hospedados nacionales (Guadalajara con el 10.3%) y con el 20.8% de los visitantes extranjeros, correspondiendo al Distrito Federal el 15.6%. En materia de oferta hotelera concentraban el 22.3%, del cual casi la mitad (11.1%) correspondió a la Ciudad de México. En promedio la ocupación hotelera fue del 54.6%, Monterrey presentó el mayor porcentaje de ocupación con el 63.9%.

En conjunto, las tasas de crecimiento promedio anual para el período 1986-1994 por concepto de cuartos fue del 1%, para el turismo nacional fue de -0.5%, para el turismo extranjero fue de 2.6% y sus niveles de ocupación se redujeron en 3.0 puntos porcentuales. Los destinos que tuvieron las tasas más altas fueron Monterrey en número de cuartos, con el 3.6%, para el turismo nacional fue la Ciudad de México con el 1.2%, para el turismo extranjero Monterrey con el 3.3%.

2.6.4 Frontera Norte

Durante 1994, los tres destinos considerados de la frontera norte (Tijuana, Ciudad Juárez y Reynosa) participaron con el 9.1% de la población ocupada, el 10.1% de los visitantes nacionales y el 5.9% de los visitantes extranjeros, contaron con el 5.8% de la oferta hotelera en los centros seleccionados y una ocupación promedio del 45.6%. La ciudad más importante fue Tijuana, la cual participó con el 4.8% de la población ocupada, el 5.9% de los turistas nacionales y el 4.1% de los turistas internacionales.

Aunado a lo anterior, el conjunto de ciudades fronterizas recibe anualmente a más de 64 millones de visitantes de un solo día, y genera en total el 29.2% de las divisas que por visitantes internacionales percibe México.

Las tasas de crecimiento promedio anual para el periodo 1986-1994 por concepto de cuartos fue del 0.8%, para el turismo nacional fue de -3%, para el turismo extranjero fue de menos 1% y sus niveles de ocupación se redujeron en 20.8 puntos porcentuales al pasar de 66.4 en 1986, a 45.6 en 1994. Los destinos que tuvieron las tasas más altas de crecimiento en ese periodo fueron Ciudad Juárez en número de cuartos, con el 2.1%. Tijuana fue la ciudad que mostró el decrecimiento menor en sus niveles de ocupación, al pasar de 63.2 en 1986 a 47.1 en 1994.

2.6.5 Centros Turísticos del Interior

Se contemplan 30 ciudades del interior, que en conjunto participan con el 28.5% de la población ocupada, el 36.6% de los turistas nacionales, el 12.7% de los internacionales y con el 25.7% de la oferta hotelera.

La tasa de crecimiento promedio anual para el periodo 1986-1994 fue: de 1.7% para cuartos, de -0.6% para el turismo nacional y de 2.3% para el extranjero, sus niveles de ocupación se redujeron en 8.3 puntos porcentuales. Los destinos que tuvieron las tasas más altas de crecimiento en ese periodo fueron Tlaxcala en número de cuartos, con el 11.5%, para el turismo nacional de 11.9% y para el turismo extranjero de 16%. Querétaro fue la ciudad que tuvo la menor tasa de crecimiento, con menos 0.1%.

3. COMPETITIVIDAD

3.1 Concepto de competitividad

La competitividad es un concepto y una práctica que se establece en función de la existencia de competidores; consiste en la capacidad de un sector para mantener y aumentar su participación en el mercado, en términos de volumen y/o de ingresos. La competitividad resulta de un conjunto de esfuerzos que conducen al sector a una posición favorable sostenida en los mercados.

Los componentes de la competitividad han cambiado con el tiempo. Anteriormente, en un mercado regido por los vendedores, se entendía que éstos podían imponer condiciones a los compradores, de manera que para ser competitivos era posible uniformar productos, imitando las características de la infraestructura y equipamiento de los líderes o destinos exitosos en el mercado.

Se consideraba que el tamaño de los productos resultaba un componente clave de la competitividad: en tanto era mayor el tamaño de los destinos y de productos específicos, mayor era su capacidad competitiva.

Otro elemento determinante de la competitividad era la dotación de recursos, así el contar con atractivos de alta jerarquía prácticamente aseguraba la inserción de un destino en el mercado.

En la actualidad, el paradigma que rige el desempeño en los mercados se ha transformado. En primer lugar, nos encontramos frente a un mercado de compradores, son éstos quienes deciden a quién y qué productos comprar.

De acuerdo con las tendencias analizadas, la competitividad se está planteando en otros terrenos, de modo que la búsqueda de identidad, de diferenciación de los productos se encuentra en el marco de los esfuerzos del desarrollo de productos. Esta identidad se complementa con el agregado de valor.

De igual manera, en el mercado de compradores la demanda plantea gustos y preferencias relacionadas en el contacto con la naturaleza, el conocimiento de las culturas locales, la calidad y los servicios personalizados que resultan de productos hechos a la medida.

En conjunto estos factores señalan la necesidad de desarrollar, además de productos de menor tamaño, orientarlos a satisfacer segmentos específicos.

La competitividad actual también está determinada por la capacidad de integración del sector turismo, para crear sinergías que potencien sus estrategias en el contexto de mercados globales en los que es muy difícil obtener logros actuando por separado.

En otro campo, la competitividad actual no está influida sólo por la importancia de los atractivos, como sucedía anteriormente, sino por el valor agregado que se le incorpora en términos de tecnología de gestión, de actividades y de la relación precio-valor.

3.2 Competitividad del producto turístico mexicano

La recepción del total de visitantes internacionales a México llegó en 1994 a 83.2 millones, de los cuales 66 millones fueron excursionistas internacionales que no pernoctaron en el país (64.4 millones de visitantes fronterizos y 1.6 millones de pasajeros en cruceros); 10 millones de turistas fronterizos que pernoctaron menos de tres noches y 7 millones de turistas al interior que pernoctaron tres o más noches.

Durante el periodo 1985-1994 el crecimiento anual del turismo extranjero hacia México fue del 3.3% anual, mientras que para nuestros principales competidores en la región, los Estados Unidos y el Caribe fue del 6.6% y 6.2% respectivamente; ello se debió en parte a la diversificación que presentaron sus productos, sobre todo Estados Unidos de Norteamérica en su frontera sur, lo que provocó la disminución de ese mercado para México.

Históricamente, el mercado más importante para el turismo receptivo de México, ha sido el proveniente de los Estados Unidos, el cual redujo su tasa de crecimiento anual durante el periodo 1990-1994 a 1.9%, en comparación con la registrada en el periodo anterior (1985-1990) que fue de 9.6%.

Además de la disminución en la participación relativa del mercado norteamericano hacia México (del 87.6% en 1990 al 84.4% en 1994), sus flujos turísticos han modificado su estructura, el turismo receptivo de norteamericanos anglosajones inició un estancamiento a partir de 1988, cuando visitaron México poco más de 4 millones de turistas, cantidad similar a la de 1994 (4.0 millones sin considerar el turismo fronterizo).

Por el contrario, los visitantes de origen latinoamericano provenientes de Estados Unidos, fundamentalmente mexicanos residentes en ese país, han mostrado un crecimiento dinámico ya que entre 1988 y 1994 casi se duplicaron al llegar a más de 1.8 millones, su gasto mantuvo la misma tendencia de incremento.

Turismo receptivo a México, procedente de E.U. (Personas)

Año                                                          Origen mexicano      Anglosajones

1988                                                                         994,910                          4,071,715

1989                                                                              1,243,661                  4,141,673

1990                                                                              1,453,659                  4,143,988

1991                                                                              1,410,929                  3,935,490

1992                                                                              1,555,558                  3,764,385

1993                                                                              1,706,377                  3,763,329

1994                                                                              1,830,737                  4,044,594

Fuente: Banco de México

El mercado canadiense hacia México, registró una tasa de crecimiento negativa de 7.7% durante los últimos 5 años, significativamente inferior a la registrada en el periodo 1985-1990, que fue de 8.8%. Por consiguiente su participación relativa en el turismo internacional que visita México se redujo en más de un punto porcentual entre 1990 y 1994, al pasar de 4.6% al 3.0%.

Producto de una mayor vinculación aérea con Europa, desde España y Alemania fundamentalmente, del mejoramiento de las condiciones del servicio aéreo con Latinoamérica, de la dinámica demográfica y la recuperación de algunas economías (Argentina, Brasil y Chile), los turistas de Europa y América Latina crecieron aceleradamente de 1990 a 1994 (21.5% y 12.3% respectivamente).

Los destinos turísticos más visitados por los extranjeros fueron en orden de importancia: Cancún, el Distrito Federal, Puerto Vallarta, Acapulco, Los Cabos, Cozumel, Tijuana, Mazatlán, Guadalajara, Mérida, Monterrey, Ixtapa-Zihuatanejo, Oaxaca, Ciudad Juárez y Taxco. En ellos se concentró el 89.2% de los visitantes extranjeros.

En general, el gasto promedio por turista se incrementó de 229.0 dólares en 1990 a 282.5 dólares en 1994.

Considerando el tiempo de estancia, el gasto del turismo receptivo (al interior o con estancia mayor a 72 horas) pasó de 532.0 dólares en 1990 a 596.3 dólares en 1994 y el de los turistas fronterizos pasó de 49.4 dólares a 59.7 dólares en el mismo lapso de tiempo.

En el marco del dinámico escenario internacional, los competidores más importantes de México en las Américas, Estados Unidos y el Caribe, han impulsado estrategias de desarrollo de productos orientadas a aumentar la captación de cuotas de mercado en los segmentos en los que México compite, como son: la frontera norte, en el Distrito Federal, en destinos de playas y en el de circuitos que incluyen diversos atractivos turísticos.

