alerta Si el documento se presenta incompleto en el margen derecho, es que contiene tablas que rebasan el ancho predeterminado. Si es el caso, haga click aquí para visualizarlo correctamente.
 
DOF: 02/06/2021
2PROGRAMA 2Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano 22021-20242

PROGRAMA Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano 2021-2024.

Programa Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano 2021-2024
Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano
PROGRAMA ESPECIAL DERIVADO DEL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO 2019-2024
PREVISTO EN LA LEY GENERAL DE ASENTAMIENTOS HUMANOS, ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y
DESARROLLO URBANO
Índice
1.- Fundamento normativo de elaboración del programa
2.- Siglas y acrónimos
3.- Origen de los recursos para la instrumentación del Programa
4.- Análisis del estado actual
5.- Objetivos prioritarios
5.1.- Relevancia del Objetivo prioritario 1: Modelo de desarrollo territorial equilibrado y sostenible.
5.2.- Relevancia del Objetivo prioritario 2: Promover un desarrollo integral en los Sistemas Urbano Rurales y en las Zonas Metropolitanas.
5.3.- Relevancia del Objetivo prioritario 3: Transitar a un modelo de desarrollo urbano orientado a ciudades sostenibles, ordenadas y equitativas que reduzcan las desigualdades socioespaciales en los asentamientos humanos.
5.4.- Relevancia del Objetivo prioritario 4: Potencializar las capacidades organizativas, productivas y de desarrollo sostenible del sector agrario, las comunidades rurales e indígenas en el territorio.
5.5.- Relevancia del Objetivo prioritario 5: Promover el hábitat integral de la población en la política de vivienda adecuada.
5.6.- Relevancia del Objetivo prioritario 6: Fortalecer la sostenibilidad y las capacidades adaptativas en el territorio y sus habitantes.
6.- Estrategias prioritarias y Acciones puntuales
7.- Metas para el bienestar y Parámetros
8.- Epílogo: Visión hacia el futuro
9.- Lista de dependencias y entidades participantes
1.- Fundamento normativo de elaboración del programa
La regulación de la planeación se fundamenta en el artículo 26, apartado A de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), en el cual se establece la obligación que tiene "el Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional, que imprima solidez, dinamismo, competitividad, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política social y cultural de la nación".
En cumplimiento a la obligación señalada en la CPEUM, se publicó el 12 de julio de 2019 en el Diario Oficial de la Federación el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, el cual establece como objetivo primordial de éste gobierno, que la población viva en un entorno de bienestar, satisfaciendo las necesidades de las presentes generaciones sin comprometer la capacidad de las futuras, generando en la sociedad conciencia ambiental y cuidado del entorno en el ordenamiento del territorio y el desarrollo urbano, garantizando un futuro habitable y armónico.
El Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, establece tres Ejes Generales: I. Política y Gobierno, II. Política Social y III. Economía; asimismo, considera 12 principios rectores: "Honradez y honestidad"; "No al gobierno rico con pueblo pobre"; "Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie"; "Economía para el bienestar"; "El mercado no sustituye al Estado"; "Por el bien de todos, primero los pobres"; "No dejar a nadie atrás, no dejar a nadie fuera"; "No puede haber paz sin justicia"; "El respeto al derecho ajeno es la paz"; "No más migración por hambre o por violencia"; "Democracia significa el poder del pueblo", y "Ética, libertad, confianza".
 
En los artículos 27 y 115, fracción V de la CPEUM se establece que la Nación en todo tiempo tendrá la facultad de regular en beneficio social el aprovechamiento de los elementos naturales con el objeto de lograr el desarrollo equilibrado del país, y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana, y en consecuencia se dictarán las medidas necesarias para ordenar el territorio y los asentamientos humanos, así como para preservar y restaurar el equilibrio ecológico y fomentar las actividades en el medio rural, evitando la destrucción de los elementos naturales; en los términos de las leyes federales y estatales, con la participación de los tres niveles de gobierno incluyendo las Demarcaciones Territoriales, en el ámbito de sus respectivas competencias.
Considerando lo establecido en el artículo 1o. de la CPEUM, el presente instrumento considera lo señalado en los acuerdos y tratados internacionales suscritos por México en materia de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.
Asimismo, el artículo 41, fracción XIX de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (LOAPF), dispone que le corresponde a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, la elaboración de los programas especiales que le señale el Ejecutivo Federal.
De igual forma, el artículo 22 de la Ley de Planeación (LP), indica que los programas especiales derivados del PND en su contenido deberán observar congruencia con el mismo.
Por su parte, la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano señala en el artículo 7 que las atribuciones en materia de ordenamiento territorial, asentamientos humanos y desarrollo urbano serán ejercidas de manera concurrente por la federación, las entidades federativas, los municipios y las demarcaciones territoriales, a través de mecanismos de coordinación y concertación.
Además, el artículo 8, fracciones I y X del ordenamiento antes citado, señalan respectivamente que corresponde a la Federación a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano formular y conducir la Política Nacional de Asentamientos Humanos y del Ordenamiento Territorial, en coordinación con otras dependencias de la Administración Pública Federal, así como formular y ejecutar el Programa Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, promoviendo, controlando y evaluando su cumplimiento.
En este contexto, el Programa Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano 2021-2024, deriva de un Sistema Nacional de Planeación Democrática y dentro del contenido de dicho instrumento, se refieren las prioridades del desarrollo integral del país, fijadas en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.
Asimismo, el artículo 26 de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, señala que el Programa Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, se sujetará a las previsiones del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 y a la Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial.
No obstante lo anterior, el presente instrumento tiene vinculación de manera enunciativa mas no limitativa con: el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, el Programa Nacional de Vivienda, Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial y demás planes o programas relacionados con el ordenamiento del territorio.
2.- Siglas y acrónimos
ANP: Áreas Naturales Protegidas
APF: Administración Pública Federal
DU: Desarrollo Urbano
CNOTDU: Consejo Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano
CONAVI: Comisión Nacional de Vivienda
CPEUM: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
ENOT: Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial
GEI: Gases de Efecto Invernadero
GIR: Gestión Integral de Riesgos
INSUS: Instituto Nacional del Suelo Sustentable
LGAHOTDU: Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano
LOAPF: Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
LP: Ley de Planeación
OT: Ordenamiento Territorial
 
PCU: Perímetros de Contención Urbana
PND: Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024
PNOTDU: Programa Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano 2021-2024
PIB: Producto Interno Bruto
PUE: Polígonos Urbanos Estratégicos
RHP: Regiones Hidrológicas Prioritarias
RTP: Regiones Terrestres Prioritarias
SNT: Sistema Nacional Territorial
SUN: Sistema Urbano Nacional
SUR: Sistemas Urbano Rurales
ZM: Zonas Metropolitanas
ZMVM: Zona Metropolitana del Valle de México
3.- Origen de los recursos para la instrumentación del Programa
La totalidad de las acciones que se consideran en este Programa, incluyendo aquellas correspondientes a sus Objetivos prioritarios, Estrategias prioritarias y Acciones puntuales, así como las labores de coordinación interinstitucional para la instrumentación u operación de dichas acciones y el seguimiento y reporte de las mismas, se realizarán con cargo al presupuesto autorizado de los ejecutores de gasto participantes en el Programa, mientras éste tenga vigencia.
4.- Análisis del estado actual
Desde la década de los ochentas inició la reducción de la participación del Estado en las actividades económicas y también inició la privatización de las empresas públicas, finalizando con ello el periodo comprendido entre 1940-1970, conocido como "El Milagro Mexicano", caracterizado por un crecimiento sostenido de la economía nacional y que tuvo impactos positivos en materia de acceso a la vivienda y desarrollo urbano, orientado a la creación y consolidación de servicios y equipamientos públicos. Para entonces, la política nacional se apoyaba en un modelo de crecimiento económico proteccionista que tenía por vía la sustitución de importaciones y una política de estado benefactor, que le permitía proveer a la sociedad de servicios derivados de derechos laborales.
A pesar del crecimiento económico y los beneficios en materia de acceso a servicios sociales de la población trabajadora, se presentó una falta de enfoque territorial de la política basada en el desarrollo estabilizador, lo que trajo consigo tres problemáticas principales(1):
1.     Desigualdad en el desarrollo regional;
2.     Crecimiento urbano horizontal desordenado y;
3.     Explotación acelerada de los recursos naturales y degradación de los ecosistemas.
La desigualdad territorial se asume como consecuencia del proceso gravitacional de centralización económica, que permitió que tres ciudades del territorio nacional ganaran notoriedad, debido a la concentración industrial en las tres ciudades más importantes a nivel nacional: Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. Entre los años 1958 a 1970(2), una serie de programas sectoriales con efectos regionales se orientaron a la creación de polos de desarrollo a partir de actividades motrices. No obstante, la región sur-sureste del país se mantuvo rezagada y hoy en día concentra gran parte de la población en situación de pobreza, sobre todo en los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca, agravando la brecha de bienestar entre la región sur y, las regiones centro y norte.
Por otro lado, las ciudades con crecimiento acelerado se fortalecieron a medida que la población rural migraba a las ciudades, lo que incentivó procesos de conurbación y crecimiento en las grandes ciudades, hacia las zonas rurales con las que se vinculaban funcionalmente. Desde luego, el ritmo de crecimiento fomentó la expansión desordenada y sin planeación, que acentuaron carencias en los servicios urbanos y con ello la pobreza urbana, especialmente en zonas periféricas.
Además, tanto la expansión de las zonas urbanas y rurales, como los procesos asociados al desarrollo industrial, trajeron consigo consecuencias directas sobre los ecosistemas y los asentamientos humanos; mismas que se convirtieron en preocupaciones latentes en la década de los setentas, que se vieron reflejadas en la Ley General de Asentamientos Humanos de 1976. Posteriormente, el Informe Brundtland presentado en 1987(3), del cual se desprende el concepto de sustentabilidad y el objetivo de lograr una "distribución sustentable de la población y las actividades económicas", originó que el Ordenamiento Ecológico se considerara como una herramienta para minimizar los impactos ambientales de las actividades humanas. No obstante, a la fecha aún se requieren esfuerzos que logren la incorporación de la planeación en los distintos órdenes de gobierno, para que éstos atiendan de forma conjunta y coordinada, no sólo el manejo de los recursos naturales sino la previsión de riesgos y la adaptación al proceso de cambio climático.
La modificación al artículo 27 constitucional de 1992, tras la cual se detiene el reparto agrario como principio base del esfuerzo de la Revolución y, aún más importante, se inicia una Reforma Agraria orientada a la "capitalización e impulso productivo del campo" (4), mediante la autorización a sociedades mercantiles de adquirir propiedades rurales bajo las modificaciones que eliminaban el régimen de protección especial al que la propiedad social estaba sujeta y donde ésta no podía ser hipotecada, vendida, transferida o arrendada; abriendo paso, para que dichas tierras pasaran a ser propiedad privada y consecuentemente, se desarrollaran usos y actividades de impacto en zonas de valor ambiental o productivo, incluso para el mercado internacional.
Desde luego las implicaciones son varias: desde un efecto contrario al impulso productivo del campo; la fragmentación o cohesión de localidades rurales; el progresivo y acelerado deterioro ambiental causado por la sobreexplotación de los recursos; la degradación ambiental y problemáticas sociales debido a la incompatibilidad entre las actividades desarrolladas y; la aptitud del territorio.
En síntesis, dichos procesos derivan hoy día en desigualdades territoriales a distintas escalas y que implican retomar la rectoría del Estado en el territorio, como autoridad en la ocupación, uso y aprovechamiento del suelo, mediante instrumentos de Ordenamiento Territorial y de Desarrollo Urbano y así, lograr la sostenibilidad social, económica y ambiental.
Los desequilibrios regionales por los que atraviesa actualmente México, obedecen a un conjunto de factores endógenos y exógenos. En los que destacan: el proceso de reestructuración del modelo económico, el manejo y adaptación de la Política Económica, así como el uso y dirección de políticas públicas, planes y proyectos de carácter centralista o de escaso impacto regional, una creciente dependencia económica y comercial con la economía estadounidense, reforzada a partir de la firma y puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), entre otros procesos socioeconómicos que se enuncian territorialmente. En ese contexto, el crecimiento económico excluyente del país se expresa territorialmente en el desarrollo desigual de sus regiones, con brechas significativas entre el centro, occidente y norte y las históricamente rezagadas regiones del sur y sureste.
Esta problemática puede sintetizarse como desarrollo regional con divergencias de crecimiento, desarticulado y poco sostenible y, repercute en el bienestar de amplios sectores de la población, pero incide particularmente en aquellas regiones con altos niveles de pobreza y marginación, constituye el problema público al que se aboca el Objetivo prioritario 1. "Impulsar un modelo de desarrollo territorial justo, equilibrado y sostenible, para el bienestar de la población y su entorno".
Del mismo modo, las desigualdades socioterritoriales quedan manifiestas en el Sistema Nacional Territorial en el que las grandes ciudades concentran servicios, empleos e infraestructura al mismo tiempo que consumen recursos de forma indiscriminada, mientras que sus periferias extensas y difusas, así como las localidades rurales dispersas y las comunidades indígenas, presentan graves problemas de acceso a los servicios básicos y a formas de subsistencia en su entorno; además de que no cuentan con un sistema de movilidad que las conecte, ni con viviendas dignas y seguras, agudizándose el rezago en el que viven. Esta situación, que afecta la calidad de vida y va asociada a una mayor vulnerabilidad de los asentamientos ante los fenómenos naturales, es abordada en el Objetivo prioritario 2 "Promover un desarrollo integral en los Sistemas Urbano Rurales y en las Zonas Metropolitanas".
Por su parte, el Objetivo prioritario 3 "Transitar a un modelo de desarrollo urbano orientado a ciudades sostenibles, ordenadas, equitativas, justas y económicamente viables, que reduzcan las desigualdades socioespaciales en los asentamientos humanos", busca atender los problemas derivados de los patrones de dispersión y de expansión desordenada, que se han observado en los asentamientos humanos, ya que en las últimas décadas se han propiciado modelos de desarrollo urbano que favorecen el crecimiento horizontal de las zonas urbanas periféricas que no cuentan con infraestructura, equipamiento, servicios públicos urbanos ni con los usos y actividades necesarias, para satisfacer las necesidades de la población, generando viajes intra e interurbanos en condiciones de baja eficiencia y poca sostenibilidad, a lo que se agrega una tendencia generalizada al deterioro de los espacios públicos y de esparcimiento, afectando la calidad de vida de la población, el ejercicio de sus derechos y la capacidad de arraigo, identidad y de sentido de comunidad.
El Objetivo prioritario 4 "Potencializar las capacidades organizativas, productivas y de desarrollo sostenible; del sector agrario, de las poblaciones rurales y, de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas en el territorio, con pertinencia cultural", surge debido a que la política agraria de las administraciones anteriores que prevaleció desde la década de los 90's en el país, desarticuló la organización social y económica del sector rural, provocando una marcada desigualdad y alterando las condiciones sociales, productivas, ecológicas y culturales de las zonas rurales y pueblos y, comunidades indígenas y afromexicanas. Utilizando a las personas rurales como clientes políticos y consumidoras del comercio globalizador, convirtiéndolas en migrantes potenciales con alto índice de marginación y pobreza.
Los ejidos se encuentran en todas las entidades federativas de la República, las comunidades agrarias están en 29 entidades federativas con excepción de Baja California Sur, Campeche y Quintana Roo. En gran medida, esta proporción se debió a la Reforma Agraria que, desde 1920 otorgó a los campesinos más de 100 millones de hectáreas de tierras; sin embargo, esta Reforma no logró el bienestar perseguido, pues resultó incapaz de generar una agricultura próspera que elevase el nivel de vida de la mayoría de la población rural. (5)
Por su parte, el evidente desarrollo desordenado de las ciudades y la industrialización del campo, que se detonaron de forma más evidente a partir de la década de los 40's, también han sido factores determinantes en la problemática agraria. Por una parte, provocando severas especulaciones sobre el territorio rural, con consecuencias negativas en la producción agropecuaria y en la conservación de ecosistemas y; por otra, fomentando el cambio de uso del suelo por despojos, ventas ilegales del territorio, asentamientos humanos irregulares y expropiaciones para megaproyectos de infraestructura.
Esta rápida transformación de una economía agrícola hacia una urbana industrial, está ligada a la prevaleciente marginación que presentan los pueblos y las comunidades indígenas, provocando una pérdida de superficie de sus territorios y una marcada migración, principalmente, hacia el noroeste de México. El PNOTDU reconoce a estos grupos desfavorecidos e históricamente discriminados, como comunidades tradicionalmente sostenibles, con larga permanencia en el ámbito geográfico y fuerte arraigo sociocultural y, promueve su inclusión en los procesos de planeación del territorio, bajo una posición de respeto a sus derechos colectivos, organizacionales y culturales.
Asimismo, en las administraciones anteriores se estimuló un modelo de construcción y financiamiento de vivienda, bajo una lógica mercantil, caracterizado por la ausencia de la función social, del enfoque de derechos humanos y de la política de ordenamiento territorial. Como consecuencia del ejercicio de esa política, distintos análisis del sector coinciden al señalar que entre los principales problemas que el sector enfrenta hoy son: el alto índice de rezago que supera los 9 millones de hogares con carencias, la falta de certeza jurídica predominante en el ámbito rural que se estima en 4 de cada 10 viviendas, la ausencia de una oferta accesible y asequible de vivienda para la población que está por debajo de los 6 deciles, la ausencia de instrumentos normativos que garanticen una vivienda segura en términos de riesgos y la situación de abandono de vivienda en las periferias metropolitanas, que se estima en más de 4.5 millones(6).
Al respecto de este problema, el Objetivo prioritario 5 "Promover el hábitat integral de la población en la política de vivienda adecuada", pretende impulsar la Política Nacional de Vivienda Adecuada para todas las personas, que desde enfoque de derechos humanos orientará al sector hacia el objetivo de Desarrollo Sostenible establecido en el PND.
Por otro lado, el crecimiento acelerado de la población en el último siglo ha ocasionado un uso desmedido de los recursos naturales y energéticos, para satisfacer sus demandas de consumo. La pérdida y degradación de los hábitats naturales, la presión sobre el recurso hídrico, y la emisión de gases de efecto invernadero hacia la atmósfera producto de las diversas actividades del hombre, han generado impactos ecológicos negativos en el territorio, que se traducen en una disminución en el bienestar de la población. Esta degradación tiene un costo ambiental, social y económico muy alto y, coloca en situación de riesgo a la población del país, en particular a los grupos que por su identidad, condición y lugar de residencia se encuentran más vulnerados.
Bajo esta tesitura, es importante resaltar que los impactos en el bienestar de la población, resultantes de esta degradación ambiental, se verán exacerbados por los efectos del cambio climático incrementando la brecha de desigualdad socioecológica del país. Lo anterior se debe a que las amenazas y vulnerabilidad ante el cambio climático no son uniformes a través del territorio nacional, existiendo importantes diferencias entre las regiones del país. Esta situación no solo puede agravar los desequilibrios socioterritoriales mencionados en párrafos anteriores, sino también puede generar nuevos, tanto por las diferencias en la exposición a las amenazas climáticas, como por las diferentes capacidades para adaptarse y sobrellevar estos fenómenos.
En este sentido, el Objetivo prioritario 6 "Fortalecer la sostenibilidad y las capacidades adaptativas en el territorio y sus habitantes", busca atender esta degradación ambiental, para propiciar la sostenibilidad del territorio, así como para fortalecer las capacidades adaptativas de la población, particularmente de aquella que se encuentra en condiciones de vulnerabilidad, y de esta forma mejorar su calidad de vida.
Para el Ordenamiento Territorial y el Desarrollo Urbano, es de suma importancia considerar los problemas antes señalados con el fin de establecer estrategias y mecanismos que garanticen el acceso a espacios habitables integrales, en armonía con el entorno ambiental y sin riesgos para la población, a fin de conducir hacia un territorio justo y sostenible para todos.
Debido al componente territorial que caracteriza al PNOTDU, existe una fuerte vinculación con la mayoría de los Principios rectores del Plan Nacional de Desarrollo.
Con respecto al tercer principio "Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie", este Programa reconoce la necesidad de que exista una estricta observancia del orden legal en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, en especial al cumplimiento de la normatividad que regula la propiedad y el uso del suelo, cuidando en todo momento la función social del suelo y la sostenibilidad ambiental del territorio.
Además, se tiene una vinculación con el cuarto principio denominado "Economía para el bienestar", cuyo objeto es reducir las desigualdades en el desarrollo de las regiones del país; en especial, las vinculadas al sector agropecuario que caracteriza a las regiones rurales en donde se presentan los mayores problemas de marginación y pobreza.
Asimismo, se vincula al quinto principio "El mercado no sustituye al Estado" en términos de recuperar la rectoría del Estado en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, que permita promover una mayor equidad en el aprovechamiento del territorio y el acceso de la población a una vivienda adecuada.
También, el Programa se vincula con el sexto principio "Por el bien de todos, primero los pobres", ya que reconoce la necesidad de brindar especial atención a aquellos territorios y sectores de la población que han sido históricamente desfavorecidos en el país, contribuyendo a salvaguardar sus derechos de propiedad y el patrimonio de las personas en ejidos y comunidades rurales; así como a la mejora integral de las zonas que presentan el mayor rezago social en las ciudades.
De manera especial, el programa se vincula con el séptimo principio "No dejar a nadie atrás, no dejar a nadie afuera", ya que bajo este principio el Ordenamiento Territorial se concibe como una política de Estado, que establece la reorientación de las vocaciones del suelo, la ocupación y el aprovechamiento sostenible del territorio; integrando las dimensiones ambientales, sociales, culturales y económicas del desarrollo; trascendiendo los ámbitos rural y urbano, considerando las escalas locales, metropolitanas, regionales y nacional; promoviendo el cuidado de la biodiversidad y reducción del riesgo ante desastres; reconciliando a las personas con su entorno natural y construyendo territorios de paz y bienestar.
De igual forma, el Programa considera el décimo principio "No más migración por hambre o por violencia", al reconocer la necesidad de fomentar el desarrollo de las regiones y asentamientos humanos con mayor rezago social.
Finalmente, se tiene una amplia vinculación con el undécimo principio "Democracia significa el poder del pueblo", ya que los instrumentos de planeación del ordenamiento territorial y desarrollo urbano, contemplan la importancia de contar con un componente de participación ciudadana, que permita involucrar a los diferentes sectores de la sociedad en la toma de decisiones.
El presente programa responde al nuevo modelo de desarrollo planteado en el PND:
"un modelo de desarrollo respetuoso de los habitantes y el hábitat, equitativo, orientado a subsanar y no a agudizar las desigualdades, defensor de la diversidad cultural y del ambiente natural, sensible a las modalidades y singularidades económicas regionales y locales y consiente de las necesidades de los habitantes futuros del país, a quienes no podemos heredar un territorio en ruinas."
Se encuentra alineado con el Eje I Política y Gobierno, en la vigilancia sobre el quehacer gubernamental e institucional en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano que se quiere impulsar. Se tiene la firme convicción de que la participación de la población en la toma de decisiones sobre el uso y aprovechamiento del suelo, el desarrollo urbano y el ordenamiento territorial, es requisito indispensable para atender las condiciones de pobreza y segregación socio espacial que existen en el territorio.
Por otra parte, el Programa contribuye con el Eje II Política Social, en la construcción de un país con Bienestar, a través de la intervención del Estado para atender las grandes desigualdades sociales que presenta el territorio, sin excluir a nadie en este proceso. Asimismo, este Programa contempla de manera integral al desarrollo sostenible como uno de los objetivos prioritarios en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, al destacar su importancia dentro de los procesos de uso y aprovechamiento del suelo.
 
