RESPUESTA a los comentarios y modificaciones efectuadas al Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-006-SCT4-2012, Especificaciones técnicas que deben de cumplir los chalecos salvavidas

RESPUESTA a los comentarios y modificaciones efectuadas al Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-006-SCT4-2012, Especificaciones técnicas que deben de cumplir los chalecos salvavidas.

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

RESPUESTA A LOS COMENTARIOS Y MODIFICACIONES EFECTUADAS AL PROYECTO DE NORMA OFICIAL MEXICANA PROY-NOM-006-SCT4-2012, ESPECIFICACIONES TCNICAS QUE DEBEN DE CUMPLIR LOS CHALECOS SALVAVIDAS.
GUILLERMO RAL RUIZ DE TERESA, Coordinador General de Puertos y Marina Mercante y Presidente del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Transporte Marítimo y Puertos, en cumplimiento con lo establecido en los artículos 47 fracción III, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, y 33 de su Reglamento.
CONSIDERANDO
Que con fecha 15 de julio de 2015, en cumplimiento al artículo 47, fracción I, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-006-SCT4-2012, Especificaciones técnicas que deben de cumplir los chalecos salvavidas, a efecto de que dentro de los sesenta días naturales siguientes a dicha publicación, los interesados presentaran sus comentarios al Comité Consultivo Nacional de Normalización de Transporte Marítimo y Puertos.
Que en términos de lo previsto por el artículo 47, fracción II, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Transporte Marítimo y Puertos, procedió a estudiar los comentarios recibidos y emitió las respuestas respectivas, resolviendo incorporar las que resultaron procedentes y como consecuencia, modificar el Proyecto de Norma Oficial Mexicana señalado, acordando la publicación de dichas respuestas así como las modificaciones realizadas al proyecto normativo, en el Diario Oficial de la Federación.
Que la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, realizó en el Dictamen Total, No Final del 27 de julio de 2015, observaciones a las acciones regulatorias del proyecto de la norma, generando ajustes a la versión del proyecto, por lo que se acordó la publicación de dichas modificaciones en el Diario Oficial de la Federación.
Que en atención a las anteriores consideraciones y en cumplimiento a lo previsto en el artículo 47, fracción III, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se publica la siguiente:
RESPUESTA A LOS COMENTARIOS Y MODIFICACIONES EFECTUADAS AL PROYECTO DE NORMA
OFICIAL MEXICANA PROY-NOM-006-SCT4-2012, ESPECIFICACIONES TCNICAS QUE DEBEN DE
CUMPLIR LOS CHALECOS SALVAVIDAS
No.
PROMOVENTE
COMENTARIO
RESPUESTA/MODIFICACIN
1.
GRUPO MARSAN DE MXICO, SA DE C.V.
Cambiar la palabra tipo por "nivel de flotación"; de acuerdo cómo se hace en la norma ISO 12402, para evitar confusión.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió aceptarlo parcialmente, para quedar de la siguiente forma:
4.2.    Clasificación y uso
Los chalecos salvavidas se clasificarán de acuerdo a su uso en los siguientes tipos:
4.2.1.  Tipo I flotación 275 Newton
...
4.2.2.  Tipo II flotación 150 Newton
...
4.2.3.  Tipo III flotación 100 Newton
...
4.2.4.  Tipo IV flotación 50 Newton (Ayuda a la flotación)
...
 
2.
 
Si los chalecos salvavidas para adultos no están proyectados para que los lleven personas muy robustas y que tengan un contorno de pecho de hasta 1750 mm, se dispondrá de accesorio adecuado que permita ajustarlos a tales personas.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió aceptarlo, para quedar de la siguiente forma:
4.3 Diseño, funcionamiento y resistencia
4.3.4. Los chalecos salvavidas para adultos, tipo I, II y III, deben contar con cintas que permitan ajustarlo para personas que pesen más de 140 Kg y que tengan un contorno de pecho superior a 1750 mm.
3.
 
El chaleco salvavidas ira provisto de una rabiza u otro medio zafable y flotante para poder engancharse al chaleco salvavidas que lleve puesto otra persona en el agua
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió aceptarlo, para quedar de la siguiente forma:
4.3 Diseño, funcionamiento y resistencia
4.3.2. Deben ir provistos de una rabiza cuya longitud no será menor a 1800 mm, y en el extremo deben contar con un dispositivo de enganche y liberación rápida; y con una argolla para poder engancharse al chaleco salvavidas que lleve puesto otra persona en el agua, aplicable a los chalecos salvavidas tipo I y II.
4.
 