3.2.1 Estados Unidos

Las áreas geográficas específicas con las cuales compite México y que han impulsado nuevos productos se encuentran localizadas en la región denominada el "cinturón del sol" de ese país:

   En Nuevo México el caso más notable es el de la ciudad de Santa Fe, con una serie de atractivos culturales situados en áreas colindantes, que se ha posicionado exitosamente como un destino cultural, además de los centros de montaña que ya tenía puestos en valor.

   En Arizona la oferta turística se ha diversificado y fortalecido, ya que los atractivos y productos naturales (el Parque Nacional del Cañón del Colorado, el Cráter del Meteoro, Sedona) han encontrado un valor agregado en el desarrollo de Phoenix-Scottsdale (con resorts de montaña) y de productos de culturas tradicionales como Mesa, Pueblo, las reservaciones Navajo y Hopi, las misiones y atractivos de alta tecnología como Biosfera 2, en Tucson.

   En Texas, la ciudad de San Antonio se ha convertido en un destino de entrada al Sur de los Estados Unidos, desarrollando para ello una variada oferta de parques temáticos y posicionándose en el segmento de congresos y convenciones con oportunidades de compra, utilizando además, al igual que en casi todo el sur, la herencia hispano/mexicana como elemento de identidad regional.

   En California, un estado posicionado en el mercado con anterioridad a los ya mencionados, la oferta varía desde productos de grandes ciudades, hasta circuitos temáticos en áreas naturales, pasando por compras, deportes y diversión, entre otros.

Esta situación lleva a una conclusión importante, que se relaciona con una estrategia integrada de desarrollo por parte del sector turístico estadounidense, que ha puesto en valor productos complementarios entre sí. Ello subraya también la importancia que debe adquirir en los próximos años la frontera norte de México, en donde debe impulsarse el desarrollo de productos y de actividades, tanto en los principales destinos como en sus circuitos y corredores.

   Otro competidor de México es Hawai. Hace 25 años este centro turístico tenía una oferta de cuartos similar a la de Acapulco, en la actualidad cuenta con cuatro veces más cuartos que Acapulco.

3.2.2 El Caribe

Durante los últimos 8 años la oferta de habitaciones en los países del Caribe se incrementó significativamente, en Cuba creció de 13,910 a 26,358 cuartos, Jamaica de 12,218 a 18,935, República Dominicana de 8,562 a 26,684.

Los destinos turísticos del caribe mexicano (Cancún Cozumel, Isla Mujeres y el Corredor Cancún-Tulum) pasaron de poco más de 9 mil a 25 mil cuartos de hotel.

Ante la apertura mundial de nuevos centros turísticos de playa y sol, las playas mexicanas requieren mayor consolidación, diversificación, calidad y promoción, para aumentar su competitividad.

En relación a nuestros competidores del Caribe, estos países ofrecen variados incentivos a la inversión en el sector, como por ejemplo: los períodos de gracia son de entre 5 y 20 años para el pago de impuestos; excención a inversionistas extranjeros para la compra de terrenos; depreciación acelerada de activos; facilidades para la adquisición o arrendamiento de mobiliario y equipo; libre repatriación de capitales y de ganancias; así como convenios para que las cargas impositivas no sean mayores que las que el inversionista tendría en su país de origen.

3.2.3 Precio

En los centros turísticos del país, los hoteles tienen tarifas más accesibles a las ofrecidas en Norteamérica, Hawai y el Caribe en instalaciones similares, inclusive en muchos centros de playa mexicanos se observa que hoteles de gran calidad y elevada inversión compiten a base del precio, con hoteles de menor calidad e inversión situados en centros turísticos competidores.

Ello debe llevar a replantear la estrategia de competitividad para que no se base sólo en precios, sino que se ofrezca una mejor relación valor-precio.

Los diversos destinos de México cuentan con las ventajas comparativas necesarias para competir exitosamente en el mercado internacional. En primer lugar, porque es un país con una gran diversidad natural y un mosaico de culturas, con riquezas arqueológicas y coloniales, con una rica cultura gastronómica, con una importante oferta hotelera e infraestructura de apoyo, que en conjunto pueden propiciar el desarrollo de una amplia gama de actividades para la totalidad de los segmentos de mercado.

En segundo lugar, porque el país es vecino geográfico de importantes mercados emisores.

4. UNIVERSO DE TRABAJO: DESTINOS PRIORITARIOS

Un elemento fundamental de la estrategia del Programa consiste en considerar a los destinos turísticos con mayor contribución a los objetivos sectoriales, como elementos detonadores para desarrollar la actividad turística en sus regiones de influencia.

El turismo es también una actividad que depende en gran medida del acervo de atractivos naturales, históricos, culturales y sociales, así como de la infraestructura con que cuente un lugar o región. Por ello, en la actividad turística destacan algunos destinos que concentran un alto porcentaje de la captación de turistas y divisas, la generación de empleos y la infraestructura existente, que han demostrado su capacidad como propulsores del desarrollo regional al expandir sus efectos hacia las regiones en que se ubican.

Durante la administración del Dr. Ernesto Zedillo Ponce de León, las acciones se encaminarán en forma prioritaria a los destinos turísticos de playa, incluyendo los cinco centros turísticos integralmente planeados por FONATUR y los siete destinos de playa tradicionales más importantes; a la frontera norte del país, en donde destacan las ciudades de Tijuana y Ciudad Juárez y el corredor que va de Nuevo Laredo a Matamoros; a las grandes ciudades de México, Guadalajara y Monterrey y al desarrollo de una nueva oferta en las Barrancas de la Sierra Tarahumara de Chihuahua, en el Mundo Maya del sureste de México y en parques naturales y áreas protegidas seleccionadas, en donde destacan las lagunas visitadas por la ballena gris en Baja California Sur, la mariposa monarca en Michoacán y el Parque Popo Izta en las inmediaciones del Distrito Federal, además de continuar la promoción regional del grupo de ciudades coloniales.

Centros y regiones turísticas prioritarios

    Cancún / Cozumel / Isla Mujeres /Corredor a Tulum

    Huatulco / Oaxaca

    Ixtapa -Zihuatanejo

    Corredor del Alto Golfo de California (San Felipe - Santa Clara - Peñasco)

    Corredor Loreto - Nopolo - Puerto Escondido / La Paz / Los Cabos

    Puerto Vallarta - Guadalajara

    Acapulco - Taxco - Cuernavaca

    Mazatlán

    Manzanillo

    Corredor Tajín / Veracruz / Los Tuxtlas

    Ciudad de México

    Ciudad de Monterrey

    Corredor Tijuana-Ensenada

    Ciudad Juárez / Chihuahua / Región de la Barranca del Cobre

    Corredor Nuevo Laredo / Reynosa / Matamoros

    Región del Mundo Maya: Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

    Ciudades Coloniales: Del Mar de Cortés, Del Norte, Del Programa Tesoros Coloniales del Bajío, de la Ruta de Cortés, de la Ruta de la Independencia, del Mundo Huasteco y del Mundo Maya.

Los centros turísticos más importantes de México están ligados a corredores o regiones, en las cuales se manifiesta un doble fenómeno: los centros turísticos propician el desarrollo de polos turísticos regionales, en torno al centro turístico principal y a su vez el valor del destino turístico se ve incrementado por la riqueza del entorno regional. De ahí que en la lista de prioridades se marque la relación dual, bajo la denominación de corredores o regiones prioritarias.

5. OBJETIVOS

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) 1995-2000 indica que la actividad turística es la opción más rápida y viable de desarrollo para algunas regiones del país; que el empleo turístico es de generación rápida, cuesta menos, incorpora fuerza de trabajo joven y de ambos sexos; que el país tiene ventajas relativas extraordinarias por su vecindad con grandes mercados y sobre todo por la singularidad de sus recursos.

El objetivo del Programa de Desarrollo del Sector Turismo es:

Fortalecer la competitividad y sustentabilidad de los productos turísticos mexicanos para coadyuvar en la creación de empleo, la captación de divisas y el fomento al desarrollo regional.

5.1 Aumentar la capacidad competitiva del sector

Esta vertiente se basa en el desarrollo de habilidades y desempeños que permitan fortalecer a dos componentes fundamentales: por un lado, los costos, cuya disminución permite un margen de maniobra en las ganancias y en el precio de venta. Este margen facilita enfrentar las estrategias de precio de los competidores y las expectativas que establece la demanda en la relación precio-valor.

Por otro lado, la diferenciación que permite fijar una identidad y una serie de atributos distintivos a un producto, los cuales deben ser adecuadamente comunicados y percibidos por la demanda.

Se fomentarán productos que se perciban como de valor agregado, organizándolos y distribuyéndolos adecuadamente, para competir con ventaja ante los principales competidores y desarrollar culturas empresariales de alta competitividad.

En este marco el agregado de valor tiende a favorecer la diferenciación o identidad del producto.

La revisión de los marcos legales, la creación de mecanismos de participación, coordinación, concertación e integración de la industria tendrán como premisa garantizar el logro de adecuados niveles de competitividad, agilizando procesos, evitando regulaciones innecesarias, promoviendo la descentralización efectiva de las decisiones y la facilitación en todos los ámbitos y las alianzas estratégicas.

De esta manera, las prioridades con relación a la competitividad se orientarán a modificar la imagen de México no sólo como un destino que se vende por el precio y a difundir que la relación precio-valor es más alta que en otros destinos, sobre la base del desarrollo de productos.