En este sentido, el Programa establece acciones en materia de Gestión Integral de Riesgo que apoyan al Programa Nacional de Reconstrucción, mediante el cual se atiende a la población afectada por los sismos de septiembre de 2017 y febrero de 2018; y acciones que refuerzan el Programa de Mejoramiento Urbano, para atender de manera integral el desarrollo urbano de las zonas con mayor rezago en las ciudades.
Finalmente, la vinculación del Programa con el Eje III Economía, responde a la necesidad de detonar el crecimiento en algunas regiones del país que se han mantenido al margen de los beneficios del desarrollo nacional, situación que ha llevado a millones de personas a cruzar las líneas de la pobreza y de la pobreza extrema. Por lo cual, resulta necesario impulsar desde una política de desarrollo territorial la reactivación económica, el mercado interno y el empleo, aprovechando las ventajas y el potencial que presenta cada región del país.
Vinculado con este eje, resulta indispensable acompañar el desarrollo de los proyectos regionales como el Tren Maya, el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, el Programa Zona Libre de la Frontera Norte y la construcción del Aeropuerto Internacional "Felipe Ángeles" en Santa Lucia, en materia de ordenamiento territorial, desarrollo urbano y gestión del suelo, para evitar que se generen procesos de especulación y crecimiento desordenado de las zonas urbanas en sus áreas de influencia.
Finalmente, resulta indispensable señalar que durante el proceso de formulación del PNOTDU, se consideraron las necesidades y prioridades de la población, que resultaron de los ejercicios de dialogo y participación en los que la Secretaría estuvo presente.
En congruencia con el Ramo 15 denominado Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, la SEDATU participó en la elaboración del PND 2019-2024, apoyando en la coordinación de los Foros Estales de consulta llevados a cabo. Asimismo, en coordinación con la SEMARNAT se realizó el Foro para la construcción del Eje Transversal "Territorio y desarrollo sostenible". Al respecto, se observó que el 4% de las propuestas emitidas en dichos procesos de participación, guardan congruencia y relación con el ordenamiento territorial, el desarrollo regional y metropolitano, el desarrollo urbano, el desarrollo agrario, la vivienda y la atención a los pueblos, comunidades indígenas y afromexicanos.
De igual forma, se llevó a cabo la Primera Sesión Ordinaria 2019 del CNOTDU, desarrollada el 8 de octubre del mismo año, donde se presentó el Proyecto de PNOTDU, se contó con un quorum del 88% de los Consejeros representados por la APF, gobiernos de los Estados y Municipios, Cámara de Diputados y Senadores, instituciones académicas y, organismos gremiales, del sector privado y de la sociedad civil; los cuales proporcionaron 328 observaciones, comentarios y/o propuestas, mismas que fueron analizadas e incorporadas al Programa.
5.- Objetivos prioritarios
Con el fin de construir un territorio justo y sostenible para todos, el presente Programa plantea los siguientes objetivos.
Objetivos prioritarios del Programa Nacional de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano 2021-
2024
 
1.- Impulsar un modelo de desarrollo territorial justo, equilibrado y sostenible, para el bienestar de la población y su entorno
 
 
2.- Promover un desarrollo integral en los Sistemas Urbano Rurales y en las Zonas Metropolitanas
 
 
3.- Transitar a un modelo de desarrollo urbano orientado a ciudades sostenibles, ordenadas, equitativas, justas y económicamente viables, que reduzcan las desigualdades socioespaciales en los asentamientos humanos
 
 
4.- Potencializar las capacidades organizativas, productivas y de desarrollo sostenible; del sector agrario, de las poblaciones rurales y, de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas en el territorio, con pertinencia cultural
 
 
5.- Promover el hábitat integral de la población en la política de vivienda adecuada
 
 
6.- Fortalecer la sostenibilidad y las capacidades adaptativas en el territorio y sus habitantes
 
 
5.1.- Relevancia del Objetivo prioritario 1: Impulsar un modelo de desarrollo territorial justo, equilibrado y sostenible, para el bienestar de la población y su entorno(7)
El desarrollo regional con divergencias de crecimiento, desarticulado y poco sostenible, tiene entre sus orígenes estructurales a una concepción del desarrollo en la cual el bienestar de las personas y la sustentabilidad del territorio, se supeditan al desarrollo económico.
La falta de estrategias e instrumentos efectivos y actualizados de planeación en corresponsabilidad con las dependencias con incidencia en el ordenamiento territorial, que permitan la articulación del ordenamiento ecológico con el ordenamiento de los asentamientos humanos y las actividades productivas, constituye una de las principales causas del desarrollo desigual entre regiones, entidades y municipios; del deterioro ambiental y del aumento de la vulnerabilidad de los asentamientos humanos.
En la configuración y jerarquía de la estructura físico espacial, así como en la relación de las ciudades y las áreas rurales, además de las condicionantes geográficas, económicas y demográficas, el impulso a la construcción de infraestructura carretera para conectar las zonas de interés económico, tuvo un papel determinante, privilegiando a las ciudades vinculadas a la industria y al turismo y, en contraste, no se impulsó la comunicación a las comunidades rurales, lo que frenó su desarrollo y el acceso al bienestar.
De esta forma, las desigualdades en el desarrollo territorial se dan en dos escalas, por un lado, a nivel nacional, donde se presentan brechas significativas entre las regiones centro y norte en comparación con el sur y sureste y; por el otro lado a nivel de los SUR(8) y las Zonas Metropolitanas (ZM), donde se localizan centros con mayor desarrollo y periferias y localidades rurales en su zona de influencia rezagadas.
Por lo anterior, es necesario recuperar la rectoría del Estado en los múltiples aspectos que inciden en el ordenamiento del territorio; En ese sentido, el proceso de elaboración del presente programa y su posterior implementación, tendrá como efecto una visión compartida entre los diversos sectores que influyen en la configuración del territorio, para impulsar un modelo de desarrollo equilibrado y sostenible, mediante un sistema de planeación que articule el territorio en sus distintas escalas, fomente el aprovechamiento del suelo, considerando las vocaciones productivas, la conservación ambiental y la seguridad humana, con lo cual se contribuirá a la construcción del modelo de desarrollo sostenible planteado en el Plan Nacional de Desarrollo.
En el Proceso de urbanización, históricamente, la estructura funcional del territorio se ha caracterizado por el desarrollo predominante de la región centro, teniendo a la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) como núcleo del Sistema Urbano Nacional (SUN).(9)
A partir de 1940 se da en el país un proceso de crecimiento poblacional y de urbanización acelerados como consecuencia del crecimiento económico, iniciándose el fenómeno de metropolización, principalmente de la ZMVM y, posteriormente de la megalópolis que incluye las ciudades y espacios rurales de la Ciudad de México y de los estados de México, Morelos, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala.
Más tarde, con el proceso de apertura comercial, iniciado en la década de los 80, se da una urbanización diversificada, con crecimiento de regiones con industria maquiladora y de algunas zonas metropolitanas y de servicios (comercio y turismo).
De esta manera, se inició un proceso de reconfiguración territorial en el que se transitó de un modelo de alta concentración de la actividad económica en el centro del país, en la ZMVM, hacia otro policéntrico, con una cierta desconcentración económica y demográfica. Así se desarrollaron las ciudades y zonas metropolitanas en el Centro occidente, asociadas a las cadenas globales de valor generadas por el TLCAN (Querétaro, Aguascalientes, Celaya, Irapuato, León, Silao, Lagos de Moreno), así como Guadalajara, San Luis Potosí y las zonas agrícolas exitosas de Jalisco y Michoacán.
A partir del TLCAN, que entró en vigor el 1 de enero de 1994, las exportaciones de manufacturas de México hacia Estados Unidos de América se incrementaron ocho veces en contraste con las relacionadas con la industria petrolera y extractiva, que disminuyeron. Lo anterior, tuvo los siguientes impactos territoriales: se privilegió la construcción de infraestructura de comunicaciones hacia Estados Unidos de América; se produjo un desplazamiento poblacional hacia las ciudades del Noreste; se impulsó el desarrollo de las ciudades de la frontera norte vinculadas a la industria maquiladora y los flujos de personas, mercancías y servicios con EUA (Tijuana, Ciudad Juárez, Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros o Piedras Negras), así como de las regiones agrícolas de Sinaloa, Baja California y Tamaulipas; mientras que las ciudades del sureste como Campeche y Tabasco, vinculadas a la industria extractiva, tuvieron efectos negativos en su desarrollo y crecimiento económico.
La reconfiguración no implicó la desaparición de brechas, ya que permanecen áreas rezagadas, especialmente en el Sur y Sureste del país. La configuración del territorio en la región Sur se caracteriza por su dispersión, con algunos nodos de jerarquía media como Cancún, Mérida, Campeche, Villahermosa y Tuxtla Gutiérrez, con una moderada movilidad, lo que reduce su capacidad de integrar y proporcionar servicios a los asentamientos rurales de su área de influencia, presentando mayores condiciones de rezago y dispersión, agudizadas por su limitado acceso al sistema de comunicaciones.
En ese sentido, la pobreza(10); analizada a la escala municipal, se concentra en las entidades del centro y sur del país, localizándose en sierras, zonas rurales o desiertos, alejadas o con difícil accesibilidad a centros urbanos y de servicios.
     En 2015, los quince municipios con el mayor porcentaje de población en situación de pobreza, arriba del 99.1%, se localizaban en Oaxaca (8), Chiapas (6) y Guerrero (1).
     De los quince municipios con mayor porcentaje de población en situación de pobreza extrema, 10 se localizan en Oaxaca, 2 en Guerrero y 3 en Chiapas, con porcentajes que van del 76.9 al 97.4% de su población.(11)
     Los estados con grado de marginación(12) muy alta son, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.
En estos municipios con altos niveles de pobreza y pobreza extrema, el porcentaje de habitantes que se considera indígena es muy elevado: el 94.5 % en Oaxaca, 98.5 % en Chiapas y 98.6 % en Guerrero, evidenciando la correlación entre desigualdades territoriales y discriminación.(13)
Desarrollo económico desigual. La mayor aportación a la Producción Bruta nacional es de la Ciudad de México con el 21.1%, seguida de Nuevo León con el 9.4% y el Estado de México con el 8%. En contraste, los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas aportan únicamente el 2.1, 0.5, 1.1%, respectivamente.(14)
Respecto a la ocupación y el empleo, los estados con un menor porcentaje de población ocupada son Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Durango, Guerrero y Chiapas con porcentajes inferiores a 70%, debajo del porcentaje nacional del 73.75% y de entidades como Nuevo León, Ciudad de México y Jalisco con 76.04%, 76.56% y 78.95%, respectivamente.
Concentración metropolitana. Las disparidades en el desarrollo también se observan en relación con el crecimiento poblacional de las ZM. De acuerdo con el SUN 2018, actualmente existen 74 ZM que concentran el 63% de la población del país; sin embargo, de las 13 ZM con más de un millón de habitantes, 5 se encuentran en la macroregión Centro Occidente y 3 en la macroregión Centro, mientras que en el Sur Sureste, únicamente Mérida cuenta con más de 1 millón de habitantes.
Sistema Nacional Territorial (SNT). Con base en el análisis anterior de la estructura y el funcionamiento del SUN, así como de la interacción espacial entre las 401 ciudades y sus áreas de influencia, se establece el SNT que incluye las escalas Nacional; seis Macro-regiones, que consideran los límites político-administrativos estatales y la jerarquía funcional de las ciudades; 20 Sistemas Urbano Rurales; Subsistemas y Micro-regiones.
Mapa 1. Macro-regiones
 