El chaleco salvavidas ira provisto de medios adecuados para permitir que el personal encargado del rescate pueda sacar a la persona del agua e izarla a una balsa salvavidas o botes de rescate
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y se decidió aceptarlo parcialmente, en razón de que el chaleco salvavidas ya cuenta con diversos elementos, como se establecen en el numeral que antecede, que pueden servir en un rescate, estableciendo la norma las condiciones mínimas de seguridad con las que debe contar un chaleco salvavidas.
 
5.
COMUNICACIN Y NAVEGACIN ELECTRNICA
Las enmiendas mínimas de acuerdo al LSA 2010 como son; que puedan los chalecos tener medio para ajustarse a personas con formación de pecho mayor a los 1750 mm, ir provisto de una rabiza u otro medio zafable y flotante para poder engancharse al chaleco salvavidas que lleve puesto otra persona. Así como contar con los medios adecuados para permitir que el personal encargado del rescate pueda sacar a la persona del agua e izarla a una balsa salvavidas.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió aceptarlo parcialmente, para quedar de la siguiente forma:
4.3 Diseño, funcionamiento y resistencia
4.3.4. Los chalecos salvavidas para adultos, tipo I, II y III, deben contar con cintas que permitan ajustarlo para personas que pesen más de 140 Kg y que tengan un contorno de pecho superior a 1750 mm.
4.3.2. Deben ir provistos de una rabiza cuya longitud no será menor a 1800 mm, y en el extremo deben contar con un dispositivo de enganche y liberación rápida; y con una argolla para poder engancharse al chaleco salvavidas que lleve puesto otra persona en el agua, aplicable a los chalecos salvavidas tipo I y II.
En el numeral que antecede se señala que el chaleco salvavidas ya cuenta con diversos elementos, que pueden servir en un rescate, estableciendo la norma las condiciones mínimas de seguridad con las que debe contar un chaleco salvavidas.
6.
 
Que la palabra "tipo" que es única y común de la USCG ya que, puede generar una mala comprensión de las etiquetas norteamericanas de la USCG con las etiquetas mexicanas. Sugerimos que se cambie por la palabra "niveles" 275 N; 150N; 100 N; y 50N; como lo utiliza la ISO 12402 por nivel de flotación.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió aceptarlo parcialmente, para quedar de la siguiente forma:
4.2. Clasificación y uso
Los chalecos salvavidas se clasificarán de acuerdo a su uso en los siguientes tipos:
4.2.5. Tipo I flotación 275 Newton
...
4.2.6. Tipo II flotación 150 Newton
...
4.2.7. Tipo III flotación 100 Newton
...
4.2.8. Tipo IV flotación 50 Newton (Ayuda a la flotación)
 
7.
GERENCIA DE AUDITORIA DE SEGURIDAD INDUSTRIAL Y PROTECCIN AMBIENTAL REGIONES MARINAS, PEMEX EXPLORACIN Y PRODUCCIN
 
4.2.4 Tipo IV (Ayuda a la flotación).
Adecuar definición...
Dispositivo de flotación, con una flotabilidad de 50 Newton y destinado para su uso por buenos nadadores o por personas que están cerca de la orilla o que cuentan con ayuda y con medios de rescate en las proximidades. Requieren la participación activa del usuario.
Por lo que su uso no es apto para ningún tipo de navegación y sólo es apto para realizar en términos de esta Norma las modalidades de turismo náutico y actividades de trabajo. Cuando éste sea elaborado y dirigido para su uso en deportes náuticos de alto riesgo deberá contar con una flotabilidad de 150 Newton.
Esta definición menciona que su uso no es apto para ningún tipo de navegación.
La definición presentada menciona que se requiere la participación activa del usuario, por lo que de acuerdo a la clasificación que hace la USCG, esto corresponde a un aro salvavidas y no a un chaleco.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió la improcedencia del mismo, en razón de que en el apartado de clasificación y uso, no se emite una definición de lo que se entenderá por cada tipo de chaleco salvavidas y al señalar el Tipo IV se indica que es una ayuda a la flotabilidad, el cual no es un dispositivo de salvamento y derivado de la modificación que antecede se precisa al colocar el nivel de flotabilidad de cada uno, que el tipo IV no es un chaleco salvavidas, por lo no se requiere hacer dicha precisión.
8.
 