5.2 Promover un desarrollo turístico sustentable

La competitividad deberá lograrse a partir de políticas de sustentabilidad del desarrollo, por lo que el criterio básico de la competitividad del turismo mexicano será la preservación de los atractivos turísticos y su contribución para elevar la calidad de vida de las poblaciones residentes en los centros, regiones y circuitos turísticos.

La necesidad de identificar alternativas que favorezcan el desarrollo regional y consecuentemente el beneficio de las comunidades con base en la utilización racional y ordenada de los recursos naturales, encuentra en la sustentabilidad una oportunidad adecuada para la consecución de este propósito.

Por lo anterior, es necesario promover las prácticas de protección del medio ambiente natural y cultural, reconociendo tanto el valor que tienen en sí mismas, como su estrecha interdependencia con las actividades turísticas, con el fin de optimizar su potencial de aprovechamiento actual y garantizar su preservación.

La sustentabilidad no se limita a la exclusiva conservación, comprende el uso productivo de los recursos naturales a largo plazo; la valoración de los procesos sociales; la participación de las comunidades en las decisiones, los beneficios directos que reciben por tal participación; y los soportes tecnológicos que son necesarios para hacer sustentable el uso de los recursos.

5.3 Mantener, mejorar y ampliar la planta de empleo en el Sector Turístico

Se requiere orientar el desarrollo turístico a mejorar las condiciones del empleo turístico, a generar nuevas fuentes de trabajo, a elevar la productividad de los ya existentes, así como su remuneración. Esto se logrará como resultado del desarrollo y consolidación del turismo, estableciendo políticas y líneas de acción dirigidas a desarrollar la infraestructura necesaria, a diversificar los destinos y productos turísticos, a aprovechar al máximo la capacidad instalada, así como la riqueza de los recursos naturales y culturales.

Por lo anterior, se requerirá de recursos humanos en mayor cantidad y más calificados, que contribuyan a la realización de las actividades que se plantean necesarias para el desarrollo del turismo, mismo que se pretende sea integral, y donde participen distintas áreas institucionales y los sectores público, privado y social.

5.4 Incrementar la captación de divisas por recepción de turismo

Incrementar la captación y retención de las divisas en el país a partir del aumento de la competitividad tanto a nivel nacional como internacional de la actividad turística, fortaleciendo la identidad y el valor de nuestros destinos turísticos mediante la diversificación y óptimo aprovechamiento de la oferta, llevando a cabo una agresiva estrategia de promoción que permitirá difundir mejor nuestros productos a los segmentos más rentables con el fin de que se aumenten el número y el gasto del turista.

5.5 Fomentar el desarrollo regional

El Plan Nacional de Desarrollo establece que se impulsarán acciones específicas para estimular el desarrollo regional. Por ello se apoyarán las iniciativas de los gobiernos estatales que hagan posible la concurrencia de varias entidades y la federación a través de programas que vinculen a los centros turísticos con sus regiones de influencia, para integrar cadenas productivas desconcentradas en el territorio, poner en valor atractivos y actividades, tomando como base el concepto de sustentabilidad.

Los cambios en los hábitos y gustos de los consumidores, perfilan la tendencia de los turistas a buscar que sus viajes se realicen a regiones más que a destinos, por lo que es necesario dar especial apoyo al desarrollo de las regiones turísticas definidas por la concentración de productos turísticos en un espacio, así como por compartir similitudes en rasgos geográficos, históricos y culturales.

En las prioridades nacionales la actividad turística tiene una dimensión singular por su posibilidad de contribuir al desarrollo de las zonas marginadas del país, en muchas de las cuales se concentra la riqueza turística en lo que se refiere a recursos naturales y culturales de la nación.

Se fomentarán las inversiones en infraestructura que, paralelamente a las capacidades de desarrollo locales, logren vincular los destinos y regiones turísticas prioritarias.

6. ESTRATEGIAS

Para el logro de los objetivos sectoriales las estrategias que se instrumentarán estarán encaminadas a la consolidación de la actividad turística, diversificación y promoción de la oferta turística en los mercados más rentables.

Los actores principales de estas estrategias serán los propios prestadores de servicios turísticos con el apoyo de las autoridades federales, estatales y municipales.

6.1 Consolidar la oferta y la demanda turística

Implica reforzar la línea de productos de mayor rentabilidad, la consolidación contiene un criterio de discriminación y de selección de oportunidades.

Se trata de consolidar los productos que tienen una fuerte vinculación con el mercado y que además cuentan con las posibilidades de una atractiva participación a futuro.

La consolidación de la oferta y la demanda turística existente se logrará a partir de la creación e integración de valores agregados a los destinos, variedad de servicios y atractivos, nuevas actividades y mayor calidad general y específica a cada producto.

Implica comercializar hacia los segmentos del mercado nacional e internacional más rentables, estables y de más pronta respuesta a los productos nacionales, para garantizar el ingreso de divisas y la creación de empleos

Con esta estrategia se busca añadir valor a los centros turísticos existentes y mejorar la calidad de los servicios que se prestan. Ello exige convertir al turismo en una responsabilidad compartida por el conjunto del gobierno y el sector privado.

6.2 Diversificar la oferta y la demanda

El Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000 reafirma la responsabilidad del turismo como alternativa de corto y mediano plazo para el desarrollo de regiones poco favorecidas, por ello, la Secretaría de Turismo tiene como propósito promover que el sector turístico desarrolle nuevos productos turísticos, promoviendo regiones cuyos principales atractivos sean: la naturaleza, la historia y la cultura local.

La estrategia principal comprende la diversificación de la oferta turística nacional y la creación de una oferta turística con nuevos giros de negocios, a partir del desarrollo de corredores y regiones turísticas tomando como base a los principales centros turísticos actuales, mediante un ordenamiento espacial coherente, articulando regiones y corredores que conformen una estrategia para impulsar las corrientes turísticas, las inversiones y las facilidades, estimulando las conexiones entre diferentes regiones. Requiere estimular la participación de la población nacional en actividades turísticas y recreativas de acuerdo a sus condiciones económicas, sociales y culturales.

Establece la necesidad de ampliar la oferta, rebasando el simple agregado de productos que produzcan un inventario que contenga más de lo mismo.

La diversificación se relaciona entonces, con el agregado de valor a los productos existentes, con la creación de nuevos productos y tiene, en consecuencia dos referentes: la demanda real y potencial, y las características y atributos de los productos de los competidores.

Para que las regiones puedan consolidarse se requieren mecanismos efectivos de inversión y reinversión, de manera que una parte importante de los beneficios que se generan se retengan en el espacio que los produjo.

6.3 Promover

El propósito de esta estrategia es el de fomentar las corrientes turísticas internacionales hacia México, y estimular el conocimiento y disfrute de los atractivos naturales y culturales situados en el territorio nacional, por parte de los residentes en el país, aumentando la estadía y el gasto en los dos mercados.

La promoción debe contemplar un esfuerzo integral, moderno y altamente tecnificado en el contexto de un mercado altamente competido.

En el marco de la estrategia de promoción se está llevando a cabo el Programa Integral de Mercadotecnia para 1996-1997, que contiene una serie de objetivos y metas a lograr por mercado a partir de programas específicos de publicidad, relaciones públicas y mercadeo directo.

El Programa persigue promover la imagen de México para que el país sea percibido como un destino emocionante y seguro que ofrece productos diversificados y no sólo de playa.

El Programa identifica acciones para desarrollar los mercados primario[1252]7 y secundario[1253]8 de Estados Unidos, en los principales Estados emisores, y en los segmentos de mayor rentabilidad y respuesta.

Para el mercado nacional se instrumentan campañas publicitarias y de promoción con la finalidad de captar diferentes y nuevos segmentos de turistas, dando a conocer atractivas oportunidades de viaje y diferentes alternativas al alcance de los diversos segmentos sociales.

6.4 Estrategia para el turismo sustentable

La conciencia y el interés mundial surgido por los impactos ambientales de las actividades productivas, exige el desarrollo de productos que permitan la integración de la ecología y la cultura con la economía.

La política turística de México concibe al turismo sustentable como la más importante estrategia para aumentar la competitividad, que conjuga la capacidad para implementar actividades productivas rentables y de valor agregado, congruentes con la conservación y mejoramiento de la calidad del medio ambiente natural y de las condiciones de vida de las comunidades locales.

La estrategia comprende una integración de esfuerzos de diversas dependencias federales, gobiernos estatales y municipales, universidades y centros de investigación, además de las comunidades locales, orientados a proteger con una legislación clara y efectiva las áreas naturales y el patrimonio cultural.

Se requiere de una planeación y gestión integrada de la industria, para desarrollar proyectos armónicos con el medio ambiente y para una prestación responsable de servicios en las áreas naturales y culturales de valor turístico.

En este marco, la Secretaría de Turismo ha instrumentado una serie de acciones de protección del entorno natural en marco del Programa Mundo Maya, el Corredor Ecoturístico Barrancas del Cobre - Mar de Cortés, y el Programa Integral para la Observación de la Ballena Gris, así como de la Mariposa Monarca.

6.5 Estrategias por tipo de producto

6.5.1 Frontera norte

Diversificar

A partir de los destinos principales, consiste en desarrollar actividades en el espacio regional articulando circuitos y corredores, poniendo en valor parques nacionales y mejorando la infraestructura y los servicios.

El corredor Tijuana - Ensenada, el de Mexicali-San Felipe - Puertecitos y la reserva de la biosfera del Alto Golfo de California, además de los Caminos del Río, el Viejo Camino Real de Santa Fe y las Barrancas del Cobre, requieren integrarse para aumentar su capacidad competitiva.