Fuente: Proyecto Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial 2019.
5.2.- Relevancia del Objetivo prioritario 2: Promover un desarrollo integral en los Sistemas Urbano Rurales y en las Zonas Metropolitanas
El desarrollo de los SUR, al igual que en el nivel regional, presenta disparidades y se caracteriza por un modelo inadecuado de concentración-dispersión, que ha favorecido la expansión urbana desordenada y la dispersión, con la consecuente pérdida en la calidad de vida, el incremento de la desigualdad socioespacial y una mayor vulnerabilidad ante los fenómenos naturales.
Lo anterior fue un efecto del crecimiento de las grandes ciudades que durante mucho tiempo atrajeron población desde zonas rurales, ciudades pequeñas y medias, sin ofrecer opciones de suelo asequible al interior de la ciudad consolidada. Hoy en día, las grandes metrópolis crecen a un ritmo menor, no obstante, la expansión urbana desordenada sobre suelo agrícola y ecosistemas naturales no se ha detenido.
Zonas Metropolitanas; crecimiento desordenado y consumo de suelo. En las ZM(15), el crecimiento desordenado y no planificado se expresa en una ocupación poco sustentable del suelo y la fragmentación del tejido urbano, fomentando la ocupación de zonas de riesgo, de conservación o de producción agrícola, con el consecuente deterioro ambiental, la proliferación de asentamientos irregulares y/o de zonas carentes de servicios. Los siguientes datos muestran particularmente la problemática relativa al consumo de suelo:
     De 1970 a 2010 el 80% de la expansión de las ciudades ocurrió sobre suelo ejidal.
     Entre los años de 1980 a 2010, la población de las ciudades medias y grandes se multiplicó por dos, mientras que la superficie urbanizada lo hizo por siete, alcanzándose una densidad promedio urbana del orden de 23 viviendas por hectárea en 2015.(16)
Adicionalmente, los instrumentos de planeación y gobernanza metropolitana, como los Programas Metropolitanos o de Zonas Conurbadas y las Comisiones de Ordenamiento Metropolitano(17) son limitados o se encuentran desactualizados, lo que contribuye a la falta de una visión e intervención integral en el territorio.
Actualmente, en el país sólo se cuenta con tres Comisiones de Ordenamiento Metropolitano instaladas y un Consejo Consultivo de Desarrollo Metropolitano en operación, lo cual representa apenas el 4% y el 1.3% respectivamente del total de las 74 ZM.
Sistemas Urbano Rurales con alta dispersión. En los SUR, la dispersión se acentúa en las localidades pequeñas, de difícil acceso por sus condiciones geográficas, así como por la falta de sistemas de movilidad que las conecten, lo cual repercute en un limitado acceso a servicios básicos, acentuando las condiciones de marginación. De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda de 2010, la población del país se distribuye de la siguiente manera:
     Existen 11 localidades con más de un millón de habitantes(18), 25 en el rango entre 500 mil y un millón de habitantes, 95 entre 100 mil y 500 mil habitantes, 86 entre 50 mil y 100 mil habitantes, 413 entre 15 mil y 50 mil habitantes y 3,021 entre 2,500 y 15,000 habitantes.(19) Estas localidades consideradas urbanas (3,651) concentran el 76.81% de la población.
     En contraste, existen 188 mil localidades de menos de 2,500 habitantes (consideradas rurales)
donde viven 26 millones de personas, el 23% de la población del país, lo que es un indicador del nivel de dispersión en el que se encuentra la población rural del país.
La densidad carretera(20) medida a escala de SUR, permite inferir el grado de articulación que los asentamientos humanos tienen con el resto de las localidades de su SUR. Los que cuentan con densidades por debajo del promedio nacional (0.09Km/Km2) son los correspondientes al norte (por sus grandes extensiones) y Oaxaca - Tehuantepec.
Densidad carretera por Sistema Urbano Rural (SUR)
Clave
Sur
Sistema Urbano Rural
Macro-Región
Funcional
Superficie
Km2
Total de Carreteras
Km
Densidad
Carretera
1
Acapulco-Chilpancingo
A'
76,741
8,360
0.11
2
Ciudad Juárez-Chihuahua
C1'
250,587
9,330
0.04
3
Culiacán-Mazatlán
B'
62,544
5,781
0.09
4
Guadalajara-Tepic
C1'
113,384
14,744
0.13
5
Hermosillo-Ciudad Obregón
C1'
171,862
7,566
0.04
6
La Paz-Los Cabos
B'
73,969
2,610
0.04
7
León-Querétaro
D'
44,271
10,229
0.23
8
Mérida-Cancún
C3'
130,641
13,522
0.10
9
Monterrey-Saltillo
B'
228,976
13,342
0.06
10
Morelia-Uruapan
A'
41,927
8,615
0.21
11
Oaxaca-Tehuantepec
A'
79,642
6,356
0.08
12
Puebla-Tlaxcala
B'
28,847
6,053
0.21
13
San Luís Potosí-Aguascalientes
C3'
130,959
14,833
0.11
14
Tampico-Poza Rica
C1'
80,758
8,776
0.11
15
Tijuana-Mexicali
C2'
82,531
3,843
0.05
16
Torreón-Durango
D'
136,942
7,335
0.05
17
Tuxtla-Tapachula
A'
65,076
7,965
0.12
18
Ciudad de México-Toluca
C2'
48,893
15,570
0.32
19
Veracruz-Xalapa
A'
46,508
10,148
0.22
20
Villahermosa-Minatitlán
D'
61,183
9,678
0.16
 