4.2.5 Tipo V.- Utilizado para actividades de trabajo. Dispositivo para uso en situaciones o condiciones especiales, en donde se requiera de alta flotabilidad. Se fabrica para actividades específicas (descenso de ríos - rafting), son de gran capacidad de flotación, adecuado para uso continuo, aumentando las posibilidades de salvamento.
Agregar definición para chalecos tipo V. La NOM-009-TUR-2002 menciona la utilización de chalecos tipo V, para ser usados en ríos clase IV y V. Los chalecos utilizados en las instalaciones costafuera de Pemex, están clasificados como chalecos tipo V, de trabajo. Esto de acuerdo establecido en la clasificación que hace el servicio de guardacostas de Estados Unidos (USCG)
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió la improcedencia del mismo, en razón de que en el apartado de clasificación y uso establece en el apartado 4.2.4, que cuando éste sea elaborado y dirigido para su uso en deportes náuticos de alto riesgo deberá contar con una flotabilidad de 150 Newtons, por lo que ya se encuentra determinado que tipo de chaleco debe ser utilizado en dicha actividad. En relación con el chaleco tipo V de trabajo, de acuerdo a la clasificación que hace el servicio de guardacostas de Estados Unidos se encuentra entre los índices de flotabilidad de 70 a 150 Newtons, y el nuevo proyecto normativo establece un índice mínimo de 50 Newtons para el caso de actividades de trabajo, y los chalecos salvavidas tipo I, II y III cuentan con índices de flotabilidad superior, los cuales pueden ser adoptados para asegurar la vida humana en el mar.
 
9.
 
4.3.5. Debe ser de color naranja internacional o de color naranja rojizo intenso o de un color comparable muy visible en todas las partes en que ello pueda contribuir a su detección en el mar;
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió aceptarlo parcialmente, para quedar de la siguiente forma:
4.3.7. Debe ser de color naranja internacional o de color naranja rojizo intenso, muy visible en todas las partes, que pueda contribuir a su detección en el mar
La expresión que se realiza al Tipo IV, se elimina para no generar confusión.
10.
 
4.3.6. Debe llevar cinta retro-reflejante para permitir su localización por vía marítima o área que cumpla con la resolución A. 658 (16) de la Organización Marítima Internacional (OMI), e irá cosida con el hilo de referencia en el numeral 4.1.5, distribuida al frente en el cuerpo del chaleco salvavidas y cuello, y en el caso de chalecos salvavidas de tipo yugo deberá cumplirse con la superficie requerida en ambos lados; 400 cm2 para el Tipo I y 11, 200 cm2 para el Tipo 111, 100 cm2 para el Tipo IV y XXX cm2 para el chaleco Tipo V.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió la improcedencia del mismo, en razón de que en el apartado de clasificación y uso del proyecto normativo, no se establece un chaleco salvavidas tipo V.
11.
 
4.3.7. Debe llevar un silbato que emita un sonido de 110 decibeles como mínimo, unido firmemente al chaleco salvavidas por medio de un cordón, a excepción del Tipo IV.
Cada chaleco salvavidas llevará un silbato firmemente sujeto con una rabiza.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió la procedencia del mismo, para quedar de la siguiente manera:
4.3.9. Debe llevar un silbato que emita un sonido de 110 decibeles como mínimo, unido firmemente al chaleco salvavidas por medio de una rabiza, a excepción del Tipo IV.
 
12.
 
4.3.11. El chaleco salvavidas irá provisto de una rabiza u otro medio zafable y flotante para poder engancharse al chaleco salvavidas que lleve puesto otra persona en el agua.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió aceptarlo, para quedar de la siguiente forma:
4.3 Diseño, funcionamiento y resistencia
4.3.2. Deben ir provistos de una rabiza cuya longitud no será menor a 1800 mm, y en el extremo deben contar con un dispositivo de enganche y liberación rápida; y con una argolla para poder engancharse al chaleco salvavidas que lleve puesto otra persona en el agua, aplicable a los chalecos salvavidas tipo I y II.
13.
 
4.3.12. El chaleco salvavidas irá provisto de medios adecuados para permitir que el personal encargado del rescate pueda sacar a la persona del agua e izarla a una balsa salvavidas o bote de rescate.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió la improcedencia en razón de que en el numeral que antecede se señala que contará con una rabiza para poder engancharse, elemento que podrá servir de auxilio en caso de un rescate.
14.
 