Consolidar

La Frontera norte es una de las áreas prioritarias del turismo en México. En ella, las estrategias deben orientarse hacia la facilitación para el ingreso de personas y vehículos, mejorando las condiciones y servicios en los cruces fronterizos.

Asimismo, es necesario remodelar la imagen urbana de sus ciudades, fortaleciendo la identidad mexicana a partir de sus calles principales, agregando actividades sociales y culturales.

También se requiere remodelar hoteles y servicios complementarios, elevando la calidad del servicio con base al desarrollo de una cultura turística.

Otra vertiente importante de esta estrategia consiste en el fortalecimiento del "Programa Paisano" y el fomento de la venta de artesanías de calidad.

Promover

La estrategia requiere del conocimiento del perfil de los clientes reales y potenciales, con el propósito de recuperar y elevar el gasto de los visitantes. Los esfuerzos de promoción deben concentrarse en los segmentos de mayor rentabilidad situados en los estados de California, Arizona y Texas, principalmente.

El marco binacional del Programa Vacaciones en Dos Naciones, que empezó a funcionar a partir de junio de 1993, brinda la oportunidad para aumentar la efectividad promocional.

6.5.2 Centros de playa integralmente planeados

Diversificar

A partir de los destinos deben integrarse espacios regionales a través de los corredores y circuitos que ofrezcan una diversidad de actividades.

La mejora y ampliación de la infraestructura y de los servicios en las regiones, y el agregado de valor a los atractivos, configuran esfuerzos que conducirán a identificar mayores opciones de consumo entre los visitantes.

Promover

Los esfuerzos deben dirigirse hacia los segmentos más rentables.

El conocimiento del perfil de los clientes reales y potenciales es una tarea básica para una promoción de mayor impacto en los mercados de Estados Unidos y Canadá.

También se precisa aumentar la cobertura de vuelos regulares y de fletamento provenientes de los mercados emisores de más relevancia.

Consolidar

La imagen urbana de estos centros requiere fortalecer la identidad mexicana, a partir de sus áreas de convivencia. El desarrollo de actividades sociales y culturales se traduce en valor agregado que impulsa la competitividad de los destinos.

Además es preciso elevar la calidad del servicio, ampliar la infraestructura y continuar con los esfuerzos encaminados a desarrollar una cultura turística competitiva.

6.5.3 Centros tradicionales de playa

Diversificar

A partir de los destinos, se debe impulsar el desarrollo regional, creando corredores y circuitos que ofrezcan actividades diversas.

El agregado de valor a los atractivos naturales y culturales, junto con el mejoramiento de las condiciones de seguridad y los servicios constituyen orientaciones fundamentales de esta estrategia.

Promover

El conocimiento del perfil de los clientes reales y potenciales permitirá identificar los segmentos de mercado más rentables.

Los esfuerzos promocionales deben enfocarse hacia los principales mercados.

Otra orientación de la estrategia comprende la identificación de nuevos mecanismos y canales de comercialización.

También es necesario ampliar los vuelos regulares y charter desde los principales mercados emisores.

Consolidar

Se requiere elaborar e instrumentar planes estratégicos de desarrollo, que contemplen la reordenación del espacio urbano para agregarle identidad mexicana.

Asimismo, se necesita limpiar playas y equiparlas, mejorar la infraestructura, remodelar hoteles, restaurantes y servicios complementarios, mejorando la calidad del servicio.

El impulso al desarrollo de actividades y el fomento a la venta de artesanías de calidad, aunado a elevar la cultura turística local, conforman propuestas estratégicas para aumentar las ventajas competitivas de estos centros.

6.5.4 Grandes ciudades

Diversificar

Las grandes ciudades de México pueden desempeñar un papel muy importante como centros distribuidores de turistas, para lo cual se requiere desarrollar actividades en las regiones, conformando así corredores y circuitos.

El valor agregado a los atractivos, el desarrollo de servicios de calidad en las regiones y la oferta de múltiples opciones de transporte, contribuirán a establecer fuertes vínculos regionales.

Consolidar

Se deben identificar espacios urbanos de uso turístico, desarrollando en ellos una oferta de actividades sociales y culturales que contribuya a aumentar la identidad mexicana de las ciudades metropolitanas del país.

Asimismo, es necesario elevar la calidad de los servicios hoteleros y restauranteros, al igual que el de las instalaciones.

Otra orientación de la estrategia consiste en mejorar la señalización turística y la información que se proporciona a los visitantes.

Además resulta imprescindible ofrecer oportunidades para realizar actividades para el segmento de negocios.

Por último, se requiere continuar con los esfuerzos para mejorar la cultura turística de los habitantes de estas ciudades, así como la de prestadores de servicios al visitante.

Promover

El conocimiento del perfil de los clientes reales y potenciales conlleva a identificar segmentos, canalizando recursos hacia aquellos que generan mayores gastos.

Uno de estos segmentos a desarrollar es el de ferias, exposiciones y convenciones.

Las grandes ciudades cuentan con un importante mercado en los Estados Unidos y Canadá principalmente, pero requieren aumentar su oferta de actividades para acrecentar estadía y/o gasto.

6.5.5 Ciudades del interior

Diversificar

Una línea estratégica fundamental será la conformación de corredores y circuitos en el espacio regional de influencia de estos destinos, creando en ellos múltiples actividades que incidan en el aumento de la estadía y del gasto de los visitantes.

El desarrollo hotelero y de servicios restauranteros, también debe dirigirse al aprovechamiento de ex-haciendas y, en general, de inmuebles del patrimonio cultural.

Existe un gran potencial para impulsar en ellas el desarrollo de productos culturales altamente competitivos

Consolidar

Si bien estos destinos cuentan con una identidad urbana definida, es importante agregar actividades sociales y culturales que aumenten su valor.

En este sentido, los esfuerzos deben conducirse al desarrollo de equipamiento turístico de calidad, aprovechando los rasgos arquitectónicos que las identifican.

Adicionalmente se requiere mejorar la infraestructura, la señalización, la información turística, al igual que elevar la cultura turística entre los integrantes de sus comunidades.

Promover

Conocer al cliente real y potencial es una de las primeras orientaciones que guían esta estrategia.

La promoción debe dirigirse a segmentos de alto gasto, con intereses específicos en la cultura. Estos mercados se localizan, principalmente en Europa, Estados Unidos y Canadá, correspondiendo a personas con altos índices de escolaridad.

7. POLÍTICAS

7.1 Criterios generales de política

7.1.1 Contribución a los objetivos del PND

El Sector Turismo cuenta con capacidad para responder rápidamente a los retos del país, y para contribuir de una manera determinante en el mejoramiento del bienestar de la población.

La política turística se orienta a contribuir al logro de los tres grandes objetivos planteados en el Plan Nacional de Desarrollo para este sector: empleo, divisas y desarrollo regional.

7.1.2 Destinos y regiones prioritarias

Desde el punto de vista de su ubicación en el territorio, los esfuerzos institucionales se dirigirán a reforzar la posición de mercado de los destinos turísticos que muestran mayor dinamismo.

A partir de los destinos turísticos prioritarios se persigue, desarrollar productos competitivos en el espacio regional, articulando corredores y circuitos que favorezcan la distribución del ingreso en las regiones.

7.1.3 Calidad, competitividad y rentabilidad

Para el logro de los objetivos sectoriales se requiere incrementar los niveles de competitividad y rentabilidad de la oferta turística, elevando su calidad, agregándole valor, consolidando y diversificando los productos tanto en los destinos como en las regiones.

7.1.4 Concertación y coordinación

Siendo la actividad turística una industria compleja en la que intervienen diversos actores, se requiere la creación y fortalecimiento de instrumentos y mecanismos de concertación y coordinación al interior del sector público, de éste con los otros poderes y niveles de gobierno; así mismo entre el sector público, el sector privado y el sector social.

7.2 Políticas y líneas de acción

7.2.1 Política de Financiamiento e Inversión

Objetivos:

Apoyar aquellos proyectos que contribuyan en mayor medida a generar empleos, captar divisas y al desarrollo regional, dentro de los lineamientos de disciplina fiscal y finanzas públicas y observando un ejercicio sano del gasto público.

Orientar el financiamiento y la inversión a proyectos que contribuyan a fortalecer los destinos prioritarios y que fomenten la vinculación regional.

Canalizar financiamiento e inversión en los destinos y regiones prioritarias, para fortalecer y ampliar la infraestructura existente, así como estimular la creación y ampliación de servicios complementarios (agencias de viajes, arrendadoras de autos, venta de artesanías) que contribuyan a elevar la calidad y el fortalecimiento de la oferta turística.

Concertar y coordinar el establecimiento de políticas, para promover la inversión y financiamiento para los centros prioritarios con base en la estrategia turística nacional.

Líneas de Acción

   Promover la diversificación de fuentes de financiamiento e inversión, adecuándolas a las nuevas condiciones de la competitividad.

   Promover la constitución de fondos de inversión turística y garantía a la pequeña y mediana empresa a nivel federal, estatal y municipal.

   Actualizar el catálogo de proyectos y oportunidades de inversión, así como el directorio de inversionistas nacionales y extranjeros, con el fin de promover la inversión y el financiamiento turísticos.

   Fortalecer los esquemas existentes de participación de los sectores público, privado y social y, en su caso, diseñar nuevos esquemas para promover y optimizar la inversión y financiamiento nacional y extranjero en el sector turismo.

   Fomentar esquemas de financiamiento a través de intermediarios no bancarios.

   Promover la ampliación de las líneas de crédito de los organismos internacionales de financiamiento.