Total general
 
1,956,239
184,657
0.09
Fuente: Proyecto Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial 2019.
Respecto al índice de marginación, que aporta evidencia de las desigualdades territoriales, los SUR con mayor marginación son Tuxtla-Tapachula, Oaxaca-Tehuantepec y Veracruz-Xalapa, con valores de 0.848, 0.562 y 0.409, respectivamente, muy por debajo del promedio nacional de -0.257.
Debilidad del Sistema de Planeación del Ordenamiento Territorial. Temas como el consumo de suelo y la pérdida de los usos de suelo con valor ambiental y/o con potencial de actividades agrarias, la articulación entre los diversos centros de población, relativos al OT y DU, también competen a los municipios, de acuerdo con la aplicación de las facultades y atribuciones que les otorgan la CPEUM y la LGAHOTDU(21). Las características de los más de 2,400 municipios mexicanos son diversas; en términos de extensión y de condición urbana hay municipios, particularmente en el norte del país, con grandes extensiones (Ensenada, 51,952 km2) y de alta dispersión poblacional, mientras que hay otros con un territorio altamente urbanizado, como en el caso de las Alcaldías de la Ciudad de México (1,499 km2).
Los municipios tienen la obligación de elaborar diversos instrumentos de DU municipales, controlar y vigilar la utilización del suelo, participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia. Sin embargo, en general, enfrentan desde el marco legislativo dificultades para llevar a cabo un ordenamiento integral de su territorio. Los programas de ordenamiento ecológico locales regulan los usos de suelo fuera de los centros de población, mientras que los programas municipales de desarrollo urbano se ocupan de las acciones necesarias dentro de dichos centros. De este modo se señalan dos ámbitos de ordenamiento, uno para el medio natural y otro para el construido, cuando precisamente la interacción entre las áreas urbanizadas y los territorios rurales y naturales es una de las principales tareas del ordenamiento territorial.
En este sentido, la LGAHOTDU no contempla la posibilidad de elaborar programas de ordenamiento territorial municipales, además se observa la ausencia de una definición clara de los ámbitos de actuación del OT y las escalas de planeación contempladas en la legislación vigente.
Gestión Integral de Riesgo (GIR). El rápido y desarticulado proceso de urbanización ha dado lugar a la ocupación de zonas con distintos grados de peligro y riesgo. En ese contexto resulta indispensable incorporar, como lo establece la LGAHOTDU, la GIR en las legislaciones estatales en materia de OT y DU, para disminuir o evitar la exposición de los asentamientos humanos a condiciones de riesgo, así como para disminuir su vulnerabilidad.
Al respecto, se ha identificado que el grado en el que las legislaciones estatales incorporan el tema, en los términos de la citada Ley es muy bajo; a nivel estatal, sólo 4 entidades federativas, Guerrero, Nuevo León, Puebla y Sonora, han incorporado, en sus legislaciones de OT y DU, los temas de riesgo y resiliencia, mientras que en 24 legislaciones estatales más se ha incluido de modo parcial(22), lo anterior aun cuando 31 de las 32 leyes se han modificado o se emitieron después de la publicación de LGAHOTDU en 2016. Esta situación, muestra la necesidad de la actualización y elaboración de instrumentos de planeación que integren el componente de la GIR, entre otros temas fundamentales del OT. De esta manera, se obstaculiza la implementación de modelos de desarrollo resilientes y sustentables.
El fortalecimiento de la gobernanza metropolitana y de los instrumentos de ordenamiento territorial a nivel municipal, tendrá como efecto la reducción del consumo de suelo en el entorno de las ZM, conurbaciones y centros urbanos y disminuirá al mismo tiempo el deterioro ambiental y desincentivará la ocupación de zonas de riesgo. Por otro lado, considerar a los SUR como unidades territoriales de análisis e intervención, permitirá enfrentar las condiciones de pobreza y rezago presentes en los territorios aislados del país, particularmente en el sureste, a través de la actuación intersectorial coordinada, contribuyendo al Modelo de Desarrollo Sostenible contenido en el PND.
5.3.- Relevancia del Objetivo prioritario 3: Transitar a un modelo de desarrollo urbano orientado a ciudades sostenibles, ordenadas, equitativas, justas y económicamente viables, que reduzcan las desigualdades socioespaciales en los asentamientos humanos
El presente Objetivo prioritario contribuye al logro de lo establecido en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, particularmente en No dejar a nadie atrás, no dejar a nadie fuera, al proponer un modelo de desarrollo urbano orientado a subsanar las desigualdades, sensible a las modalidades y singularidades sociales, defensor de la diversidad cultural y del ambiente natural, consciente de las necesidades de los habitantes actuales y futuros del país y, asegurando la participación de los tres órdenes de gobierno, los sectores social, privado y la academia.
En particular, este objetivo se orienta a la atención del desarrollo urbano nacional a través de un enfoque territorial en dos problemáticas principales: dispersión o expansión física desequilibrada, desprovista de una adecuada cobertura de equipamiento, infraestructura y servicios urbanos de calidad y la falta de estructuración interna de las ciudades, desarticulada y sin una mezcla de usos del suelo compatible; con carencias en la dotación de espacio público, infraestructura, equipamiento, servicios urbanos y movilidad urbana sustentable; las cuales se circunscriben en los ámbitos de fundación, conservación, mejoramiento y crecimiento de las ciudades.
Si bien la problemática tiene causas y consecuencias multifactoriales, se identifican tres principales fenómenos causales: el primero de tipo demográfico con el crecimiento acelerado de la población urbana, generada en el contexto de migraciones de población rural(23) y el crecimiento natural; el segundo, responde a procesos económicos urbanos que favorecen la terciarización y expulsión de la población en zonas con cobertura de servicios públicos urbanos; mientras que el tercer fenómeno responde a las políticas de vivienda implementadas en las últimas décadas, que promovieron la localización de la oferta de vivienda periférica. Esta situación ha generado que en 2018 cerca de la mitad de la población mexicana en situación de pobreza, con alguna carencia social relacionada con el acceso a infraestructura urbana o deficiencias en la vivienda, se localice en 184 municipios integrados principalmente por localidades urbanas(24).
Atender de forma reactiva el problema de la expansión urbana plantea la dificultad de proveer de infraestructura, equipamientos y servicios de transporte, para atender a la población periurbana y dispersa, especialmente en términos de costos, que se calcula son 2.7 veces mayores en asentamientos consolidados no planeados(25), que en asentamientos que contaron con condiciones óptimas en su planeación. Al respecto, en materia de acceso a servicios urbanos la información disponible muestra que cerca de 19.8% de la población en México, para el año 2018, tenía al menos una carencia por servicios básicos de la vivienda, donde el acceso al agua potable cuenta con un déficit en su dotación al 7.2% de la población a nivel nacional(26).
Por su parte, los modelos de urbanización dispersa monofuncional son también causa de problemáticas en materia de movilidad, especialmente en ZM, ya que favorecen la generación de viajes intraurbanos, muchos de los cuales se generan en condiciones poco favorables para los sistemas de transporte público, así como para los modos de transporte no motorizados. Ello ha tenido como consecuencia el uso de transporte privado que ha sobrepasado la línea funcional, principalmente en las ZM. Según datos del INEGI, en los estados preminentemente urbanos buena parte de la población destina más de 60 minutos para el traslado a sus lugares de trabajo; en donde muchos viajes se hacen en malas condiciones operativas en términos de eficiencia, calidad, accesibilidad, seguridad y asequibilidad; así como, un impacto en los ingresos de la población, ya que se estima que para el 2018, el 5.19% del ingreso total de los hogares era destinado al transporte público; cifra que incrementó cerca de 1.5% respecto de los datos reportados para el 2016(27).
Desafortunadamente, el fenómeno de urbanización extensiva se ha visto favorecida por decisiones de distintas escalas del gobierno; al respecto, la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) indica que al año 2015, únicamente el 14.7% del suelo definido como reserva para el desarrollo urbano a nivel nacional tenía una localización dotada de servicios básicos en suelos intraurbanos. Existen grandes diferencias entre cantidad y calidad en la disponibilidad de suelo de reserva, ya que mientras el 100% del suelo de reserva en Ciudad de México, el 86.8% de Tlaxcala y el 57.5% de Durango cuenta con dotación de servicios, los dos primeros estados son también aquellos que ofrecen menos suelo, caso contrario a los estados de San Luis Potosí, Tabasco y Baja California Sur, que ofrecen mucho suelo de reserva urbana pero en zonas periféricas, donde únicamente 3.3, 4.0 y 4.8% se encuentran en zonas con acceso a servicios.(28)
El manejo de las reservas territoriales para el crecimiento urbano es aún más importante en las entidades donde el crecimiento poblacional, tanto natural como social, es acelerado, como es el caso de Quintana Roo, Baja California Sur y Querétaro que en el periodo 2010-2015 tuvieron tasas de crecimiento de 2.5%, 2.2% y 2.2%(29), debido al dinamismo económico del turismo y el crecimiento del sector industrial de la última década en dichas entidades.
Según datos actualizados al 2010, existían 493,817 hectáreas susceptibles a incorporarse a suelo urbano, de las cuales 86,408 se encontraban en suelo intraurbano localizados en las 129 ciudades que cuentan con más de 50 mil habitantes según el SUN, con capacidad de utilizarse para 7.1 millones de viviendas(30). Sin embargo, mucha de la dificultad para la implementación de la vivienda en dicho suelo, es que es inaccesible en términos de costo justamente por su condición intraurbana.
Por otra parte, a nivel global en el periodo comprendido entre 1990 y 2014, se han observado fuertes procesos de expansión urbana, en donde las ciudades de países en vías de desarrollo crecieron a tasas de 5.7% anual, mientras que su población crecía en promedio de 3.6%(31). Para el caso de México, la población de las zonas urbanas se ha duplicado en los últimos treinta años, mientras que la extensión de las manchas urbanas ha crecido en promedio siete veces(32), esta situación muestra indudablemente un esquema de crecimiento horizontal difuso en las ciudades mexicanas. Sin embargo, actualmente este proceso se ha reducido, ya que en un estudio reciente de Coneval en ninguna de las ciudades analizadas el crecimiento de las zonas urbanas fue superior al de la tasa de crecimiento poblacional(33).
Uno de los efectos negativos asociado a la expansión de las zonas urbanas, es la localización de asentamientos en zonas de riesgo. El Programa Nacional de Desarrollo Urbano 2014-2018, retomando datos de CONAVI, señalaba que para el 2013, el 23% de las viviendas a nivel nacional se encontraban expuestas a riesgos por inundaciones, eventos geológicos o barrancas. Por su parte, el CENAPRED(34), señala que en el periodo 2000-2015, cerca de 1,280,000 viviendas y 27 millones y medio de pobladores se vieron afectados por algún desastre de origen geológico, químico, socio-organizativo o hidrometeorológico; siendo éstos últimos los de mayor impacto.
Asimismo, la problemática de los asentamientos humanos ubicados en zonas de riesgo generalmente tiene relación con condiciones de irregularidad en cuanto a la propiedad, certeza jurídica de los predios, o bien, respecto a la ausencia de permisos y autorizaciones con los cuáles se construye la vivienda. No existen cifras oficiales al respecto y los datos disponibles son de distintas estimaciones e indican que entre el 33% y 70% de las viviendas en México se encuentran en situación irregular(35); situación agravada por el hecho de que no se cuenta a la fecha con inventarios u otra información al respecto que permita evaluar, implementar y monitorear dicha problemática.
Por otro lado, las deficiencias en dotación y calidad de espacios públicos ha sido un problema con consecuencias directas en la capacidad de esparcimiento, recreación y convivencia, únicamente el 24% de la población a nivel nacional cuenta con un área verde a menos de 500 metros(36). La información sobre los espacios públicos ha sido, sobre todo, atribución directa de los municipios, por lo que a nivel federal se carece de mecanismos que permitan evaluar el número y estado actual de los espacios públicos, limitando la capacidad del estado para incidir en la creación de nuevos espacios públicos, así como para el mantenimiento y administración de los espacios existentes.
Para este Objetivo, el efecto esperado que se pretende lograr es trascender en materia de desarrollo urbano a una política nacional de planeación multiescalar para la ocupación ordenada y el uso sostenible del suelo en los asentamientos humanos, atendiendo de manera diferenciada las necesidades y problemáticas
que enfrentan los distintos grupos de población, generando mejores condiciones de vida para las personas.
5.4.- Relevancia del Objetivo prioritario 4: Potencializar las capacidades organizativas, productivas y de desarrollo sostenible; del sector agrario, de las poblaciones rurales y, de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas en el territorio, con pertinencia cultural
El territorio mexicano cuenta con 196.44 millones de hectáreas de las cuales el 96.9% corresponde a terrenos rurales, mientras que el 3.1 % a áreas urbanizadas(37). Por lo que respecta a la correlación campociudad, es de señalar que hasta los años setenta del siglo pasado, las actividades industriales y agrícolas tenían una fuerte relación, siendo la agricultura una actividad altamente rentable reflejándose en la relevancia de la economía nacional, jugando un papel crucial en la producción de alimentos básicos, cambiando dicha situación una década después con el ascenso de la globalización y el cambio de modelo económico orientado hacia un libre mercado; sustituyendo a la agricultura como la base económica del país por una economía terciarizada basada en los servicios. Prueba de ello, en la actualidad las actividades productivas primarias que se desarrollan en el ámbito rural, aportan menos del 10% del producto interno bruto. De acuerdo con datos del Banco Mundial (2018), el porcentaje de la actividad agrícola aporta tan solo el 3.3% del PIB nacional(38).
Desde una perspectiva demográfica, el territorio rural muestra un gran contraste en tanto que, aun cundo representa el 80 % del territorio nacional, en él sólo habita el 30 % de su población, misma que vive una marcada marginación y pobreza que alcanza el 16 % de la pobreza rural extrema(39).
Paralelamente, existe una marcada desigualdad entre hombres y mujeres en materia laboral, repartición de la riqueza(40) y titularidad(41) de los derechos parcelarios. La estructura territorial expresa una fuerte masculinidad pues 76.3% de sus titulares son hombres y 26.4% mujeres, se reconoce un avance con respecto a hace tres décadas cuando solo el 1% de las mujeres eran propietarias(42).
La propiedad social provee servicios ambientales, cerca del 80 % de la biodiversidad y riqueza natural del país se encuentra en ese tipo de tierras. Por su importancia, destacan tres tipos de servicios ambientales relacionados con los ecosistemas que poseen los ejidos y las comunidades: la biodiversidad, las reservas de carbono y los servicios hidrológicos. 15,584 ejidos y comunidades se encuentran asentados en zonas de bosques, selvas y matorrales, lo que suma una superficie cercana a los 63 millones de hectáreas(43). De las 265 áreas en México que destacan por sus ricos ecosistemas y cuentan con un alto potencial para su conservación, 152 son Regiones Terrestres Prioritarias (RTP) y 111 Regiones Hidrológicas Prioritarias (RHP), en todas ellas existen ejidos y comunidades agrarias. La mitad de las RTP se localizan en 6,592 núcleos agrarios y abarcan 25.7 millones de hectáreas, mientras que las RHP se distribuyen en 12,717 ejidos y comunidades, con 38.7 millones de hectáreas. En cuanto a servicios hidrológicos casi la totalidad (99 %) de las 189 Reservas Potenciales de Agua del país están en 7,462 núcleos agrarios con 23.4 millones de hectáreas(44).
No obstante la riqueza de los recursos naturales y humanos que poseen los núcleos agrarios, se reconocen condiciones de pobreza que repercuten directamente en su nivel de bienestar(45), mismas que se ven acrecentadas por problemáticas ambientales que afectan en general al sector agrario, tal es el caso del cambio climático, la deforestación, el estrés hídrico y la erosión del suelo a causa de los monocultivos y de la producción en masa. Adicionalmente en México, los problemas relacionados con la tenencia de la tierra y el cambio de uso de suelo que fomenta la expansión urbana, intensifican la problemática referida ocasionando círculos viciosos en los cuáles se ven amenazadas la soberanía y la autosuficiencia alimentaria, así como el bienestar social.
En México los núcleos agrarios se conforman de 5,325,074 personas ejidatarias, comuneras, posesionarias y avecindadas; las dos primeras representan el 84.3% mientras las posesionarias y avecindadas el 15.7% del total(46), existiendo ingobernabilidad e inestabilidad social derivada de incertidumbre por la tenencia de la tierra, un rezago en los procedimientos de sucesión de derechos agrarios, así como el incremento de minifundio(47), observándose que más de la mitad de las personas ejidatarias, comuneras, propietarias privadas y/o posesionarias, detentan la posesión de hasta cinco hectáreas. Más del 20% de estas tienen su predio dividido en fracciones, muchas veces muy separadas entre sí; adicionalmente, derivado de la reforma agraria, el 16% de los ejidos han optado por el dominio pleno, que les permite vender legalmente sus parcelas de labor, presentándose esta actividad incluso en ejidos sin dominio pleno, trasladando la propiedad social a personas ajenas a los núcleos agrarios, sin el reconocimiento que otorga el artículo 80 de la Ley Agraria.(48)
Lo anterior ha provocado una presión en las y los propietarios a la sobreexplotación de sus recursos y la pérdida gradual de las capacidades productivas del suelo, concentrándose únicamente en el aprovechamiento, sin considerar estrategias planificadas de mantenimiento, restauración y conservación de los recursos naturales, incrementando la desigualdad por el acceso a los programas sociales que favorecen a los grandes propietarios, dejando atrás a minifundistas y a la pequeña y mediana propiedad.
Adicionalmente el 37.5% de los ejidos y comunidades agrarias presentan serias dificultades para su desarrollo por la carencia de infraestructura e inadecuada base tecnológica. Los estados que tienen las más bajas condiciones productivas en sus núcleos agrarios son Campeche, Yucatán y Veracruz correspondientes a los macro-regiones Centro y Sur-Sureste, contrario a los que más destacan; Chiapas, Hidalgo y Quintana Roo, correspondiendo a las regiones Sur-Sureste y Centro, en segundo sitio y; finalmente, Guerrero, Nuevo León, Tabasco, Tlaxcala, San Luís Potosí y Sonora en el tercero, los cuales corresponden a diferentes regiones del Noreste, Sur-Sureste, Centro, Centro Occidente y Noroeste.
Además, la corrupción como un problema histórico que se institucionalizó durante administraciones anteriores, desencadenó una serie de problemas agrarios íntimamente relacionados con la ausencia del estado de derecho, fomentando fenómenos como la inseguridad social por el incremento de la presencia del crimen organizado, el crecimiento urbano desordenado con el consecuente cambio de uso del suelo de rural a urbano y los conflictos ocasionados por el desarrollo de grandes proyectos de infraestructura como los de Comisión Federal de Electricidad, Petróleos Mexicanos, Comisión Nacional del Agua, Secretaría de Turismo, entre otros.
Otro factor que agudiza los problemas al interior del sector agrario(49), es la falta de sistematización de la información agraria, y el nulo manejo e interpretación de variables e indicadores para evaluar los programas y políticas.
El territorio rural también integra a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, que durante décadas han sido vulnerados, marginados y discriminados. Estos deben reconocerse como sociedades históricas de larga sostenibilidad y permanencia en el territorio geográfico y sociocultural; que buscan su desarrollo económico, cultural, social y político dentro del contexto nacional mexicano de acuerdo a sus propias capacidades y cosmovisiones. Se estima que hay una población de 15.7 millones de indígenas en México, 11.1 millones viven en un hogar indígena, son ubicables geográficamente y son el universo de las políticas públicas en materia indígena. Algunos de estos poseen identidades muy sólidas, y otros se encuentran en vías de extinción. Algunas de las razones de su gran valor sociocultural son la práctica de agricultura tradicional, la claridad en cuanto al combate de la crisis ambiental y la preservación de la agrobiodiversidad del país, por lo que son clave para generar un nuevo modelo de sociedad y para replantear políticas territoriales y públicas(50).
Ante este panorama, y aunado a las profundas brechas de desigualdad social y territorial que se presentan en el sector rural, es necesario implementar estrategias y acciones que rompan con los patrones que reproducen esquemas de dominación y discriminación, que dificultan el acceso equitativo a la tierra, los bienes públicos y los servicios básicos. En ese sentido, este objetivo contribuye con el Eje General II. Política Social del PND, al fortalecer tanto la función social del territorio, como el desarrollo del sector agrario, redignificando su valor cultural e histórico, con enfoques de género, derechos humanos y pertinencia cultural.
Con lo anterior, se espera lograr la reconciliación del Estado con todas y todos los actores del campo mexicano; la promoción y el respeto de todos los derechos individuales y colectivos; el desarrollo equitativo y sostenible del sector rural; la reactivación de la producción; la organización o el asociacionismo con fines productivos; la gobernabilidad y la paz en el sector agrario; así como la resolución pacífica de conflictos, la eficiencia de los procesos de regularización de la propiedad social y la seguridad jurídica agraria.
5.5.- Relevancia del Objetivo prioritario 5: Promover el hábitat integral de la población en la política de vivienda adecuada
En México convive el rezago en vivienda con el abandono de ésta, debido principalmente a que en los últimos 25 años la vivienda que se construyó no se hizo en función de las necesidades de las familias mexicanas, subsumiendo la función social a la visión mercantil. En este lapso se produjeron nueve millones de viviendas nuevas, principalmente en ocho estados del país con una distribución sin correspondencia con la demanda real y bajo el supuesto que sólo vivienda nueva era lo que la población mexicana necesitaba, por lo que el problema de rezago en la vivienda fue creciendo hasta alcanzar en el año 2018, la cifra de 9,082,793 viviendas en esta situación correspondientes al 28.4% del total de viviendas habitadas en el país.(51)
El rezago habitacional está presente en todo el territorio, advirtiéndose una agudización del problema en las Macro-regiones Centro y Sureste del País (Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco y Campeche) y
en algunos de los estados de la Macro-región Noroeste (Baja California, Sonora y Coahuila) (52). En términos de género se identifica que en 2016 el 27.3% de los jefes de hogar en rezago habitacional son mujeres, proporción que se incrementó desde 2008 cuando la cifra era de 23.4%, situación que deberá atenderse para no agravar las condiciones de desigualad e inequidad de este grupo.
En relación con las comunidades indígenas del país, la brecha es más grande, ya que reporta a más 79.0% de su población con rezago en sus viviendas. Es importante señalar, que el Estado de Chiapas constituye una prioridad en la materia; debido a que en las viviendas rurales de Chiapas el rezago asciende a 96.5%, mientras que en las viviendas de comunidades indígenas de la misma entidad, a 79.0%.(53) Es de señalar, que de no atender el rezago habitacional en estas regiones, así como el de los grupos desprotegidos e históricamente discriminados, y sumado a la brecha en desarrollo que ya presentan, se profundizarían las desigualdades con las que históricamente han convivido.
La falta de certeza jurídica es uno de los problemas estructurales del sector, de acuerdo con datos del "documento de transición 2018", los Estados de México, Morelos, Veracruz y Chiapas, son los que más problemas de irregularidad documental presentan, en conjunto suman 1,521,488 viviendas sin escritura, estos tres estados superan el 40.0% del total nacional. Cabe señalar, que la seguridad en una vivienda contribuye al bienestar de una familia y a la posibilidad de conservar y acrecentar su patrimonio, así como para asegurar que no serán víctimas de despojos o desalojos forzosos.
Por otro lado, la falta de asequibilidad(54) de la vivienda está muy ligada a la ausencia de suelo de bajo costo, hay regiones en donde el precio de la oferta de vivienda supera considerablemente la posibilidad de acceder a un financiamiento. Las Macro-regiones con precios de vivienda más altos son las del Centro del país y algunos estados de la Centro Occidente, que van de 600, 000 a 1 millón 300 mil pesos promedio, lo que es inaccesible para muchos hogares que están por debajo de los seis deciles de ingreso, ya que las instituciones promoventes de vivienda y la banca comercial no tienen opciones para ese estrato, lo que se traduce en un aumento del rezago habitacional dentro del sector más pobre de México.
En términos de localización de las viviendas en el país, predominan las siguientes problemáticas:
Aislamiento de la vivienda rural; se estima que alrededor de 21.7% de los hogares en México viven en el ámbito rural. Un dato del Banco de Mundial(55) señala que aproximadamente el 8 % de las viviendas rurales se localiza en zonas muy alejadas de los lugares dotados de infraestructura y servicios básicos (a más de 1.5 horas a pie), y se localizan principalmente en las regiones altas de Chihuahua, Baja California, Durango y al Sur-Sureste en Tuxtla-Tapachula, Oaxaca-Tehuantepec y Acapulco-Chilpancingo. La inaccesibilidad de estas viviendas genera un proceso de atraso en comunidades en donde ya coexisten muchas carencias profundizando su rezago respecto al desarrollo del país.
Abandono y segregación de las periferias urbanas; el modelo de construcción masiva de vivienda desvinculadas a las zonas de empleo, con una ausencia de infraestructura y equipamiento y sin sistemas de movilidad, dio origen desde hace por lo menos una década, al abandono paulatino de vivienda en las periferias metropolitanas. Al respecto, se estima que existen alrededor de 4.5 millones de viviendas subutilizadas, en abandono o vandalizadas(56). Esta situación se presenta con mayor proporción en las ZMVM, Monterrey y Guadalajara. Por su parte el INFONAVIT identificó cerca de 650,000 viviendas abandonadas por sus derechohabientes, en donde se muestra una correlación completa (98%) entre la cartera vencida y las condiciones de ubicación(57).
Los municipios con mayor porcentaje de vivienda abandonada son: Juárez en Chihuahua, Tijuana en Baja California, Tlajomulco de Zúñiga en Jalisco y Zumpango en Estado de México. Es importante resaltar, que por lo menos 3 de estos municipios presentan también rezago habitacional, esto se traduce en la posibilidad de implementar alguna estrategia en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, que recupere las zonas de abandono con un modelo de desarrollo integral y puedan ser utilizadas, para atender las necesidades de las familias de esos municipios.
La falta de alternativas de financiamiento para los grupos de población no asalariados, de bajos ingresos o en condición vulnerables a propiciado que la población resuelva por procesos de autoproducción de vivienda su necesidad, al respecto, se estima que esta es la condición del 64.2%(58) de los hogares en México, las regiones en donde más predomina esta forma de construcción es la Macro-región Sur-Sureste y en los Sistemas Urbanos Rurales Culiacán-Mazatlán y Torreón-Durango.
La ausencia de programas e instrumentos que acompañen de manera financiera y legal el conocimiento y necesidad de las familias en la construcción de su vivienda, la falta de conocimiento experto del medio físico en donde se asientan, la ausencia de asesoría técnica y los insuficientes reglamentos de construcción específicos han derivado en la deficiencia en los sistemas constructivos de muchas viviendas, ha cobrado la vida y el patrimonio de muchas familias lo largo de la historia de México(59).
 