Código IDS versión 2010. Organización Marítima Internacional.
Con fundamento en los artículos 47 fracción II, 64 de la LFMN, el CCNNTMP, analizó el comentario y decidió aceptarlo parcialmente, para quedar de la siguiente forma:
Bibliografía
...
Código Internacional de Dispositivos de Salvamento (Código IDS), Capítulo II "Dispositivos individuales de salvamento", enmendado
 
Ahora bien y derivado de que la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, realizó en el Dictamen Total, No Final del 27 de julio de 2015, observaciones a las acciones regulatorias del proyecto, se generaron las siguientes modificaciones:
15.
La Comisión realiza la observación siguiente:
En el numeral 4.2 del anteproyecto establece la clasificación y uso de los chalecos salvavidas de acuerdo a los siguientes tipos:
4.2.1. Tipo I
Con una flotabilidad de 275 Newton y destinado principalmente para su uso en alta mar en condiciones extremas. También es de utilidad para quienes lleven ropa que pueda formar bolsas de aire y que pueda afectar negativamente la capacidad de auto-enderezamiento del chaleco salvavidas. Por lo que su uso es apto para navegación de altura, cabotaje e interior.
4.2.2. Tipo II
Con una flotabilidad de 150 Newton y destinado para un uso general o para su uso con prendas para mal tiempo. Por lo que su uso es apto para navegación de altura, cabotaje e interior.
4.2.3. Tipo III
Con una flotabilidad de 100 Newton y destinado para aquellas personas que puedan quedar en espera de rescate relativamente próximo, que probablemente puedan valerse por mismas en aguas calmas. Por lo que su uso sólo es apto para navegación interior.
4.2.4. Tipo IV (Ayuda a la flotación)
Con una flotabilidad de 50 Newton y destinado para su uso por buenos nadadores o por personas que están cerca de la orilla o que cuentan con ayuda y con medios de rescate en las proximidades. Requieren la participación activa del usuario. Por lo que su uso no es apto para ningún tipo de navegación y sólo es apto para realizar en términos de esta Norma las modalidades de turismo náutico y actividades de trabajo. Cuando éste sea elaborado y dirigido para su uso en deportes náuticos de alto riesgo deberá contar con una flotabilidad de 150 Newton. (nfasis añadido).
Respecto de la sugerencia realizada por la COFEMER y considerando la finalidad de establecer la clasificación y uso de los chalecos salvavidas haciendo uso del enfoque de regulación basada en riesgo, esta Secretaría ha determinado conveniente realizar una precisión en la definición de los chalecos tipo I, tipo II y tipo IV.
En este sentido, las embarcaciones que realizan navegación de altura pueden clasificarse en: (1) embarcaciones para navegación de altura después de las 200 millas náuticas, y (2) dentro de las 200 millas náuticas. Es de señalar que las primeras presentan un nivel de riesgo mayor que las segundas, por lo que esas deberán usar el chaleco salvavidas tipo I, y las segundas el chaleco salvavidas tipo II.
Por otra parte, el Reglamento de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos establece que la Unidad Mar Adentro es: "toda instalación o estructura mar adentro, fija o flotante, dedicada a actividades de exploración o extracción de Hidrocarburos, en términos de la Ley de Hidrocarburos, o a la carga o descarga de éstos"; en este sentido, y debido al alto riesgo, en términos de distancia a la costa y al tipo de ropa que se suele utilizar, siendo ésta de estructura pesada con posibilidad de formar bolsas de aire, lo que podría afectar negativamente la capacidad de auto-enderezamiento, es que resulta relevante especificar en el anteproyecto, que este tipo de artefactos navales, deberá contar con chalecos salvavidas tipo I.
De igual manera, para continuar con la correcta aplicación de la regulación se modifica el numeral 4.2 referente al tipo IV para ser más claro y preciso en cuanto a su uso, ya que se considera como dispositivo de ayuda a la flotabilidad, el cual se deberá usar como mínimo en las actividades de trabajo y en las modalidades de turismo náutico, que también se precisa y se modifica el concepto en el apartado de definiciones adecuándolo a lo establecido en el Reglamento de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos para que no exista una contradicción.
Finalmente, las actividades de deportes náuticos de alto riesgo se reubican dentro de la clasificación de uso a fin de respetar el nivel de flotabilidad que se indica inicialmente, el cual es de 150 newtons, por lo que el tipo de chaleco que deberá utilizarse en este tipo de actividades, es el tipo II.
 