   Promover, en coordinación con FONATUR, un programa de coinversiones y de desincorporación de activos que contemple nuevas estrategias y mecanismos de fondeo.

   Promover esquemas de inversión para actividades complementarias al turismo, poniendo énfasis en los proyectos de entretenimiento, mejoramiento de la infraestructura y de la imagen de los destinos.

   Promover campañas de promoción de inversión dirigida a inversionistas potenciales que muestren la oportunidad de negocios turísticos.

   Promover financiamiento e inversiones para el desarrollo de infraestructura turística en beneficio de regiones prioritarias.

   Promover programas de financiamiento dirigidas a terminar o reactivar proyectos turísticos viables interrumpidos o desactivados por problemas financieros.

7.2.2 Política de Transporte

Objetivos

Promover sistemas de transporte que vinculen a los destinos turísticos con mayor impacto en la creación de empleos, la generación de divisas y el desarrollo regional.

Promover que los sistemas de transporte sean eficientes y suficientes para atender la demanda de los centros prioritarios, y que respondan a la vinculación entre éstos y sus regiones de influencia.

Consolidar y fortalecer la capacidad, oportunidad y calidad de los servicios de transporte y comunicación que atienden los destinos turísticos prioritarios, fomentando servicios de comunicaciones y transporte competitivos, rentables, eficientes y suficientes en los centros turísticos.

Concertar y coordinar con la SCT y con la Iniciativa Privada, rutas y frecuencias de transporte eficientes y suficientes, de acuerdo a las necesidades y características de los centros turísticos prioritarios, sus áreas de influencia y los segmentos a los que atienden.

Líneas de Acción

   Evaluar y definir las necesidades existentes en cada uno de los centros prioritarios en materia de comunicaciones y transporte, para promover ante los niveles correspondientes su atención y sustentar programas de desarrollo de los sitios de interés turístico.

   Fortalecer los sistemas de señalización turística, poniendo énfasis en la articulación regional de los centros turísticos prioritarios y sus regiones de influencia.

   Fomentar las corrientes de turismo internacional por carretera entre los Estados Unidos de Norteamérica y los destinos turísticos mexicanos.

   Ampliar las posibilidades de acceso de un mayor volumen de visitantes extranjeros hacia nuestro país por autobús fletado.

   Establecer programas de promoción para facilitar el acceso de cruceros marítimos, el embarque y desembarque de pasajeros, la modernización de las áreas terminales y la información sobre atractivos.

   Fortalecer la política de desregulación en las operaciones de vuelos de fletamento.

   Impulsar una política de fomento a las empresas de tipo regional y alimentadoras que favorezcan una mayor cobertura y una oferta más amplia de transportación aérea.

   Considerar en el esquema de privatización de los Ferrocarriles Nacionales, las modalidades de servicios turísticos regulares, especiales y de autovías, así como la reconversión tecnológica del servicio.

   Impulsar el programa de modernización de las terminales aéreas, portuarias, ferroviarias y del autotransporte.

7.2.3 Política de Facilitación

Objetivos:

Propiciar esquemas de simplificación y desregulación para fortalecer el arribo y libre tránsito de los segmentos turísticos de mayor rentabilidad, que contribuyan al fortalecimiento de los destinos turísticos con mayor participación en la creación de empleos, la generación de divisas y el desarrollo regional.

Diseñar trámites ágiles y transparentes para facilitar el tránsito a los destinos turísticos prioritarios y sus regiones.

Promover en el ámbito de la simplificación y desregulación, que la normatividad turística garantice estándares de calidad, que impulsen la competitividad y rentabilidad de los productos turísticos.

Concertar y coordinar en el seno del Gabinete Turístico y en la Comisión Ejecutiva de Turismo, la simplificación administrativa, la desregulación y la descentralización de los trámites que tienen que realizar los visitantes a México, creando mecanismos ágiles y transparentes que fomenten el turismo.

Líneas de Acción

   Revisar los esquemas legislativos y normativos de la actividad turística, para diseñar propuestas de simplificación administrativa que propicien el fortalecimiento de la industria turística y la vinculación de los centros prioritarios con sus regiones.

   Fomentar la cancelación de trámites innecesarios y la simplificación de los indispensables, para promover el ágil y libre tránsito de los diferentes segmentos de turistas.

   Fortalecer la simplificación de trámites para la inversión, financiamiento y establecimiento de empresas y servicios turísticos.

   Agilizar la expedición de normas oficiales mexicanas, relativas a los requisitos mínimos que deben contener los contratos que celebran los prestadores de servicios turísticos con los usuarios.

   Revisar la operación binacional de los cruces fronterizos, para elaborar propuestas sobre el establecimiento de trámites, horarios y personal suficiente que permitan atender eficientemente a los turistas que desean vacacionar en México.

   Acelerar los trabajos sobre el nuevo instructivo consular, agilizando el otorgamiento de visas y simplificando procedimientos.

7.2.4 Política de Educación, Capacitación y Cultura Turística

Objetivos:

Orientar las acciones de educación, capacitación y cultura turística al fortalecimiento de los destinos turísticos con mayor participación en la creación de empleos, la generación de divisas y el desarrollo regional.

Fomentar la adecuación de los sistemas de educación y capacitación a los requerimientos de cada uno de los destinos turísticos y sus regiones, promoviendo una estrecha vinculación entre el sistema educativo y de capacitación y la industria turística, considerando sus requerimientos y potencialidades.

Consolidar la articulación de los sistemas de educación y capacitación con estándares de calidad y eficiencia en los servicios y productos turísticos, poniendo énfasis en la difusión y promoción de la cultura turística y de la identidad de los destinos y sus regiones.

Promover el desarrollo del factor humano, como elemento relevante en el aumento de la rentabilidad y la competitividad, bajo un esquema integral que considere todas las fases del proceso turístico (transporte, alojamiento, alimentación y actividades).

Concertar y coordinar el diseño de planes y programas de estudio, que respondan a los requerimientos y potencialidades de cada uno de los centros turísticos y sus regiones.

Líneas de Acción

   Elaborar un diagnóstico de las necesidades de educación y capacitación, y vinculación escuela - industria, para cada uno de los destinos turísticos prioritarios y sus regiones de influencia.

   Promover la prestación del servicio social como un mecanismo de articulación entre el proceso de enseñanza - aprendizaje con los requerimientos de la industria turística.

   Fomentar la incorporación de las nuevas tecnologías a los procesos de enseñanza - aprendizaje.

   Implementar programas de capacitación para los operadores locales y proveedores de diferentes actividades.

   Fomentar programas de formación de una cultura turística entre los estudiantes, empresarios, trabajadores y población de las comunidades residentes.

   Apoyar el programa de Capacitación Integral y Modernización (CIMO), dirigido a empresas turísticas de los principales destinos del país.

   Actualizar al personal directivo de la industria en las nuevas tendencias del turismo, y en la gestión empresarial moderna.

   Estimular la formación de investigadores y docentes de alta calidad.

7.2.5 Política de Información, Estadística e Investigación

Objetivos:

Propiciar que las acciones de información, estadística e investigación se orienten a conocer el impacto del turismo en la creación de empleos, la generación de divisas y el desarrollo regional.

Crear un sistema de información, estadística e investigación para conocer a los principales competidores de los destinos turísticos de México.

Orientar la generación de estadísticas, información e investigaciones al diseño de propuestas para fortalecer cada uno de los destinos a regiones turísticas prioritarias.

Fomentar que los sistemas de información, estadística e investigación se orienten al estudio de la potencialidad y requerimientos de cada uno de los destinos turísticos prioritarios y sus regiones, garantizando la generación de propuestas para elevar su rentabilidad, competitividad y calidad.

Concertar el diseño de sistemas de información, estadística e investigación que permitan la generación de propuestas acordes a la potencialidad y necesidades de la industria turística mexicana.

Líneas de Acción

   Crear sistemas de información, estadística e investigación estatales, regionales y por centro turístico, que permitan conocer el impacto del turismo y la evolución de la actividad y su problemática, que sean la base de propuestas para elevar la eficiencia, rentabilidad y competitividad de cada uno de los centros turísticos y sus regiones.

   Establecer mecanismos para la medición del impacto de las actividades de mercadotecnia nacional e internacional.

   Realizar un análisis permanente del comportamiento, características y rentabilidad de los principales competidores de los destinos turísticos mexicanos.

   Establecer parámetros que permitan cuantificar los beneficios económicos del gasto del turismo nacional e internacional.

   Fortalecer los trabajos de investigación multisectoriales y los convenidos con institutos y organismos de investigación, desarrollar modelos que permitan realizar estimaciones y pronósticos sobre impacto económico, empleo, valor agregado, remuneraciones, inversión y otras variables económicas.

   Implementar, mantener y operar los Sistemas Nacionales de Información Turística (SNIT), los de nivel Estatal (SITE) y Municipal.

   Desarrollar y fortalecer la difusión de información turística en los medios electrónicos.

   Realizar estudios y análisis sobre la potencialidad de los mercados, el perfil de los consumidores y su evolución.

7.2.6 Política de Seguridad Jurídica y Desarrollo Sustentable

Objetivos:

Establecer normas y mecanismos que garanticen la seguridad jurídica en materia de tenencia de la tierra y en la inversión, que estimulen la creación de empleos, la generación de divisas y el desarrollo regional.

Propiciar el aprovechamiento productivo de los recursos naturales, de los atractivos históricos y culturales, fomentando la participación de las comunidades y difundiendo tecnologías de bajo impacto.

Establecer reglas claras y precisas sobre el uso del suelo y la seguridad en la inversión en los centros turísticos prioritarios y sus regiones, normando las medidas de protección y conservación del entorno natural, cultural y social, que permitan estimular la actividad turística.