En relación con la oferta de vivienda nueva, hasta el 2016 la concentraban los estados de México, Jalisco y Nuevo León, con una marcada deficiencia en los estados de Oaxaca y Chiapas. Es importante destacar, que en el periodo anterior los proyectos de vivienda construidos fueron en su mayoría formulados en función de las reservas territoriales de los desarrolladores inmobiliarios y no se contemplaron marcos regulatorios en materia de Ordenamiento Territorial o Desarrollo Urbano que orientaran el modelo de crecimiento de forma integral. En muchos casos es por ausencia o desactualización de Instrumentos y en el caso del ordenamiento territorial, por la ausencia del tema en la planeación de nivel municipal que es la escala territorial en donde se autorizan los desarrollos.
Es importante resaltar, que a pesar de los Perímetros de Contención Urbana (PCU)(60), entre 2014 y 2017, se construyeron 2.2 millones de viviendas nuevas con subsidios de los Organismos Nacionales de Vivienda (ONAVIS); solo el 8% se localizaron en zonas altamente consolidadas de las ciudades, definidas como Perímetros de Contención Urbana (PCU) tipo U1, mientras que 65.1 % se localizó en zonas periféricas: PCU tipo U3 y fuera de los PCU, lo que se traduce en una oferta no sostenible. Cabe mencionar, que la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI), los ONAVIS, el Registro Único de Vivienda (RUV) y el Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS) están en proceso de redefinición de los PCU o de un instrumento similar, así como de su metodología.
Uno de los instrumentos que, en materia de vivienda y ordenamiento territorial, se han promovido son los Polígonos Urbanos Estratégicos (PUE), hasta 2017 en el país se promovieron en los estados de Sonora, Jalisco, Tamaulipas, Aguascalientes y Yucatán.(61) Sin embargo, su construcción se limitó al desarrollo inmobiliario dejando a un lado la visión integral del territorio. Entre las principales problemáticas que enfrena los PUE, están la ausencia de inversiones en infraestructura y equipamientos que conlleva al abandono de vivienda.
En síntesis, el Ordenamiento Territorial tiene que integrarse de manera transversal a la política de vivienda, para que, a través de reconocer la función social del suelo y la vivienda, se promuevan acciones integrales en las diferentes soluciones de vivienda con desarrollo, que generen un efecto positivo en la productividad, el emprendimiento, las oportunidades, de prosperidad y mejores condiciones de vida en las personas. Es importante señalar, que este programa impulsa la política de "Vivienda Adecuada"(62), reconocida como un derecho humano fundamental que promueve un modelo de hábitat integral. Este objetivo está vinculado con el Programa Nacional de Vivienda(63) y las políticas establecidas en él, asimismo contribuye a la construcción de un entorno de bienestar de los habitantes de México y promueve el Desarrollo Sostenible planteado en el PND.
5.6.- Relevancia del Objetivo prioritario 6: Fortalecer la sostenibilidad y las capacidades adaptativas en el territorio y sus habitantes
Este Objetivo coadyuva al logro de un Desarrollo Sostenible, como se establece en el Eje General II. Política Social del PND, en ese sentido es importante destacar que los espacios naturales (bosques, selvas, matorrales, y el resto de los ecosistemas), remanentes en el país, brindan beneficios importantes tanto a las personas como al territorio al fortalecer los medios de vida, suministrar aire y agua limpios, conservar la biodiversidad y responder al cambio climático. Estos servicios ecosistémicos resultan fundamentales para el desarrollo socioeconómico nacional y son particularmente importantes para los habitantes de zonas rurales y periferias urbanas, entre los cuales se encuentra una buena proporción de las personas más pobres y marginadas de México.
En este sentido, la pérdida o degradación del hábitat natural plantea uno de los principales retos para el cumplimiento de este objetivo prioritario, esta problemática es causada principalmente por la conversión (deforestación) de estos espacios naturales en zonas de agricultura ganadería o urbanas y, amenaza no solo a los medios de vida de los habitantes rurales, las comunidades forestales y los pueblos indígenas, sino también a la variedad de la vida en nuestro país. Esta transformación del hábitat natural da lugar a una pérdida de hábitats valiosos, a la degradación de la tierra, la erosión del suelo, la disminución del agua limpia y la liberación de carbono a la atmósfera, así como al incremento de la exposición ante fenómenos naturales relacionados con el clima y el suelo, lo cual propicia un mayor riesgo para los habitantes vulnerables.
Esta problemática se ve reflejada en el territorio nacional con una tasa anual de pérdida de cobertura forestal con tendencia creciente; considerando el periodo 2001 a 2018 se ha pasado de perder del 0.081 al 0.137%(64) de la cobertura de vegetación natural del país y esa tendencia implica un crecimiento a dicha tasa de 0.1% cada año. De manera específica, destaca la Macro-región VI "Sur Sureste" en la cual se presentan las mayores tasas medias de deforestación (2001-2018), resaltando los estados de Yucatán (0.63%), Campeche (0.62%), Quintana Roo (0.59%) y Chiapas (0.43%), por otro lado, sobresalen las Macro-regiones I "Noroeste" y IV "Centro Occidente" en las cuales se registraron las menores tasas medias de pérdida de cobertura forestal, resaltando los estados de Aguascalientes, Baja California Sur, Guanajuato, Sonora y Zacatecas, cuyas tasas medias no superan el 0.01%. Bajo esta consideración, se observa una brecha territorial de hasta 0.6 puntos porcentuales en las tasas de pérdida de cobertura forestal media, lo cual habla de una inequidad en las condiciones de sostenibilidad territorial del país.
El ordenamiento territorial de estas regiones contribuirá a disminuir esta brecha lo que conlleva al mejoramiento de medios de vida y seguridad alimentaria de la población en particular de grupos vulnerables como los pobres y comunidades indígenas, promoviendo el acceso a energía asequible, empleo y crecimiento económico, consumo y producción responsable, mitigación del cambio climático, gestión de recursos sostenible, así como a la reducción del riesgo ante fenómenos naturales.
Es importante impulsar estrategias territoriales de conservación de los ecosistemas, las cuales protejan las zonas naturales importantes por su biodiversidad y los servicios ecosistémicos que brindan. En el marco de las estrategias de conservación con carácter territorial, los instrumentos de política ambiental más relevantes en México han sido las Áreas Naturales Protegidas (ANP).
En 2018, México contaba con 182 ANP de carácter federal, administradas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), de las cuales 145 son terrestres y 37 corresponden a superficie marina y costera, con una superficie total de 90,839,521.55 ha. y apoya 403 áreas destinadas voluntariamente a la conservación, con una superficie de 503,379.17 ha.(65) En cuanto al aumento de las ANP terrestres, estas han mostrado un incremento continuo.
Hasta abril de 2016 cerca del 3.9 % de la población vivía en un ANP, es decir, 4,689,557 habitantes; de los cuales 5.7% era población indígena, es decir, 270,476 personas. El rezago en la legislación secundaria con respecto a reformas constitucionales ha dificultado el ejercicio pleno de los derechos indígenas. Estas condiciones inciden significativamente en la posibilidad de generar mayores puntos de convergencia entre la gestión de las ANP y los pueblos y comunidades indígenas, quienes, en muchos de los casos, tienen intereses comunes basados en la conservación ambiental(66)
Otro tema fundamental para el desarrollo territorial sostenible es la disponibilidad de agua para los habitantes, pues es el recurso que da origen y soporte a la vida y es necesaria para toda actividad humana. En este sentido, la integración de la gestión del agua y la planeación territorial es esencial para la protección exitosa de las fuentes de agua y, en última instancia, suministro de agua potable segura. En 2017, México contó con una dotación de 451,585 millones de metros cúbicos de agua dulce renovable. Esto es, una disponibilidad per cápita de 3,656 m3/hab. anuales en promedio nacional; sin embargo, su distribución y disponibilidad tanto territorial es muy desigual en la realidad, pues en la región hidrológica administrativa Frontera Sur existe una disponibilidad de hasta 18,776 m3/hab/año, mientras en la Península de Baja California es de tan solo 1,057. La cuenca del Valle de México presenta una disponibilidad de apenas 144 m3/hab/año(67). Las regiones del centro del Pacífico Centro, Lerma-Santiago Pacífico, Golfo Norte y Centro y la Península de Yucatán se encuentran por encima de la media nacional.
De las 757 cuencas hidrológicas definidas por CONAGUA en 2016, 649 se encontraban en situación de disponibilidad; aquellas sin disponibilidad se concentran en la frontera norte, noroeste, y en el centro del país, regiones que poseen menos disponibilidad de agua renovable, por lo que la situación de demanda hídrica en estas zonas se agudiza. En lo que se refiere a las aguas subterráneas, el país está dividido en 653 acuíferos, y para el año 2017, se contaba con 448 acuíferos en condiciones de disponibilidad; aquellos sin disponibilidad coinciden con las cuencas sin disponibilidad, en cuyas regiones existe menor disponibilidad de agua renovable.
En cuanto a los usos, en 2017 se tenían concesionados 270 917 millones de metros cúbicos, de los cuales el 32.4% corresponde a usos consuntivos, y el 67.6% a usos no consuntivos. Los usos consuntivos agrupados se dividen en un 76.0% para el sector agrícola, 14.9% para abastecimiento público, 4.9% para industria autoabastecida y 4.7% energía eléctrica. El uso agrupado agrícola predomina por la magnitud de los volúmenes concesionados de aguas superficiales y subterráneas en la casi totalidad de las Regiones Hidrológicas Administrativas. En el uso agrupado abastecimiento público, la fuente predominante es la subterránea con el 58.4% del volumen, este uso es primordial pues el abastecimiento de agua en cantidad y calidad suficiente para el consumo incide directamente en su salud y bienestar en general(68).
La mayoría de los grupos indígenas habitan en 25 regiones definidas por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), ahora Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI). En estas regiones se capta el 23% del agua de las cuencas; sin embargo, los pueblos indígenas que habitan en ellas viven en una paradoja: por un lado, son la población más marginada del país y, por el otro cuentan con territorios que tienen una rica biodiversidad y profusión de recursos naturales(69). Por ello, es imprescindible incorporar un enfoque de respeto a los derechos humanos de los pueblos y comunidades indígenas de México.
Finalmente, resulta de cardinal importancia establecer estrategias territoriales para la mitigación y adaptación ante el cambio climático, el cual es un proceso que de manera directa o indirecta se ha visto incrementado de manera importante por las actividades humanas, donde la mayor causa de la explosiva aceleración de dicho proceso, son las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), derivados de las actividades humanas y la reducción de los ecosistemas naturales, repercutiendo de manera evidente en el planeta y la calidad de vida de los seres vivos que la habitamos(70). El incremento de los fenómenos perturbadores a causa del cambio climático, aunado a la falta de capacidades adaptativas locales, originan una mayor exposición a dichos fenómenos, principalmente en la población más vulnerable, generando condiciones de riesgo.
Entre los principales efectos del cambio climático en México se encuentran: el incremento de la temperatura promedio, que ha sido de 0.85°C, que será mayor en la Macro-Región I Noroeste (BID, 2010); cambios en la intensidad, distribución temporal y espacial de las precipitaciones, por otro lado, la alta sensibilidad del recurso hídrico disponible, pronostica la disminución del promedio anual de precipitación, incrementando las sequías; el deshielo de glaciares, que se pronostica desaparezcan dentro de 30 años(71); Incremento del nivel del mar entre 1.9 y 9.16 milímetros, con impacto directo al sector turismo(72), especialmente a grupos vulnerables, limitando su desarrollo económico y aumentando la desigualdad, en las Macro-Regiones III Noreste, V Centro y especialmente en la VI Sur-Sureste, en Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo; Mayor intensidad en fenómenos hidrometeorológicos en las Macro-Regiones I Noroeste, V Centro y VI Sur-Sureste, incrementando la exposición ante dichos fenómenos; Disminución en el rendimiento de los cultivos, debido a la mayor demanda de agua por evapotranspiración(73) resultando en encarecimiento de los alimentos, creciendo la brecha de pobreza alimentaria, que pude impactar directamente en los niños y adultos mayores y la disminución paulatina de la biodiversidad, especialmente en las zonas centro y norte del país(74).
6.- Estrategias prioritarias y Acciones puntuales
Objetivo prioritario 1.- Impulsar un modelo de desarrollo territorial justo, equilibrado y sostenible, para el bienestar de la población y su entorno
Estrategia prioritaria 1.1 Promover modificaciones normativas y legislativas integrales, para reorientar la política de desarrollo agrario, territorial y urbano en función de la situación actual, las oportunidades y los principios que establece la LGAHOTDU
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
1.1.1 Promover las modificaciones necesarias a la LGAHOTDU
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.1.2 Impulsar la armonización de las legislaciones estatales con la LGAHOTDU
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.1.3 Definir la escala de planeación regional, en el marco de la legislación federal y estatal en materia de OT y DU
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.1.4 Impulsar mecanismos en los instrumentos jurídicos y financieros, que garanticen acciones y recursos en materia de GIR, para la recuperación de contingencias catastróficas en las entidades federativas y municipios
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SSPC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.1.5 Formular Normas Oficiales Mexicanas y Normas Mexicanas para apoyar el OT y el DU, así como para fortalecer la resiliencia
Específica
SEDATU,
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
 