 
Sobre el particular, la COFEMER no observa diferencia en los chalecos salvavidas tipo I y tipo II, respecto a los usos para los que son aptos; toda vez, que la norma establece que tanto el chaleco tipo I, como el tipo II son aptos para navegación de altura, cabotaje e interior, indistintamente. En este sentido, con el objeto de aplicar claramente una regulación basada en riesgos, se considera pertinente que esa Secretaría haga un esfuerzo por identificar el riesgo que enfrentan las embarcaciones en navegación de altura, cabotaje e interior, y con ello el tipo de chaleco salvavidas que les garantice la seguridad en sus actividades, en el entendido que el tipo de chaleco asignado se refiere a las características mínimas de seguridad.
En razón de lo anteriormente expuesto se considera necesario realizar la modificación al proyecto de la norma para quedar de la siguiente manera:
4.2. Clasificación y uso
Los chalecos salvavidas se clasificarán de acuerdo a su uso en los siguientes tipos: 4.2.1. Tipo I flotación 275 Newton
Con una flotabilidad de 275 Newton y destinado principalmente para su uso en alta mar en condiciones extremas. También es de utilidad para quienes lleven ropa que pueda formar bolsas de aire y que pueda afectar negativamente la capacidad de auto-enderezamiento del chaleco salvavidas. Por lo que su uso es apto para navegación de altura después de las 200 millas náuticas, cabotaje e interior y unidades mar adentro.
4.2.2. Tipo II flotación 150 Newton
Con una flotabilidad de 150 Newton y destinado para un uso general o para su uso con prendas para mal tiempo. Por lo que su uso es apto para navegación de altura dentro de las 200 millas náuticas, cabotaje e interior, para su uso en deportes náuticos de alto riesgo.
4.2.3. Tipo III flotación 100 Newton
Con una flotabilidad de 100 Newton y destinado para aquellas personas que puedan quedar en espera de rescate relativamente próximo, que probablemente puedan valerse por mismas en aguas calmas. Por lo que su uso sólo es apto para navegación interior.
4.2.4. Tipo IV flotación 50 Newton (Ayuda a la flotación)
Con una flotabilidad de 50 Newton y destinado para su uso por buenos nadadores o por personas que están cerca de la orilla o que cuentan con ayuda y con medios de rescate en las proximidades, requieren la participación activa del usuario y su uso no es apto para ningún tipo de navegación
Para realizar las modalidades de turismo náutico y las actividades de trabajo, se debe portar al menos este tipo de dispositivo, el uso de éste debe ser permanente durante el desarrollo de la actividad, esto no exime a las embarcaciones y artefactos navales mexicanos que se encuentren en aguas de jurisdicción nacional, de la obligación de contar con el tipo de chaleco de salvamento (tipo I, II, III) correspondiente a su navegación.
 
16.
La Comisión realiza la observación en el numeral 5 del PROY-NOM en análisis, se establece lo siguiente:
5. Muestreo
Con el objeto de verificar la resistencia de sus características física-mecánicas, deberán someterse a las pruebas establecidas por la Organización Marítima Internacional en la Res. MSC. 200 (80) que adopta enmiendas a la Res. MSC. 81 (70), de conformidad con lo siguiente:
5.1. Chalecos salvavidas
Doce chalecos salvavidas para adulto, o seis chalecos salvavidas para niño, según el caso.
5.2. Muestras de material de flotabilidad
Ocho muestras del material de flotabilidad utilizado en la fabricación de los chalecos salvavidas.
(nfasis añadido)
Asimismo, el numeral 9.2 del anteproyecto regulatorio establece lo siguiente:
9.2. La evaluación de la conformidad podrá realizarse por tipo, línea, lote o partida de productos. (nfasis añadido)
Derivado de la observación realizada por la COFEMER y con el fin de no dejar a discreción de la persona o de la autoridad que verifique la aplicación de la regulación, respecto del criterio de muestreo, es que se precisa en la norma que el mecanismo de muestreo es por tipo de dispositivo.
De igual forma se precisa el número de muestras de chalecos salvavidas que se deben de presentar para efectuar las pruebas tanto para el chaleco que utilizarán adultos, niños y bebés.
En este sentido, se efectúa la corrección al proyecto para adecuarla en relación a la forma en la cual se realiza la evaluación de la conformidad y el número de muestra de chalecos así como muestra de material, que se deben de aplicar para cada tipo, quedando de la siguiente forma:
5. Muestreo
...
5.1. Chalecos salvavidas
Por cada tipo de chaleco, serán doce chalecos salvavidas para adulto, nueve chalecos salvavidas para niño, cinco chalecos salvavidas para bebés, según el caso.
5.2. Muestras de material de flotabilidad
 