Concertar y coordinar el diseño de propuestas normativas y legislativas, así como mecanismos para reglamentar en forma transparente y precisa el uso del suelo en los desarrollos turísticos, otorgar seguridad jurídica a los inversionistas del sector y garantizar el desarrollo sustentable de la actividad.

Líneas de Acción

   Promover la revisión y seguridad jurídica de los terrenos utilizados con fines turísticos en los centros y regiones prioritarias.

   Procurar la creación de normas transparentes y precisas para el uso del suelo en los destinos turísticos.

   Promover el establecimiento de mecanismos legislativos y normativos que otorguen seguridad a los inversionistas del sector.

   Garantizar el uso racional de los recursos naturales en la explotación turística, evitando su degradación y promoviendo inversiones para su cuidado y regeneración.

7.2.7 Política de Infraestructura

Objetivos:

Propiciar la generación, modernización y adecuación de la infraestructura turística, urbana y de comunicaciones que contribuya al fortalecimiento de los destinos turísticos con mayor participación en la creación de empleos, la generación de divisas y el desarrollo regional.

Orientar los mecanismos de fomento a la creación, modernización y readecuación de la infraestructura turística hacia los destinos turísticos prioritarios y sus regiones, de acuerdo a sus potencialidades, requerimientos y segmentos turísticos, promoviendo el aprovechamiento óptimo de los atractivos turísticos existentes en las áreas de influencia de los destinos.

Promover la modernización de la infraestructura de uso turístico, y que fomente la calidad, rentabilidad y competitividad de la industria.

Concertar y coordinar, mecanismos de generación, modernización y adecuación de la infraestructura, acordes a la potencialidad, requerimientos y mercados de los destinos turísticos y sus regiones.

Líneas de Acción

   Promover el fortalecimiento de la infraestructura urbana y equipamiento turístico de los destinos prioritarios y sus regiones.

   Promover la conservación y mantenimiento de la red carretera existente y su expansión de acuerdo a las necesidades de los centros y las ciudades turísticas.

   Propiciar con el concurso del sector privado el mejoramiento de los servicios carreteros y aeroportuarios, promoviendo las ampliaciones necesarias.

   Propiciar la instalación de infraestructura básica para el segmento de cruceros y visitantes por vía marítima.

   Continuar con la adecuación física de las instalaciones aeroportuarias a la demanda existente y prevista a mediano plazo en paralelo a su proceso de privatización.

7.2.8 Política de Promoción

Objetivos:

Fortalecer la demanda turística hacia el país, dirigiendo la promoción hacia segmentos y regiones emisoras más rentables.

Concertar y coordinar, a través del Consejo Mexicano de Promoción Turística el diseño de la política de promoción, a través de mecanismos que permitan incrementar y racionalizar los recursos para los productos turísticos.

Líneas de Acción

   Concertar con la iniciativa privada y con los gobiernos estatales y municipales el establecimiento de programas de promoción por centro turístico prioritario y sus regiones, orientados hacia sus principales mercados y segmentos de atención.

   Establecer programas de promoción continuos por línea de producto y destino turístico, que pongan énfasis en la identidad de cada centro y los posicionen como productos con alto valor agregado.

   Fortalecer los programas de promoción para distribuir mejor los flujos turísticos a lo largo del año.

   Estimular la producción y distribución de materiales informativos que presenten las diferentes alternativas de viaje a México y las características de sus destinos.

   Fortalecer los programas de relaciones públicas que permitan mejorar la imagen del producto turístico.

   Fomentar nuevos mecanismos de distribución y fortalecer los ya existentes.

   Evaluar el impacto de las campañas de promoción turística en los principales mercados emisores.

   Diversificar los canales de distribución del producto turístico que permita una mejor comercialización y cobertura de los mercados.

   Fortalecer los programas de mercadeo directo que propicien una mayor venta del producto turístico.

8. ALIANZA PARA EL TURISMO

En el marco de la Alianza para la Recuperación Económica y en respuesta a la convocatoria del Titular del Poder Ejecutivo Federal, los diferentes participantes en el sector turismo decidieron establecer la Alianza para el Turismo.

A ella concurren empresarios de todas las actividades económicas asociadas al turismo, representantes de la sociedad, autoridades estatales y municipales de los principales destinos turísticos, 15 Secretarías de Estado y 18 organismos públicos.

Las políticas y acciones contenidas en la Alianza para el Turismo constituyen un enfoque integral porque coordinan los instrumentos disponibles en el sector público con las actividades y esfuerzos que realizan los sectores privado y social, ligan la oferta turística prioritaria de México con sus mercados más importantes en el extranjero y dentro del país, fomentan la práctica turística para toda la población de acuerdo a sus características y niveles de ingreso, racionalizan y vuelven más eficaz la promoción y la comercialización, promueven un sistema financiero oportuno, competitivo y adecuado para los diferentes tipos de empresa turística, se propone terminar el desfasamiento entre la infraestructura urbana y turística con las demandas de la población y de las corrientes de visitantes y establecen, junto a la condición de rentabilidad, el imperativo de sustentabilidad en el desarrollo de la oferta turística mexicana.

Como una primera gran acción de la Alianza, el Consejo Nacional de Publicidad desarrolla la "Campaña Conciencia Turística" en los medios electrónicos de difusión, poniendo énfasis en la cultura y la calidad.

Así mismo, en la presentación de la Alianza al C. Presidente de la República, se constituyó el Consejo Mexicano de Promoción Turística.

Por el sector social participan la Fundación Turística Sembrando Horizontes, que realiza actividades y programas tendientes a fortalecer la actividad turística en el país, a través del impulso y promoción de la cultura, la calidad turística y el cuidado del medio ambiente.

Igualmente se creó el Patronato de los Ángeles Verdes para seguir beneficiando a los usuarios de la red nacional carretera.

En el Gabinete Turístico se coordinaron una serie de acciones para el fortalecimiento de la actividad como apoyo a la Alianza Turística.

9. INSTRUMENTOS

Para llevar a cabo el Programa Sectorial se han creado diversos instrumentos que tienen como función operar las estrategias, políticas y líneas de acción:

Instrumentos

De Coordinación y Facilitación

     Gabinete Turístico

     Comisión Ejecutiva de Turismo

De promoción

     Consejo Mexicano de Promoción Turística

De Descentralización

     Consejos Consultivos Turísticos Estatales

     Concertación con estados y Municipios

De Financiamiento

     Fonatur

9.1 De coordinación y facilitación

Debido a la complejidad del sector turístico, las estrategias y líneas de política que plantea el Programa se articulan con las que desarrollan otras dependencias y entidades del gobierno federal y que están contenidas en sus programas correspondientes:

Programa de Desarrollo Urbano; de Comercio Interior, Abasto y Protección al Consumidor; de Desarrollo del Sector Comunicaciones y Transportes; de Desarrollo Educativo; de Empleo, Capacitación y Defensa de los Derechos Laborales; de Medio Ambiente; Forestal y Suelo, de Pesca y Acuacultura, Hidráulico, de Política Industrial y Comercio Exterior, de Desarrollo del Sector Comunicaciones y Transportes, Agrario, y el Programa para atender la Agenda del Desarrollo Sustentable.

Dentro de las acciones de coordinación establecidas dentro del Programa de Desarrollo del Sector Turismo con las diferentes Secretarías resaltan las siguientes:

Con la SEMARNAP, dentro de sus Programas de: Pesca y Acuacultura; Forestal y Suelo; Medio Ambiente; e Hidráulico, se realizarán acciones que permitan contribuir al desarrollo del turismo sustentable; mantener la congruencia de las acciones en materia de ecoturismo y de pesca deportiva; preservar el medio ambiente y poner énfasis en fortalecer el turismo ecológico en las áreas naturales protegidas.

En el marco del Programa Hidráulico se establecen acciones de coordinación en materia de calidad del líquido con la Comisión Nacional del Agua, para que México cuente con la distinción de "Banderas Azules" en cuanto a calidad del agua, lo que influirá de manera importante en las decisiones de los turistas al seleccionar los sitios para vacacionar.

En la búsqueda de fomentar el abasto de bienes de consumo en los centros turísticos prioritarios, así como la protección a los turistas en materia de consumo, se desarrollarán acciones dentro del Programa de Comercio Interior, Abasto y Protección al Consumidor en coordinación con la SECOFI.

Con la SECOFI y la SRE como parte del Programa de Política Industrial y Comercio Exterior, en materia de promoción de oportunidades de inversión en desarrollos turísticos altamente generadores de divisas.

Con la SCT, dentro de su Programa de Desarrollo del Sector Comunicaciones y Transportes, y dentro de la Alianza para el Turismo, se concertan acciones sobre infraestructura, señalización y seguridad carretera.

Con la SEDESOL, dentro del marco del Programa de Desarrollo Urbano, se coordinan las acciones necesarias para la atención de las necesidades de infraestructura y servicios básicos de los centros turísticos prioritarios. Así mismo se elaboran e impulsan programas de apoyo en destinos turísticos para la preservación, desarrollo y concesión de áreas naturales protegidas, con la finalidad de contribuir a la diversificación de la oferta turística del país.

Con la SRA, dentro del Programa Sectorial Agrario, la coordinación de acciones para el logro de la seguridad de la tenencia de la tierra y la incorporación del suelo al desarrollo urbano de los centros turísticos.

En coordinación con la STPS, dentro del Programa de Empleo, Capacitación y Defensa de los Derechos Laborales, se desarrollan acciones para la generación de empleos productivos, capacitación en y para el trabajo y desarrollo de medidas que contribuyan a elevar los niveles de productividad en los centros turísticos prioritarios.