Estrategia prioritaria 1.2 Fortalecer los esquemas de gobernanza para la coordinación intersectorial, intersecretarial y la participación de los sectores social y privado en el ordenamiento territorial y desarrollo urbano, que incluyan a los grupos desprotegidos e históricamente discriminados, en el ordenamiento territorial y desarrollo urbano
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
1.2.1 Consolidar espacios de coordinación y participación para el desarrollo de políticas, programas y proyectos con un enfoque territorial
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SEMARNAT,
BIENESTAR,
SECTUR,
SADER,
INPI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.2.2 Desarrollar mecanismos y espacios de gobernanza, participación ciudadana y comunitaria innovadores en todas las etapas del proceso de planeación que faciliten la gestión del territorio y sus recursos, considerando la perspectiva de género y la pertinencia cultural
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.2.3 Impulsar la construcción de capacidades de todos los actores, incluyendo a las comunidades, en materia de OT y DU, para fortalecer los procesos de participación ciudadana.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.2.4 Promover el establecimiento y el funcionamiento de observatorios ciudadanos para generar información que guíe las acciones y políticas públicas en materia de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.2.5 Apoyar acciones de coordinación interinstitucional que incluyan el componente de la GIR en la planeación territorial
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SSPC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.2.6 Impulsar mecanismos para la concertación y coordinación, entre los distintos órdenes de gobierno y los sectores de la sociedad en la planeación y ejecución de programas y proyectos en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano a escala regional
General
SEDATU,
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Estrategia prioritaria 1.3 Dirigir la acción gubernamental intersectorial hacia las regiones en condición de rezago y aquellas con mayor potencial para el impulso al desarrollo sostenible en el mediano y largo plazos
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
1.3.1 Identificar los municipios con mayores carencias en materia de equipamiento, servicios de agua potable, drenaje, electricidad y accesibilidad carretera para orientar la toma de decisiones en materia de política pública.
Coordinación de la
estrategia
INEGI,
CONEVAL,
INPI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.3.2 Desarrollar estudios analíticos para la identificación de regiones con mayor potencial de desarrollo y de proyectos integrales de desarrollo regional.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.3.3 Implementar programas, proyectos y acciones coordinados con un enfoque territorial, dirigidos a la atención de las zonas en condición de rezago y aquellas con mayor potencial, considerando los principios de igualdad y no discriminación
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Estrategia prioritaria 1.4 Impulsar la formulación, la actualización y el seguimiento de los instrumentos de planeación del ordenamiento territorial y desarrollo urbano en todas las escalas territoriales, para reorientar el desarrollo agrario, territorial y urbano con una visión integral, sistémica y equilibrada
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
1.4.1 Promover un ordenamiento territorial integral que conjunte los ordenamientos ecológico y turístico, y de los asentamientos humanos en los ámbitos rural y urbano.
Específica
SEDATU,
SEMARNAT,
SECTUR
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.4.2 Apoyar la formulación y la actualización de los programas de OT y DU integrales en la escala regional, estatal, metropolitana y municipal, con un enfoque sistémico.(75)
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.4.3 Considerar en la planeación del desarrollo regional los SUR, así como las microrregiones y los centros integradores para el bienestar.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
BIENESTAR
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.4.4 Incorporar la GIR y la resiliencia como componentes fundamentales en los programas de OT y DU.
Específica
SEDATU,
SSPC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.4.5 Incorporar los análisis de aptitud territorial en los programas de OT y DU.(76)
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.4.6 Formular los programas de ordenamiento territorial emergentes en apoyo a las acciones del Programa Nacional de Reconstrucción.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.4.7 Diseñar un conjunto de indicadores de OT y DU que aporten evidencias del cumplimiento de la política en la materia y que permitan su evaluación
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.4.8 Establecer los mecanismos para la evaluación de la congruencia entre los diversos instrumentos de planeación del OT y DU, así como de su impacto y de los proyectos derivados de éstos en el territorio.
Específica
SEDATU,
SEMARNAT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Estrategia prioritaria 1.5 Promover la generación, sistematización y difusión de información desagregada en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, para la toma de decisiones que permitan: diagnosticar, monitorear y atender la problemática, así como identificar áreas de oportunidad
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
1.5.1 Promover el intercambio de información y conocimiento entre las instituciones en materia de OT y DU
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
SEMARNAT,
INEGI,
CONAPO,
CENAPRED,
SECTUR,
SCT,
SADER
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.5.2 Concluir la construcción e iniciar la operación del Sistema de Información Territorial y Urbana para organizar, actualizar y difundir indicadores sobre el OT y DU.
Específica
SEDATU,
SEMARNAT,
INEGI,
CONAPO,
CENAPRED
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.5.3 Promover la generación e intercambio de inventarios en los temas prioritarios del OT y DU.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SEMARNAT,
INEGI,
CONAPO,
SECTUR,
CENAPRED,
SCT,
SADER
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.5.4 Considerar la información relativa a la propiedad social, en los procesos de planeación del OT y DU.
General
SEDATU,
RAN
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.5.5 Impulsar la creación de un inventario de reservas territoriales de suelo urbano y urbanizable, para generar proyectos de desarrollo urbano dirigidos a satisfacer las necesidades de vivienda, equipamiento e infraestructura.
Específica
SEDATU,
INSUS
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.5.6 Generar información ordenada, sistemática, actualizada y transparente sobre los espacios públicos adecuados.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
1.5.7 Impulsar la medición, monitoreo, reporte y verificación de la expansión urbana, mediante su integración al Sistema de Información Territorial y Urbana (SITU), para contribuir al seguimiento a la política nacional de OT y DU.
Específica
SEDATU,
SEMARNAT,
INEGI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Objetivo prioritario 2.- Promover un desarrollo integral en los Sistemas Urbano Rurales y en las Zonas Metropolitanas
Estrategia prioritaria 2.1 Promover la coordinación metropolitana entre los distintos actores, para la implementación de políticas, programas, proyectos y acciones que incidan en un desarrollo más igualitario, sostenible y con una visión compartida
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o
Entidades responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
2.1.1 Promover la operación activa y eficiente de las Comisiones de Ordenamiento Metropolitano para garantizar la integración y coordinación de los tres órdenes de gobierno.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.1.2 Impulsar la creación y operación de los institutos municipales y metropolitanos de planeación para que promuevan la planeación participativa, coordinación y gestión metropolitana y municipal.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.1.3 Impulsar la vinculación entre la asignación de recursos y el cumplimiento de la normatividad relativa a la gobernanza metropolitana, para mejorar la coordinación en esta materia.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
 
Estrategia prioritaria 2.2 Fortalecer las capacidades técnicas y financieras de los gobiernos estatales y municipales en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, para impulsar un desarrollo sostenible de las ZM y los SUR
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
2.2.1 Elaborar agendas, manuales, guías y lineamientos, para la definición, la implementación y la evaluación de proyectos metropolitanos.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.2.2 Promover capacitaciones a las personas servidoras públicas estatales y municipales en materia de OT y DU a escala metropolitana y de los SUR, con pertinencia cultural y enfoque de derechos humanos, para un mejor ejercicio de sus funciones.
General
SEDATU,
INAFED
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.2.3 Incorporar la gestión integral de riesgos y la resiliencia en los procesos de capacitación a las personas servidoras públicas.
Específica
SEDATU,
SSPC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.2.4 Crear una Red Metropolitana para la cooperación y el intercambio de buenas prácticas entre ZM.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.2.5 Impulsar los mecanismos fiscales que distribuyan equitativamente, los costos y los beneficios generados por la introducción de infraestructura pública metropolitana.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SHCP
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Estrategia prioritaria 2.3 Impulsar la integración y complementariedad de los asentamientos urbanos y rurales en los SUR, para equilibrar el desarrollo y mejorar el bienestar de la población
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
2.3.1 Promover el Desarrollo Orientado al Transporte entre las diferentes dependencias y entidades que participan en el ordenamiento territorial, así como en la ejecución de proyectos metropolitanos.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.3.2 Apoyar el desarrollo de las economías locales y de los sistemas agroindustriales mediante un análisis de aptitud territorial, que identifique vocaciones productivas sostenibles vinculadas a programas y estrategias de desarrollo intersectorial.
General
SEDATU,
SADER
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.3.3 Impulsar la coordinación entre los tres órdenes de gobierno para la creación, el mejoramiento y el mantenimiento de carreteras y caminos que conecten a los asentamientos rurales dispersos con las ciudades más cercanas.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SCT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
2.3.4 Promover la movilidad sostenible al interior de los SUR y las ZM, para mejorar el acceso a servicios, las condiciones de habitabilidad y el nivel de bienestar de la población.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SCT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Objetivo prioritario 3.- Transitar a un modelo de desarrollo urbano orientado a ciudades sostenibles, ordenadas, equitativas, justas y económicamente viables, que reduzcan las desigualdades socioespaciales en los asentamientos humanos
Estrategia prioritaria 3.1 Impulsar el fortalecimiento del marco normativo para reorientar el desarrollo urbano hacia el bienestar con énfasis en la participación social y la disminución de la desigualdad
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
3.1.1 Proponer adecuaciones al marco normativo en materia de desarrollo urbano para que se consideren y atiendan las necesidades de la población, a través de un enfoque diferenciado y de igualdad, con énfasis en los grupos desprotegidos e históricamente discriminados.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.1.2 Impulsar la incorporación del ejercicio del Derecho a la Ciudad en las legislaciones estatales en materia de OT y DU en el marco de la LGAHOTDU
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.1.3 Promover el reforzamiento en el marco normativo de desarrollo urbano la participación de mujeres y hombres como un elemento fundamental del proceso de diseño y evaluación en los temas de espacio público, movilidad sostenible, accesibilidad, equipamiento y mobiliario en centros de población.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.1.4 Promover el diseño e instrumentación de normas y programas de fomento ambiental y desarrollo sostenible con la participación de los responsables de la infraestructura urbana, equipamiento, servicios, transporte y demás relacionados con el desarrollo urbano.
General
SEDATU,
SEMARNAT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.1.5 Impulsar la coordinación normativa en materia de desarrollos habitacionales entre los tres órdenes de gobierno, a fin de que éstos determinen conjuntamente las características del suelo, entorno territorial, contención urbana, equipamiento, servicios básicos y prácticas de construcción sostenibles.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
CONAVI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Estrategia prioritaria 3.2 Promover instrumentos de planeación de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano entre los tres órdenes de gobierno, para ordenar, regular y consolidar las zonas urbanas
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
3.2.1 Impulsar el diseño de una guía metodológica para la elaboración y adecuación de programas integrales de OT y DU para todas las escalas de planeación territorial en la que se integren el ordenamiento territorial, el ordenamiento ecológico, el desarrollo urbano y la gestión integral de riesgos; con perspectiva de género y criterios de accesibilidad.
Específica
SEDATU,
SEMARNAT,
SSPC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.2.2 Implementar acciones de capacitación a las personas servidoras públicas estatales y municipales, para la elaboración y ejecución de sus planes o programas de DU con criterios de sostenibilidad y gestión integral de riesgos, así como, con condiciones de igualdad, no discriminación y perspectiva de género.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.2.3 Generar mecanismos de apoyo dirigidos a los municipios, para que se fortalezca la regulación y el ordenamiento de los centros urbanos.
General
SEDATU,
SEMARNAT,
SSPC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.2.4 Fortalecer la participación del sector social en el desarrollo de los instrumentos de planeación urbana, a fin de coadyuvar a la atención de la problemática y de las propuestas en el territorio.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.2.5 Dar prioridad al desarrollo de los instrumentos de planeación y a las acciones en materia de desarrollo urbano en las zonas con mayor índice de violencia, mayor grado de marginación o aquellas que carezcan de infraestructura urbana básica, incorporando la perspectiva de género y de interculturalidad.
General
SEDATU,
BIENESTAR,
INEGI,
CONAPO,
CONEVAL
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
3.2.6 Impulsar la elaboración y actualización de normas, lineamientos y manuales que definan criterios técnicos normativos de sustentabilidad económica, social y ambiental, que favorezcan el ordenamiento de los asentamientos humanos urbanos y rurales, que incluyan la perspectiva de género.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.2.7 Promover que los programas de desarrollo urbano contemplen usos del suelo más eficientes, dando preferencia a la oferta de vivienda en las zonas consolidadas sobre las periféricas de los centros de población.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.2.8 Promover que en la autorización de nuevos desarrollos habitacionales se considere como un elemento prioritario el aprovechamiento eficiente del espacio urbano, con el objetivo de promover la identidad y cohesión de sus habitantes.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Estrategia prioritaria 3.3 Desarrollar mecanismos que permitan ampliar la oferta y el acceso a instrumentos de financiamiento con perspectiva de género, para su aplicación en programas y proyectos de Desarrollo Urbano
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
3.3.1 Promover la incorporación de esquemas de distribución equitativa de cargas y beneficios generados por el desarrollo urbano, en los planes o programas de DU, para recuperar la inversión pública.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.3.2 Facilitar el acceso a esquemas de financiamiento público-privado, para el desarrollo de programas y proyectos de DU.
General
SEDATU,
CONAVI,
INFONAVIT,
FOVISSSTE,
SHF
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.3.3 Identificar y aprovechar oportunidades de financiamiento de empresas y organismos internacionales y nacionales, para apoyar programas y proyectos de DU.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.3.4 Desarrollar mecanismos de financiamiento provenientes del sector privado, para programas y proyectos de DU sostenibles que fortalezcan la resiliencia en las ciudades ante los impactos del cambio climático.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.3.5 Impulsar la implementación de subsidios, de carácter general y temporal, así como los financiamientos para la adquisición de reservas para potenciar el desarrollo de zonas con mayor rezago en las ciudades.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.3.6 Promover la incorporación de mecanismos de financiamiento en las legislaciones de las entidades federativas en materia de OT y DU, que contribuyan con la recuperación y distribución equitativa del incremento del valor de la propiedad inmobiliaria generado por las inversiones públicas, orientada a disminuir la desigualdad territorial en los asentamientos humanos.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Estrategia prioritaria 3.4 Impulsar instrumentos de regularización y de gestión del suelo, que permitan ordenar los procesos de ocupación del territorio a favor de un modelo de desarrollo urbano sostenible
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
3.4.1 Impulsar la implementación y continuidad de la Política Nacional de Suelo, para consolidar los modelos de gestión del suelo.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
INSUS
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
QDV - Instituto Nacional del
Suelo Sustentable
3.4.2 Desarrollar programas e instrumentos que permitan adquirir, enajenar y habilitar suelo apto para el desarrollo urbano.
General
SEDATU,
INSUS
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.4.3 Elaborar estrategias y procesos para la modernización de los registros públicos de la propiedad y de los catastros.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.4.4 Dotar y modernizar los sistemas de información de la propiedad inmobiliaria a las instituciones registrales y catastrales, para brindar certeza jurídica y dar soporte a las políticas públicas de recaudación.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.4.5 Generar mecanismos técnicos y financieros que permitan la asequibilidad del suelo con el objeto de beneficiar a los grupos desfavorecidos e históricamente discriminados.
General
INSUS,
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
QDV - Instituto Nacional del
Suelo Sustentable
3.4.6 Promover que los municipios, así como las alcaldías garanticen la certeza en la disponibilidad de suelo apto y servicios básicos previo a la autorización de desarrollos.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Estrategia prioritaria 3.5 Elaborar e implementar programas y proyectos que atiendan de forma integral las principales problemáticas urbanas y ambientales en materia de espacio público, equipamiento y movilidad
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
3.5.1 Promover el marco normativo que impulse las políticas de movilidad y de Diseño Orientado al Transporte (DOT), con criterios de accesibilidad universal y que contemple la participación ciudadana.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.5.2 Implementar la coordinación interinstitucional en el desarrollo de programas y proyectos territoriales que propicien el reconocimiento de la relación entre las ciudades y los servicios ecosistémicos equilibrando su provisión presente y futura.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SEMARNAT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.5.3 Realizar intervenciones integrales y coordinadas con los municipios, así como las alcaldías y los estados de dotación de equipamiento urbano y espacio público, considerando las necesidades específicas de mujeres, hombres, niñas, niños, adultos mayores y personas con discapacidad, con especial énfasis en zonas con alto y muy alto grado de rezago social.
General
SEDATU,
SEP,
SS,
SC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
3.5.4 Impulsar en los asentamientos humanos la creación de espacios públicos articulados funcionalmente entre sí y con su entorno, con el propósito de lograr un mayor nivel de habitabilidad.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
3.5.5 Promover la movilidad dentro de los asentamientos humanos, para facilitar la accesibilidad e integración de las zonas habitacionales con su entorno.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Objetivo prioritario 4.- Potencializar las capacidades organizativas, productivas y de desarrollo sostenible del sector agrario, de las poblaciones rurales y, de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas en el territorio, con pertinencia cultural
Estrategia prioritaria 4.1 Mejorar la colaboración interinstitucional de los tres órdenes de gobierno para fortalecer las capacidades y el nivel organizativo en el uso del territorio, la procuración de justicia agraria y la atención a procedimientos administrativos, así como en el manejo sistematizado de la información rural
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
4.1.1 Promover la gobernanza mediante la colaboración interinstitucional de los tres órdenes de gobierno en vinculación con las mujeres y hombres en el sector rural y, los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas.
Coordinación de la
estrategia
SEGOB,
SEDATU,
PA,
RAN,
SEMARNAT,
BIENESTAR,
SECTUR,
SENER,
SE,
SADER
4 - Gobernación
4.1.2 Fortalecer la participación de las mujeres y los hombres de los sectores agrario y rural, así como, de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas en la elaboración e implementación de los instrumentos de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, para atender la realidad social y territorial, con pertinencia cultural.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
PA,
RAN,
SEMARNAT,
SECTUR,
SADER,
INPI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.1.3 Fomentar el uso de tecnologías en la actualización y sistematización de la información del sector rural, para facilitar la toma de decisiones y promover, la transparencia y el acceso a la información.
Específica
RAN,
PA,
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
B00 - Registro Agrario
Nacional
 