En coordinación con la SEP y en el marco del Programa de Desarrollo Educativo, la Secretaría de Turismo participa en el desarrollo del Sistema de normalización de competencia laboral y del Sistema de certificación de competencia laboral, para promover la creación de normas o estándares de competencia que definan la expectativa de desempeño de los trabajadores del turismo en su lugar de trabajo y precisen los conocimientos y destrezas que se requieran para desarrollar sus actividades con calidad, eficiencia y eficacia.

Con la Secretaría de Gobernación se trabaja dentro del Programa para un Nuevo Federalismo, para fortalecer las acciones de coordinación con los estados y municipios.

9.1.1 Gabinete Turístico

En junio de 1995 se creó el Gabinete Turístico que, en coordinación con las Secretarías de: Gobernación, Relaciones Exteriores, Hacienda y Crédito Público, Educación Pública, Comunicaciones y Transportes, Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca y Turismo, se enfoca a la conformación de una política global de fomento al turismo.

Sus acciones se orientan al logro de los siguientes objetivos:

1)    Impulsar una política nacional de turismo con el compromiso de todas las dependencias del gobierno federal.

2)    Incorporar los criterios de la política turística nacional en las diferentes acciones e instrumentos del gobierno.

3)    Coordinar los esfuerzos para fortalecer la competitividad nacional e internacional del turismo.

4)    Facilitar el desarrollo del turismo mediante medidas de desregulación y de simplificación

5)    Evaluar el comportamiento del turismo y sus impactos en la vida nacional y tomar las medidas pertinentes.

En el marco de la Alianza, el Gabinete Turístico promovió la coordinación de acciones en apoyo al sector, en las siguientes vertientes:

Infraestructura, financiamiento y seguridad jurídica (tenencia de la tierra y uso del suelo) que son fundamentales para reactivar la inversión nacional y extranjera en la oferta turística mexicana.

Desarrollo de los diversos modos de transporte, facilitación de trámites y capacitación que son indispensables para impulsar el incremento de las corrientes turísticas de visitantes y especialmente el turismo extranjero.

Estadística e investigación como base para medir el comportamiento de la actividad turística y actuar sobre sus debilidades.

El programa de la Alianza se sustenta en el reconocimiento de la capacidad que a corto plazo tiene este sector para activar la economía, por la gran capacidad hotelera y de transporte y por el enorme atractivo que tienen las diversas regiones de México, a la vez que se reconoce el impacto que causa la crisis económica sobre la salud financiera de las empresas turísticas, la imagen negativa generada por fenómenos naturales y sociales ocurridos en centros turísticos de nuestro país y las barreras burocráticas y administrativas que se oponen al rápido desarrollo de las corrientes turísticas.

Las acciones de política turística, se orientan a recuperar y hacer crecer la competitividad de nuestros centros y regiones turísticas más importantes, reforzando la identidad de sus productos básicos, mejorando su calidad ambiental, sumándoles valor mediante la diversificación de actividades, incrementando las posibilidades de acceso terrestre, marítimo y aéreo a los consumidores, reorientando la promoción de esta renovada oferta hacia los mercados con mayor potencial de respuesta, diversificando y dando prioridad a los canales de distribución más eficaces.

La acción estratégica de incrementar el valor agregado a nuestros centros turísticos radica fundamentalmente en la diversificación de las actividades del turista. Se promoverán los segmentos de:

*        Turismo náutico

*        Turismo cinegético.

*        Turismo deportivo

*        Turismo de observación de la naturaleza

*        Turismo cultural.

*        Turismo de hombres de negocios y convenciones.

Al momento de la formalización de la Alianza, se habían llevado a cabo un total de 234 acciones en apoyo al fomento y desarrollo de la actividad turística: en materia de infraestructura y turismo 35 acciones; en promoción de inversiones y financiamiento 31; seguridad jurídica y desarrollo sustentable 10; en transporte 21; facilitación 93; en investigación y capacitación 35; y en estadísticas y cuentas nacionales 9.

Destacan las siguientes acciones:

Con la Secretaría de Desarrollo Social, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo, Comisión Nacional del Agua, Comisión Federal de Electricidad, Caminos y Puentes Federales de Ingresos, Puertos y Marina Mercante, Aeropuertos y Servicios Auxiliares, Fondo Nacional de Fomento al Turismo y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos se realizan acciones para lograr que la infraestructura turística, urbana y de transporte logre la cantidad y calidad suficientes para atender los requerimientos de la población y de las corrientes turísticas, como condiciones para fomentar el desarrollo, la calidad y la competitividad de los centros y regiones turísticas prioritarias.

Con Banobras, el Programa Inmediato de Financiamiento a la Infraestructura Municipal, y se definen las prioridades para la aplicación del programa de apoyo al transporte urbano en localidades y regiones turísticas.

Con la SCT y CAPUFE, para el desarrollo de obras específicas de apoyo y construcción de ejes carreteros en las zonas de la región Tarahumara, la zona fronteriza, en Baja California y en la selva lacandona.

Con ASA y Fonatur, se ha constituido el Comité de Planeación de las necesidades aeroportuarias en los centros y regiones turísticas prioritarias del país, con objeto de integrar en los programas de ampliación, mejoramiento y construcción de aeropuertos, las demandas y requerimientos específicos para las corrientes turísticas.

Con la SCT y Fonatur, se desarrollan acciones para la conservación, mantenimiento e instalación de equipamiento turístico en los tramos carreteros considerados como básicos, para el desarrollo de las regiones turísticas prioritarias.

Con CAPUFE se promueve la implementación de tarifas promocionales y acciones de mejoramiento de la señalización turística, encaminadas al fomento del tránsito turístico de vehículos en las carreteras del país.

Con Puertos Mexicanos, SCT, y FONATUR se desarrollan acciones para fomentar el turismo náutico a través de la promoción de inversiones conjuntas del sector privado y público, para mejorar y ampliar las instalaciones y para adecuar instalaciones turísticas en los muelles ya existentes.

Con la SCT, Puertos Mexicanos, la Secretaría concerta medidas necesarias para que las necesidades de los segmentos de turismo náutico o marítimo sean consideradas en los programas portuarios, para terminar las obras propias para la operación de puertos y muelles, y para la habilitación y operación de nuevas marinas turísticas.

Con la Secretaría de Educación Pública, dentro del marco de la política de educación e investigación, se desarrollan acciones para incrementar la competitividad de la oferta turística mexicana, a través de la orientación de la capacitación y la cultura turística para el fortalecimiento de la profesionalización de los recursos humanos y de la identidad, en respuesta a los requerimientos y potencialidades de cada uno de los centros turísticos y sus regiones. Los programas de capacitación se encaminan al aumento de la calidad en los servicios, el incremento de la productividad de las empresas y el mejoramiento del nivel profesional y salarial de los trabajadores.

Con la SEP, se revisa la oferta de educación turística superior, reorientando la matrícula de alumnos a las necesidades de la demanda de personal especializado en los centros y regiones turísticas. Se revisan los planes y programas de estudio de las escuelas y se promueve la adopción de la Norma Mexicana de Excelencia Académica para escuelas de turismo en cada destino turístico, incorporando al sector turismo al Programa de Reconocimiento Oficial de Competencia Ocupacional.

En coordinación con el CONACYT y ANUIES, se fomenta la realización de seminarios de actualización turística con la participación de expertos internacionales.

Con la STPS y con la SEP se trabaja dentro del Consejo de Normalización y Competencia Laboral, con el fin de orientar el trabajo hacia nuevos modos de educación, capacitación, adiestramiento y desarrollo. Los procesos de formación están basados en estándares de competencia laboral y parten de la identificación de los conocimientos, habilidades y aptitudes que deben ponerse en práctica en el desarrollo de una función ocupacional específica.

Con el CONALEP se orienta la oferta de capacitación y educación conforme a las demandas empresariales, en función de las necesidades de los destinos turísticos prioritarios.

Con el INAH se llevan a cabo los programas de rescate de centros históricos y zonas arqueológicas.

9.1.2 Comisión Ejecutiva de Turismo

Con el propósito de facilitar la actividad turística, se creó en diciembre de 1994 la Comisión Ejecutiva de Turismo, con el fin de eliminar obstáculos para el desarrollo del turismo, simplificando normas y trámites y desregulando la actividad para su adecuado funcionamiento. Sin la necesidad de nuevas inversiones, a través del acuerdo de las dependencias públicas y del compromiso de los sectores privado y social, se facilita el crecimiento de flujos de turismo hacia nuestro país. La Comisión Ejecutiva de Turismo es una instancia de participación entre los sectores público, privado y social.

Esta Comisión se orienta a establecer medidas que permitan facilitar las corrientes turísticas de segmentos de alta potencialidad como el turismo carretero, el de congresos, grupos y convenciones, el turismo náutico, el cinegético y el ecoturismo, entre otros.

9.2 De promoción.

Los retos que impone la competencia actual por la divisa turística, hace necesario el establecimiento de nuevas fórmulas de corresponsabilidad entre los sectores público y privado, para el diseño y la instrumentación de las estrategias de promoción nacionales.

Los organismos nacionales de promoción turística de los países líderes en esta actividad han reformado sus estructuras, sus estrategias y sus métodos para complementar la promoción estatal con la privada. Por ello se ha creado el Consejo Mexicano de Promoción Turística, como el instrumento para incrementar la competitividad de la oferta turística mexicana y como condición para mantener y hacer crecer la participación de nuestro país en el mercado mundial de viajes.