4.1.4 Actualizar los padrones ejidales y comunales, con perspectiva de género, para conocer las condiciones de la estructura territorial y facilitar la toma de decisiones en materia de OT.
Específica
RAN,
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
B00 - Registro Agrario
Nacional
4.1.5 Promover la capacitación de las personas servidoras públicas vinculadas a los sectores agrario y rural en los tres órdenes de gobierno, con enfoques de género, de igualdad y no discriminación, derechos humanos y pertinencia cultural.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
INMUJERES,
INPI,
SADER
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.1.6 Modernizar y unificar los sistemas de información de los registros públicos de la propiedad rural y de los catastros, para fortalecer el ordenamiento territorial.
Específica
RAN,
PA,
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
B00 - Registro Agrario
Nacional
4.1.7 Fortalecer los mecanismos de colaboración interinstitucional, para optimizar los procesos de regularización y certificación de la propiedad social, atendiendo las necesidades específicas de mujeres y hombres.
Coordinación de la
estrategia
RAN,
PA,
SEDATU,
FIFONAFE
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
B00 - Registro Agrario
Nacional
4.1.8 Fortalecer la seguridad jurídica y documental de la propiedad social, con atención oportuna y eficaz de la demanda de los sujetos agrarios.
Específica
PA,
RAN,
SEDATU,
FIFONAFE
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
QEZ - Procuraduría Agraria
4.1.9 Regularizar integralmente a los sujetos agrarios y brindar acompañamiento para la resolución y mediación de conflictos, así como para la democratización de los órganos de representación bajo una perspectiva de género y pertinencia cultural.
Específica
RAN,
PA,
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
B00 - Registro Agrario
Nacional
4.1.10 Llevar los servicios del Registro Agrario Nacional a las comunidades de difícil acceso, en coordinación interinstitucional, mediante los centros integradores.
Específica
RAN
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
B00 - Registro Agrario
Nacional
Estrategia prioritaria 4.2 Fortalecer las acciones de ordenamiento territorial para desincentivar los asentamientos humanos irregulares, evitar la especulación del suelo y el cambio del uso del suelo en las zonas rurales
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
4.2.1 Promover modificaciones a la normatividad en los tres órdenes de gobierno en materia de sanciones relacionadas a autorizaciones sobre la ocupación del territorio fuera del marco de los programas de OT y DU.
General
SEDATU,
PA,
PROFEPA
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.2.2 Considerar las necesidades de vivienda social, el equipamiento y la infraestructura de los sectores rural y agrario, en la determinación de reservas territoriales y en la enajenación de terrenos nacionales aptos para asentamientos humanos.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
PA,
RAN,
INSUS,
CONAVI,
SEMARNAT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.2.3 Priorizar la utilización de terrenos nacionales con aptitud territorial sobre el suelo agrario, en el establecimiento y crecimiento de los asentamientos humanos, para evitar la especulación inmobiliaria en la propiedad social.
Específica
SEDATU,
SEMARNAT,
FIFONAFE
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.2.4 Actualizar el inventario y el diagnóstico de los asentamientos humanos irregulares en terrenos de propiedad social, para la toma de decisiones en los procesos de regularización, consolidación, reubicación, atención a conflictos agrarios y la conservación de zonas con valor ambiental.
Específica
SEDATU,
PA,
RAN,
INSUS,
SEMARNAT,
PROFEPA,
CONANP
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.2.5 Promover proyectos rurales productivos que sean sostenibles y orientados a desincentivar la compra-venta y el cambio de uso de suelo en terrenos de propiedad social, con perspectiva de género.
Coordinación de la
estrategia
SADER,
SEDATU,
SEMARNAT,
BIENESTAR,
SECTUR
8 - Agricultura y Desarrollo
Rural
4.2.6 Impulsar que las reservas territoriales para el desarrollo urbano, se determinen en función de la vocación y la aptitud del suelo rural, con respeto a los derechos humanos y a los derechos de los pueblos y comunidades indígenas.
General
SEDATU,
INPI,
FIFONAFE.
CONAVI,
RAN,
INSUS.
SEMARNAT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.2.7 Promover la regularización, medición, deslinde, inscripción y registro del territorio donde habitan los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas.
Específica
SEDATU,
INPI,
RAN,
INSUS,
SEMARNAT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Estrategia prioritaria 4.3 Fomentar el aprovechamiento sostenible del territorio rural y la conservación de los ecosistemas y sus servicios
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
4.3.1 Impulsar el ordenamiento territorial a nivel de núcleos agrarios integrados en los programas de OT y DU municipales.
Específica
SEDATU,
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.3.2 Impulsar aprovechamientos alternativos de los servicios ecosistémicos con base en la aptitud y la vocación del suelo e incluirlos en los programas de OT y DU, ecológico, turístico y agrario.
Coordinación de la
estrategia
SEMARNAT,
CONANP,
CONAFOR,
SEDATU,
RAN,
SECTUR,
SE,
SADER
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
4.3.3 Incentivar y diversificar la retribución económica por la conservación de servicios ecosistémicos provistos por el suelo rural.
Específica
SEMARNAT,
CONANP,
CONAFOR,
SEDATU,
RAN,
SE
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
4.3.4 Fomentar la participación del sector agrario en la enajenación de terrenos nacionales aptos para el uso sostenible y la conservación ecológica, con pertinencia cultural.
General
SEDATU,
SEMARNAT,
CONANP,
CONAFOR,
SECTUR,
SADER
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.3.5 Implementar mecanismos de sensibilización dirigidos a los sujetos agrarios, para evitar el parcelamiento en terrenos con ecosistemas naturales.
General
SEMARNAT,
CONANP,
CONAFOR,
SEDATU,
PA,
RAN,
SECTUR
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
4.3.6 Incentivar las actividades agroproductivas que fomenten la preservación de especies de flora y fauna nativas, con perspectiva de género, pertinencia cultural y énfasis en pueblos y comunidades indígenas.
Coordinación de la
estrategia
SADER,
SEDATU,
SEMARNAT,
CONAFOR,
SE
8 - Agricultura y Desarrollo
Rural
4.3.7 Impulsar programas para el uso responsable y la conservación de los recursos naturales, que respeten las capacidades organizativas y la cosmovisión de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, con pertinencia cultural.
General
SEMARNAT,
CONANP,
SEDATU,
INPI,
BIENESTAR
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
Estrategia prioritaria 4.4 Fomentar mecanismos de conciliación con los sujetos agrarios para favorecer la cohesión territorial y comunitaria, impulsando procesos de participación democrática, efectiva, equitativa, igualitaria y con pertinencia cultural, en el contexto del ordenamiento del territorio
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de
instrumentar la Acción
puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
4.4.1 Impulsar la participación del sector agrario en la elaboración de políticas y en la toma de decisiones en materia de ordenamiento territorial y urbano.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
PA,
RAN,
SEMARNAT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
4.4.2 Apoyar la conciliación y mediación de la propiedad social con la participación de personas especializadas y certificadas.
Específica
PA,
RAN,
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
QEZ - Procuraduría Agraria
4.4.3 Promover la organización y el fomento económico en el territorio rural, para generar fuentes de trabajo, la conservación de la diversidad cultural, el sentido de pertenencia y disminuir la migración de sus habitantes, con pertinencia cultural.
Coordinación de la
estrategia
SADER,
SEDATU,
RAN,
SEMARNAT,
CONANP,
CONAFOR,
BIENESTAR,
SECTUR,
SE,
INPI
8 - Agricultura y Desarrollo
Rural
4.4.4 Promover acciones afirmativas que fomenten la igualdad sustantiva; así como el respeto a los derechos humanos y la interculturalidad, a partir de los programas dirigidos al desarrollo sostenible.
Específica
INMUJERES,
INPI,
SEDATU,
PA,
RAN,
SEMARNAT
HHG - Instituto Nacional de las
Mujeres
4.4.5 Fomentar que las cargas y los beneficios del suelo rural sean equitativos entre hombres y mujeres a través de acuerdos, políticas y programas.
Específica
INMUJERES,
INPI,
SEDATU,
PA,
RAN
HHG - Instituto Nacional de las
Mujeres
 
4.4.6 Coadyuvar en el cumplimiento de la normatividad nacional y los acuerdos internacionales, para el respeto a los derechos humanos y los sistemas normativos de los pueblos y comunidades indígenas.
Específica
INPI,
INMUJERES,
SEDATU,
SEMARNAT
AYB - Instituto Nacional de los
Pueblos Indígenas
4.4.7 Apoyar el registro legal a las organizaciones campesinas, para la producción y la soberanía alimentaria.
Específica
SE,
SEDATU,
PA,
RAN
10 - Economía
4.4.8 Apoyar el cambio generacional para la cesión de derechos entre las personas titulares de la propiedad social en los núcleos agrarios, con pertinencia cultural.
Específica
RAN,
PA,
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
B00 - Registro Agrario
Nacional
4.4.9 Promover el respeto de los derechos de pueblos y comunidades indígenas en el desarrollo de proyectos de equipamiento, infraestructura y energéticos de impacto territorial, considerando los principios de sostenibilidad, derechos humanos y pertinencia cultural.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
INPI,
SE,
SCT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Objetivo prioritario 5.- Promover el hábitat integral de la población en la política de vivienda adecuada
Estrategia prioritaria 5.1 Incorporar el componente de ordenamiento territorial en los instrumentos de planeación que regulan el desarrollo inmobiliario y la producción social de la vivienda adecuada para propiciar un hábitat integral
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
5.1.1 Asegurar que en los criterios de delimitación de los Polígonos de Contención Urbana, estén considerados los componentes del Ordenamiento Territorial, que permita identificar la aptitud territorial para un DU sostenible.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.1.2 Asegurar que los Desarrollos Certificados incorporen el componente de aptitud territorial y gestión integral de riesgo en su concepción, para reorientar la ocupación del suelo.
General
SEDATU,
CONAVI,
SHF
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.1.3 Asegurar que en los desarrollos habitacionales se incorporen los lineamientos, criterios y Normas Oficiales Mexicanas previstas en la LGAHOTDU.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Estrategia prioritaria 5.2 Impulsar el fortalecimiento del marco normativo que regula las acciones de vivienda a nivel estatal y municipal, a fin de promover la vivienda adecuada para todas las personas
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
5.2.1 Identificar áreas aptas para zonas habitacionales considerando las tendencias de desplazamiento poblacional, disponibilidad de suelo urbanizable, protección y conservación de los servicios ecosistémicos y fuentes de empleo.
General
SEDATU,
CONAVI,
INFONAVIT,
FOVISSSTE,
SHF
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.2.2 Promover la elaboración y fortalecimiento de reglamentos de construcción y normas técnicas de construcción, a nivel estatal y municipal, que consideren las características físicas y ambientales del territorio, para promover la vivienda adecuada.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.2.3 Brindar certeza jurídica y seguridad documental en la propiedad de la vivienda, con la atención oportuna y eficaz de los organismos nacionales de vivienda.
General
SEDATU,
CONAVI,
INFONAVIT,
FOVISSSTE,
SHF
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Estrategia prioritaria 5.3 Vincular el ordenamiento territorial con la estrategia de producción social de la vivienda en el país para promover alternativas de vivienda sostenibles y sin riesgo
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual (instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada
del seguimiento)
5.3.1 Apoyar el proceso de producción social de vivienda, a través de estudios en materia de OT, a fin de combatir el rezago de los grupos desprotegidos e históricamente discriminados.
Específica
SEDATU,
CONAVI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.3.2 Apoyar los procesos de reubicación de vivienda de la población afectada por fenómenos naturales y aquella asentada en zonas de riesgo, a través de análisis de aptitud territorial en las zonas urbanizables.
Específica
SEDATU,
CONAVI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.3.3 Promover la implementación de tecnologías verdes y asequibles en las edificaciones desarrolladas mediante procesos de producción social de vivienda.
Específica
SEDATU,
CONAVI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.3.4 Promover la producción social de vivienda para los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas que considere materiales, pertinencia cultural y regional.
Específica
SEDATU,
CONAVI
INFONAVIT,
FOVISSSTE,
SHF
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Estrategia prioritaria 5.4 Impulsar modelos de gestión de suelo para vivienda social dirigidos a grupos vulnerados a fin de reducir el rezago habitacional y los asentamientos humanos irregulares
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
5.4.1 Generar mecanismos técnicos y financieros que permitan la asequibilidad del suelo con el objeto de beneficiar a la población que no es sujeta de crédito con financiamiento público para vivienda.
General
SEDATU,
INSUS
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.4.2 Impulsar la coordinación entre los tres órdenes de gobierno con los sectores privado y social, con el propósito de identificar la disponibilidad de suelo intraurbano y urbanizable para diferentes soluciones de vivienda.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
INSUS
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
 
Estrategia prioritaria 5.5 Promover la habitabilidad de las periferias urbanas para recuperar la vivienda abandonada y atender la vivienda en los asentamientos irregulares con el fin de disminuir la segregación socioeconómica de las personas
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
5.5.1 Desarrollar un sistema de información geográfica de vivienda abandonada o vandalizada, con base en la información de los ONAVIS, para conocer las características y dimensión del problema, a fin de definir las estrategias a implementar.
General
SEDATU,
INEGI,
CONAVI,
INFONAVIT,
FOVISSSTE,
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.5.2 Impulsar programas integrales de recuperación y rehabilitación de zonas con vivienda abandonada, para generar alternativas integrales que respondan a la demanda de vivienda.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
CONAVI
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
5.5.3 Promover alternativas de reubicación o regularización de las viviendas en los asentamientos irregulares, a través de análisis de aptitud territorial.
General
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Objetivo prioritario 6.- Fortalecer la sostenibilidad y las capacidades adaptativas en el territorio y sus habitantes
Estrategia prioritaria 6.1 Atender las causas que propician la pérdida o degradación del hábitat natural en el territorio, para reducir su efecto y fomentar su protección y conservación
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
6.1.1 Fortalecer desde un enfoque territorial, la normatividad ambiental, para proteger a los ecosistemas y los servicios que proveen, respecto de la degradación e impacto que generen las actividades de la sociedad.
Coordinación de la
estrategia
SEMARNAT,
SEDATU,
BIENESTAR,
SECTUR,
SADER,
SCT
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
6.1.2 Incorporar criterios de sostenibilidad en los proyectos que representen un impacto territorial, para contribuir a la protección y conservación de los ecosistemas.
Coordinación de la
estrategia
SEMARNAT,
SEDATU,
SADER,
SCT
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
6.1.3 Articular los programas y proyectos productivos sostenibles en el territorio con la finalidad de frenar el avance de las fronteras agrícola y urbana.
General
SEMARNAT,
SEDATU,
SADER
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.1.4 Promover instrumentos para incentivar la protección, conservación y restauración de áreas naturales, así como de importancia para la provisión de servicios ecosistémicos, con prioridad en zonas de periferia urbana y en zonas rurales con potencial de conservación.
General
SEMARNAT,
SEDATU
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
6.1.5 Impulsar la participación en consejos, comités y otros grupos, para la elaboración o actualización de instrumentos y normatividad relativa a la sostenibilidad territorial.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.1.6 Fomentar el desarrollo de proyectos de infraestructura verde vinculados a los instrumentos de OT y DU.
General
SEDATU,
SEMARNAT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Estrategia prioritaria 6.2 Fortalecer los instrumentos de protección y conservación ambiental, así como su vinculación con los instrumentos de planeación territorial que incorpore procesos participativos
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
6.2.1 Coadyuvar en la ampliación de la superficie marítima y terrestre protegida mediante instrumentos de protección y conservación, promoviendo la participación social considerando a los pueblos, comunidades indígenas y afromexicanas.
Específica
SEMARNAT
INPI
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
6.2.2 Impulsar el reconocimiento e incorporación de las Áreas Naturales Protegidas federales, estatales y municipales en los instrumentos de OT y DU, integrando sus poligonales y criterios definidos por su plan de manejo.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.2.3 Fomentar la integración en los instrumentos de OT y DU, de las áreas de alto valor ambiental reconocidas por programas, acuerdos y tratados internacionales aprobados por el país, así como los ordenamientos ecológicos, considerando sus polígonos y estableciendo criterios específicos para garantizar su conservación.
Coordinación de la
estrategia
SEMARNAT,
SEDATU,
SECTUR
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
 
Estrategia prioritaria 6.3 Reforzar el enfoque de cuenca y acuífero en los instrumentos de planeación territorial, para asegurar la sostenibilidad hídrica y reducir la brecha territorial en su disponibilidad
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
6.3.1 Establecer políticas territoriales que garanticen el derecho humano al agua y al saneamiento, con énfasis en los grupos desprotegidos e históricamente discriminados.
Coordinación de la
estrategia
CONAGUA,
SEMARNAT,
SEDATU,
SADER
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
B00 - Comisión Nacional del
Agua
6.3.2 Incorporar en los instrumentos de OT y DU el enfoque de acuífero, para promover la gestión responsable de los recursos hídricos subterráneos.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.3.3 Incorporar en los instrumentos de OT y DU el enfoque de cuenca hidrográfica, para promover la gestión responsable de los recursos hídricos superficiales.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.3.4 Promover proyectos de infraestructura azul y ecotecnias, para optimizar el uso del agua en el campo, la ciudad y la industria y, así reducir la sobreexplotación de los cuerpos de agua.
General
CONAGUA,
SEMARNAT,
SEDATU,
SADER
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
B00 - Comisión Nacional del
Agua
6.3.5 Contribuir a la restauración de los cuerpos de agua degradados para mejorar la calidad del agua y preservar los ecosistemas asociados.
General
SEMARNAT,
CONAGUA,
SEDATU,
SADER
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
 
Estrategia prioritaria 6.4 Mejorar las capacidades adaptativas del territorio ante el cambio climático, para disminuir la vulnerabilidad de la sociedad y de los ecosistemas ante sus efectos
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
6.4.1 Promover la emisión de normas, lineamientos, manuales y guías para fortalecer la resiliencia en los asentamientos humanos y el territorio.
General
SEDATU,
SEMARNAT,
BIENESTAR,
SE
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.4.2 Fomentar la incorporación en instrumentos de OT y DU, de criterios y acciones en materia de mitigación y adaptación ante los efectos del cambio climático, incluyendo los relativos a la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero.
General
SEDATU,
SEMARNAT,
BIENESTAR,
SE
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.4.3 Participar en la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, y los diversos instrumentos federales en materia de cambio climático.
Específica
SEDATU
SEMARNAT
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
6.4.4 Fomentar la creación y uso de fuentes limpias de energía en los SUR con potencial, como forma alternativa de energías derivadas de fuentes fósiles.
General
SENER,
SEMARNAT,
SEDATU
18 - Energía
6.4.5 Considerar los diagnósticos de vulnerabilidad al cambio climático para sustentar con información técnico científica la emisión de normas y lineamientos en materia de resiliencia territorial y adaptación ante los efectos del cambio climático.
Coordinación de la
estrategia
SEMARNAT,
SEDATU,
SECTUR
16 - Medio Ambiente y
Recursos Naturales
Estrategia prioritaria 6.5 Promover la política territorial de gestión integral de riesgo, dirigida a la prevención, mitigación, adaptación y recuperación del territorio y sus habitantes ante fenómenos perturbadores, que incremente las capacidades adaptativas de la sociedad
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o
Entidades responsables
de instrumentar la
Acción puntual
(instituciones
coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
6.5.1 Incorporar la gestión integral del riesgo en la planeación del OT y DU para la prevención, mitigación, adaptación y recuperación del territorio y sus habitantes ante fenómenos perturbadores.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SSPC,
SEMARNAT,
SCT,
SECTUR
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.5.2 Impulsar la inclusión de la gestión integral de riesgo en los estudios de impacto territorial, en los que se definan medidas de prevención, mitigación, adaptación y recuperación para los proyectos de escala regional.
General
SEDATU,
SSPC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.5.3 Incorporar la gestión integral de riesgo en el Sistema de Información Territorial y Urbano, para su aprovechamiento en la toma de decisiones.
Específica
SEDATU,
SSPC
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.5.4 Difundir la información sobre la gestión integral del riesgo entre la población, a fin de establecer las medidas de prevención, mitigación, adaptación y recuperación ante los diferentes tipos de riesgo.
Específica
CNPC,
SEDATU
4 - Gobernación
120 - Coordinación Nacional
de Protección Civil
6.5.5 Promover la celebración de convenios con instituciones académicas y de investigación, que puedan coadyuvar en la capacitación de servidores públicos sobre temas de prevención, mitigación, adaptación y reconstrucción.
Específica
SEDATU,
SSPC,
CONACYT
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.5.6 Propiciar la coordinación y, el intercambio de información, buenas prácticas y experiencias ante los riesgos de origen natural y antropogénico que se han presentado en el país.
Específica
SEDATU,
SSPC
SEGOB
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.5.7 Promover la Gestión Integral de Riesgo dentro de la política nacional de OT y DU, a través de los institutos de planeación, observatorios ciudadanos, consejos participativos, instituciones académicas y con la ciudadanía.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
Estrategia prioritaria 6.6 Fortalecer la coordinación interinstitucional e intersectorial, para articular las políticas y los instrumentos de planeación con incidencia territorial, bajo un enfoque de sostenibilidad y desarrollo de capacidades adaptativas
Acción puntual
Tipo de Acción
puntual
Dependencias y/o Entidades
responsables de instrumentar
la Acción puntual
(instituciones coordinadas)
Dependencia o Entidad
coordinadora (encargada del
seguimiento)
6.6.1 Impulsar la armonización entre los instrumentos de OT y DU, con el ordenamiento ecológico, y con el ordenamiento turístico sustentable, definidos en la normativa aplicable en la materia, bajo un esquema de sostenibilidad territorial.
General
SEDATU,
SEMARNAT,
SECTUR.
FONATUR
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.6.2 Fomentar una armonización entre los instrumentos de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, con el ordenamiento pesquero definido en la normativa correspondiente, bajo un esquema de sostenibilidad territorial.
General
SEDATU,
SADER
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.6.3 Impulsar la articulación de las políticas en materia de sostenibilidad y desarrollo de capacidades adaptativas en los órganos deliberativos y auxiliares establecidos en la LGAHOTDU.
Coordinación de la
estrategia
SEDATU,
SEGOB,
SEMARNAT,
SCT,
SECTUR,
SADER,
BIENESTAR,
SENER
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.6.4 Fomentar la homologación de la terminología, escalas y criterios en materia de Ordenamiento Territorial, a fin de integrar una visión transdisciplinaria en su formulación, que promueva la sostenibilidad y desarrollo de capacidades adaptativas.
Específica
SEDATU,
INAFED
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
6.6.5 Fomentar la visión de planeación integral del territorio, y con enfoque socioecosistémico en los distintos órdenes de gobierno.
Específica
SEDATU
15 - Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano
7.- Metas para el bienestar y Parámetros
Meta del bienestar del Objetivo prioritario 1
ELEMENTOS DE META PARA EL BIENESTAR O PARÁMETRO
Nombre
1.1 Porcentaje de Entidades Federativas con instrumentos de planeación de Ordenamiento Territorial y
Desarrollo Urbano publicados con posterioridad a la LGAHOTDU.
Objetivo prioritario
Impulsar un modelo de desarrollo territorial justo, equilibrado y sostenible, para el bienestar de la población y su
entorno
Definición o
descripción
Mide el porcentaje de Entidades Federativas que cuentan con la publicación, en su periódico oficial, de un
instrumento de planeación en materia de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, publicado con
posterioridad a la LGAHOTDU.
Nivel de
desagregación
Nacional
Periodicidad o frecuencia de
medición
Bienal
Tipo
Gestión
Acumulado o periódico
Acumulado
Unidad de medida
Porcentaje
Periodo de recolección de
datos
Enero-Diciembre
Dimensión
Eficacia
Disponibilidad de la
información
Diciembre
Tendencia esperada
Ascendente
Unidad Responsable de
reportar el avance
15.- Desarrollo Agrario, Territorial y
Urbano
213.- Dirección General de
Ordenamiento Territorial y de
Atención a Zonas de Riesgo
Método de cálculo
PEFIPP=(EFIPA/TEF) * 100
Donde:
PEFIPP = Porcentaje de Entidades Federativas con instrumentos de planeación de ordenamiento territorial y
desarrollo urbano publicados
EFIPA= Entidades Federativas con instrumentos de planeación de ordenamiento territorial y desarrollo urbano
publicados en t
TEF=Total de Entidades Federativas
Observaciones
La fecha de disponibilidad de la información correspondiente a la Variable 1, está en función de la publicación
de los instrumentos de planeación actualizados en el Periódico Oficial de cada Entidad emitidos con
posterioridad a la publicación de la LGAHOTDU
APLICACIÓN DEL MÉTODO DE CÁLCULO DEL INDICADOR PARA LA OBTENCIÓN DEL VALOR DE LA LÍNEA BASE
Nombre variable 1
1.- Número de
Entidades
Federativas con
instrumentos de
planeación de
ordenamiento
territorial y
desarrollo
urbano
publicados
Valor variable 1
3
Fuente de
información
variable 1
Periódico Oficial de la
Entidad
Nombre variable 2
2.- Total de
Entidades
Federativas
Valor variable 2
32
Fuente de
información
variable 2
NA
Sustitución en
método de cálculo
del indicador
EFIPA= (3/32) x 100
VALOR DE LÍNEA BASE Y METAS
Línea base
Nota sobre la línea base
Valor
9.38
Se realizó una búsqueda sobre los instrumentos de planeación en
materia de OT y DU con los que cuentan las entidades federativas y
que fueron publicados con posterioridad a la LGAHOTDU en el
Periódico Oficial de cada una de ellas.
Año
2018
META 2024
Nota sobre la meta 2024
40.63
NA
SERIE HISTÓRICA DE LA META PARA EL BIENESTAR O PARÁMETRO
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
 
 
 
 
 
 
9.38
 
ND
METAS INTERMEDIAS
2021
2022
2023
2024
 
28.13
 
40.63
NA: No aplica / ND: No disponible
Parámetro del Objetivo prioritario 1
ELEMENTOS DE META PARA EL BIENESTAR O PARÁMETRO
Nombre
1.2 Brecha en la oportunidad de empleo en las Macro-regiones
Objetivo prioritario
Impulsar un modelo de desarrollo territorial justo, equilibrado y sostenible, para el bienestar de la población y
su entorno
Definición o
descripción
Mide la brecha entre la Macro-región con mayor porcentaje de población que se encuentra ocupada, respecto
del total de población en edad de trabajar y la Macro-región de menor porcentaje. El equilibrio entre la
población en edad de trabajar y la población ocupada impacta positivamente el desarrollo de las Macro-
regiones.
Nivel de
desagregación
Nacional, agrupación por Macro-
región
Periodicidad o frecuencia de
medición
Bienal
Tipo
Gestión
Acumulado o periódico
Periódico
Unidad de medida
Porcentaje
Periodo de recolección de
datos
Enero-Diciembre
Dimensión
Eficacia
Disponibilidad de la
información
Diciembre
Tendencia esperada
Descendente
Unidad Responsable de
reportar el avance
15.- Desarrollo Agrario, Territorial y
Urbano
213.- Dirección General de
Ordenamiento Territorial y de
Atención a Zonas de Riesgo
Método de cálculo
OEM= (PO/PET)*100
BOE= (OEMA en el año t - OEMB en el año t)
Donde:
OEM= Oportunidad de Empleo en la Macro regiones
PO= Población ocupada de la Macro-región en el año t
PET= Población de la Macro región en edad de trabajar (15 a 59 años) en el año t
OEMA= Macro-región con más alto porcentaje de población ocupada en edad de trabajar
OEMB= Macro-región con menor porcentaje de población ocupada en edad de trabajar
BOE= Brecha entre la Macro-región con más alto porcentaje de población ocupada en edad de trabajar y la
Macro-región con el menor porcentaje de población ocupada en edad de trabajar
Observaciones
La fórmula de OEM se calcula para cada Macro-región, una vez identificada la que tiene porcentaje más alto y
más bajo se calcula BOE.
APLICACIÓN DEL MÉTODO DE CÁLCULO DEL INDICADOR PARA LA OBTENCIÓN DEL VALOR DE LA LÍNEA BASE
Nombre variable 1
1.-
OEMA:Macro-
región con más
alto porcentaje
de población
ocupada en edad
de trabajar
Valor variable 1
71.13
Fuente de
información
variable 1
INEGI. Encuesta Nacional
de Ocupación y Empleo.
Nombre variable 2
2.-
OEMB:Macro-
región con
menor
porcentaje de
población
ocupada en edad
de trabajar
Valor variable 2
65.27
Fuente de
información
variable 2
INEGI. Encuesta Nacional
de Ocupación y Empleo.
Sustitución en
método de cálculo
del indicador
OEMA= (2505393/3522113)*100
OEMB= (5187943/7948089)*100
BOE=(71.13-65.27)
BOE=5.86
VALOR DE LÍNEA BASE Y METAS
Línea base
Nota sobre la línea base
Valor
5.86
La línea base se estimó respecto a la tendencia en una serie de
mediciones anuales en 7 años.
Año
2018
META 2024
Nota sobre la meta 2024
4.82
NA
SERIE HISTÓRICA DE LA META PARA EL BIENESTAR O PARÁMETRO
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
5.92
 
5.13
 
4.6
 
5.86
 
ND
METAS INTERMEDIAS
2021
2022
2023
2024
 
5.57
 
4.82
NA: No aplica / ND: No disponible
Parámetro del Objetivo prioritario 1
ELEMENTOS DE META PARA EL BIENESTAR O PARÁMETRO
Nombre
1.3 Brecha en el Índice de Marginación entre la Entidad con el valor más alto y el más bajo
Objetivo prioritario
Impulsar un modelo de desarrollo territorial justo, equilibrado y sostenible, para el bienestar de la población y
su entorno
Definición o
descripción
Mide la diferencia (brecha) en el Índice de Marginación (IM) entre los dos estados con los valores más y menos
alto.
Nivel de
desagregación
Nacional
Periodicidad o frecuencia de
medición
Quinquenal
Tipo
Estratégico
Acumulado o periódico
Periódico
Unidad de medida
Índice de marginación
Periodo de recolección de
datos
Otros
Dimensión
Eficacia
Disponibilidad de la
información
Junio
Tendencia esperada
Descendente
Unidad Responsable de
reportar el avance
15.- Desarrollo Agrario, Territorial y
Urbano
213.- Dirección General de
Ordenamiento Territorial y de
Atención a Zonas de Riesgo
Método de cálculo
BIMEF=(IMEFalto)-(IMEFbajo)
BIMEF: Brecha en el Índice de Marginación a nivel SUR
IMEFalto: Índice de Marginación de la Entidad Federativa con el valor más alto
IMEFbajo: Índice de Marginación de la Entidad Federativa con el valor más bajo
Observaciones
NA
APLICACIÓN DEL MÉTODO DE CÁLCULO DEL INDICADOR PARA LA OBTENCIÓN DEL VALOR DE LA LÍNEA BASE
Nombre variable 1
1.- Índice de
Marginación de
la Entidad
Federativa con el
valor más alto
Valor variable 1
2.56