9.2.1 Consejo Mexicano de Promoción Turística

Durante los últimos años, la Secretaría de Turismo impulsó esquemas mixtos de participación gobierno - iniciativa privada a través de los fondos mixtos, buscando multiplicar los recursos y una mayor eficiencia en el diseño e instrumentación de la promoción de los principales destinos turísticos del país, en los mercados nacional e internacional.

El Consejo Mexicano de Promoción Turística, creado a finales de 1995, como parte de la Alianza para el Turismo, define estrategias específicas para la promoción de los productos turísticos mexicanos y es un mecanismo de concurrencia pública y privada para el financiamiento de la promoción, con un sólido soporte técnico que promueve estudios y diseña campañas de promoción.

En el Consejo concurren el gobierno y el sector privado, aportando recursos financieros y contribuyendo al diseño, instrumentación y promoción de los atractivos turísticos en los mercados nacional e internacional, dando preferencia a los de mayor y más rápida respuesta y capacidad de gasto.

El Consejo Mexicano de Promoción Turística es un órgano especializado en mercadotecnia, promoción y publicidad turística.

9.3 De descentralización

La Secretaría continúa impulsando la reorganización del sector conforme a la Ley Federal de Turismo, contribuyendo a los objetivos de la política de descentralización que buscan promover con mayor eficacia la participación de estados y municipios en el diseño e implementación de la política turística.

Como parte del proceso de descentralización de la SECTUR, se han creado Consejos Consultivos en los estados. En estos Consejos se diseñan planes y estrategias de desarrollo y promoción de la actividad turística.

9.3.1 Consejos Consultivos Turísticos Estatales

Los Consejos Consultivos son órganos interinstitucionales de consulta, asesoría y apoyo técnico.[1254]9

Sus objetivos generales son:

1)      Elaborar programas de desarrollo turístico local acordes con el programa sectorial turístico del gobierno federal.

2)      Promover y coordinar las obras y servicios públicos necesarios para la adecuada atención al turista y al propio desarrollo urbano y turístico de la comunidad.

3)      Crear los medios de apoyo y fomento a la inversión en materia turística en la entidad federativa o municipio de que se trate.

4)      Promover la planeación, programación, fomento y desarrollo del turismo de forma armónica y la observancia de las disposiciones emanadas de la Ley Federal de Turismo.

Sus objetivos particulares son:

1)      Apoyar a la promoción de la imagen turística del estado en general y de sus destinos turísticos en particular, mediante la participación de los diferentes niveles de gobierno, de la iniciativa privada y de otros agentes sociales que se ven beneficiados por el turismo.

2)      Promover la inversión nacional y extranjera en proyectos turísticos en el estado.

3)      Motivar la participación de los representantes en las iniciativas del propio Consejo y mejorar la actividad turística del estado.

4)      Estimular la calidad de los servicios turísticos.

5)      Propiciar y estimular el aprovechamiento de los recursos turísticos del estado.

6)      Promover la preservación del ambiente natural y los valores culturales.

7)      Promover la cultura turística entre las comunidades anfitrionas y los prestadores de servicios turísticos.

Integran el Consejo Consultivo Turístico Estatal representantes de dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, Estatal y Municipios, cuyas funciones se relacionan con el turismo, así como los sectores social y privado vinculados con la actividad turística.

9.3.2 Coordinación con Estados y Municipios

En el marco del proceso de descentralización la Secretaría participa en reuniones anuales de los principales municipios turísticos, en las cuales se establecen acuerdos y compromisos para el fortalecimiento de estos destinos. Además, se realizan con el mismo propósito varias reuniones al año con los funcionarios estatales de turismo.

9.4 De financiamiento

9.4.1 Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR)

Como resultado de la fusión de INFRATUR y FONATUR, en 1974 el Gobierno Federal creó FONATUR, con el objeto de centralizar en un solo Fideicomiso las funciones de asesorar, desarrollar y financiar planes y programas de fomento al turismo.

La experiencia que FONATUR ha alcanzado en sus más de 20 años de operación, le permite ser una institución con gran experiencia en la materia. Uno de sus mayores logros es sin duda su labor en la creación de los Centros Turísticos Integralmente Planeados, los cuales han representado una importante contribución al desarrollo turístico y socioeconómico del país, al incrementar la oferta turística con destinos de alta calidad, atrayendo nuevos segmentos de mercado y fortaleciendo el desarrollo regional.

Los centros de FONATUR han contribuido al crecimiento económico de los estados y municipios donde se localizan.

La tarea de FONATUR no sólo se ha enfocado a la atención de sus centros, sino que cubre buena parte de la geografía nacional, apoyando a inversionistas interesados en la actividad turística del país. Mediante este esfuerzo se construyeron, durante 1988-1994, 19,500 cuartos, se remodelaron 8,000 y se rehabilitaron otros 5,100.

La oferta de los centros FONATUR atrajo en el mismo periodo 15.5 millones de visitantes, de los que el 68% fueron extranjeros, generando éstos una derrama de 7.1 millones de dólares. Respecto a la creación de empleos tanto directos como indirectos, se alcanzaron hasta 1994, una cifra aproximada de 150,000 más otros 100,000 empleos generados por empresas financiadas por FONATUR.

FONATUR hasta 1994, orientó su actuación en tres aspectos fundamentales:

1)  Diseño, desarrollo y operación de cinco centros integralmente planeados (Cancún, San José del Cabo, Huatulco, Loreto e Ixtapa-Zihuatanejo).

2)  Otorgamiento de crédito para apoyar la construcción, ampliación y remodelación de la infraestructura turística.

3)  Inversión directa en aquellos proyectos que han sido fundamentales y prioritarios para detonar el desarrollo turístico de un determinado lugar.

Las nuevas tendencias del turismo mundial, demandan de FONATUR una adecuación de sus políticas y programas. En este contexto el esquema de cambio estratégico adoptado por FONATUR, está orientado a su consolidación y posicionamiento en el sector como organismo de fomento turístico, que coadyuva en la captación de recursos económicos, generación de empleos y desarrollo de regiones turísticas.

FONATUR contempla dentro de las acciones de planeación estratégica del organismo, el financiamiento a la actividad turística, comercialización y promoción de inversiones, planeación, desarrollo de proyectos integrales y de regiones turísticas, entre otros.

Las acciones estratégicas de FONATUR son:

1)      Vender, liquidar o traspasar aquellas empresas en donde participa FONATUR y que significan costos operacionales.

2)      Trasladar a los municipios los centros integralmente planeados que se ubican dentro de su jurisdicción, de manera gradual y con base a su nivel de consolidación.

3)      Buscar la eficiencia operativa y financiera en aquellas inversiones donde FONATUR participa, a través del cambio de operador, concesión a inversionistas privados, cobrando FONATUR una renta o una participación de los ingresos.

4)      Optimizar la operación regional de los centros integralmente planeados, incrementando su rentabilidad por medio de la reducción de costos y el mejoramiento de la calidad en los servicios.

5)      Consolidar financieramente al organismo, dentro de un esquema autosuficiente y productivo con fórmulas de inversión modernas y flexibles.

6)      Establecer una estrategia de comercialización y promoción, con un enfoque de negocios, que permita sustituir las ventas simples de terrenos por las de proyectos integralmente planeados.

7)      Promover una política crediticia dirigida al financiamiento de los nuevos productos turísticos, orientando con ello la inversión y el financiamiento de los sectores público, privado y social, hacia nichos de mercado más competitivos.

8)      Procurar la mayor rentabilidad del Fondo y su mejor posicionamiento frente a otros organismos en el sistema financiero de fomento, por medio de un intenso programa de coinversiones, de desincorporación de activos, de establecimiento de nuevos esquemas de fondeo, de generación de recursos vía asesorías nacionales y extranjeras, y de un programa de fomento a las inversiones, sustentado en una base amplia de promoción y difusión.


En el documento que usted está visualizando puede haber texto, caracteres u objetos que no se muestren debido a la conversión a formato HTML, por lo que le recomendamos tomar siempre como referencia la imagen digitalizada del DOF o el archivo PDF de la edición.
 


CONSULTA POR FECHA
Do Lu Ma Mi Ju Vi
crear usuario Crear Usuario
busqueda avanzada Búsqueda Avanzada
novedades Novedades
top notas Top Notas
tramites Normas Oficiales
suscripcion Suscripción
quejas y sugerencias Quejas y Sugerencias
copia Obtener Copia del DOF
Publicaciones relevantes Publicaciones Relevantes
versif. copia Verificar Copia del DOF
enlaces relevantes Enlaces Relevantes
Contacto Contáctenos
filtros rss Filtros RSS
historia Historia del Diario Oficial
estadisticas Estadísticas
estadisticas Vacantes en Gobierno
estadisticas Ex-trabajadores Migratorios
La traducción es automática y puede contener errores o inconsistencias
INDICADORES
Tipo de Cambio y Tasas al 20/01/2019

UDIS
6.246178

Ver más
ENCUESTAS

¿Le gustó la nueva imagen de la página web del Diario Oficial de la Federación?

 

0.514386001208453418.gif 0.035783001208452443.gif 0.110712001508857610.jpg 0.192286001221699769.jpg 0.821786001312920061.gif 0.475545001508857915.jpg 0.767714001508856796.jpg
Diario Oficial de la Federación

Río Amazonas No. 62, Col. Cuauhtémoc, C.P 06500, Ciudad de México
Tel. (55) 5093-3200, donde podrá acceder a nuestro menú de servicios
Correo electrónico: dof@segob.gob.mx
Dirección electrónica: www.dof.gob.mx

113

AVISO LEGAL | ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2016