 
Sobre el particular, esta COFEMER observa que no existe precisión en cuanto a los mecanismos de muestreo (por tipo, línea, lote o partida de productos) que podrán ser utilizados en la verificación y el número de muestras de chalecos salvavidas y material de flotabilidad que deberán utilizarse para el desarrollo de las pruebas. Es de notar, que el número de muestras establecido en el numeral 5.1 y 5.2 ya está determinado, sin importar que el muestreo se realice por tipo, línea, lote o partida de productos, siendo que éstos varían en el número de productos fabricados que abarcan.
Por lo anterior, con el objeto de evitar discrecionalidad en la aplicación de la regulación en el momento en el que se realice la inspección y verificación, esta Comisión recomienda, en la medida de lo posible, especificar en el cuerpo del anteproyecto, la forma en la que podrá realizarse la evaluación de la conformidad, por tipo, línea, lote o partida de productos y el número de muestras de chalecos y de materiales de flotabilidad que debieran aplicar para cada tipo. En todo momento, se solicita a esa SCT, justifique técnicamente los ajustes que se realicen, inclusive, si esa Secretaría decide no modificar el anteproyecto en lo señalado.
Por cada tipo de chaleco, serán ocho muestras del material de flotabilidad utilizado en la fabricación de los chalecos salvavidas.
9. Evaluación de la conformidad
...
9.3. La evaluación de la conformidad se realizará por tipo de chaleco salvavidas, acorde a la clasificación que se hace en la presente norma, y a los tipos de sujetos que prevé la misma, estos son: adulto, niño y bebé.
 
17.
La Comisión realiza la observación siguiente:
El anteproyecto establece en el numeral 6, Métodos de prueba y resultados, que la secuencia de las pruebas se llevará a cabo de acuerdo al Anexo 1, según sea el caso. Cabe destacar que el Anexo 1, se refiere a la "secuencia de pruebas de materiales de flotabilidad", por lo que éste anexo sólo podrá ser utilizado para las pruebas establecidas en el numeral 6.2. Materiales de flotabilidad para chalecos salvavidas y no así, para las pruebas establecidas en el numeral 6.1. Chalecos salvavidas.
En este sentido, la COFEMER observa que el proyecto de norma sólo contiene el anexo 1, y no se observa un anexo adicional que permita conocer la secuencia de las pruebas para las muestras de los chalecos salvavidas que entreguen los fabricantes. Por lo anterior, esta Comisión recomienda a la SCT anexar la secuencia de pruebas para chalecos salvavidas, o en su defecto especificar en el apartado 6 del anteproyecto, lo correspondiente.
 
En relación a la observación de la COFEMER, se precisa que el proyecto de la norma no requiere presentar un anexo específico o secuencia sobre la forma en la que deben realizarse las pruebas a los chalecos salvavidas, esto es debido a que la ejecución o aplicación de las pruebas, se pueden efectuar de manera indistinta, porque tienen características que las hacen diferentes entre y no requieren llevar una secuencia específica o determinada.
Sin embargo, y a fin de evitar confusión en la aplicación de la regulación en el momento en el que se realicen las pruebas tanto a los chalecos como a los materiales de flotabilidad, se modifica el proyecto para quedar de la siguiente forma:
6. Métodos de prueba y resultados
6.1. Chalecos salvavidas
6.1.1. Prueba de ciclo de temperatura
6.2. Materiales de flotabilidad para chalecos salvavidas
La secuencia de las pruebas de los materiales de flotabilidad para chalecos salvavidas, se llevará a cabo de acuerdo al anexo 1 de esta norma.
...
Se observa que la secuencia de las pruebas que se encuentran especificadas en el anexo 1, ahora se localiza referenciado en el numeral 6.2., que trata de los materiales de flotabilidad que conforman un chaleco salvavidas, siendo esa la secuencia de las pruebas que el laboratorio debe realizar al material de flotabilidad.
 
18.
COFEMER en su dictamen total, no final expones lo siguiente:
El numeral 6.1.13 Pruebas de chalecos salvavidas para niños y para bebés del anteproyecto, establece lo siguiente:
6.1.13. Pruebas de los chalecos salvavidas para niños y para bebés
Siempre que sea posible se efectuarán pruebas análogas para la aprobación de los chalecos salvavidas adecuados para niños y para bebés.
Respecto de los chalecos salvavidas para niños, las pruebas se llevarán a cabo con nueve personas en buen estado físico y en cuanto a los chalecos salvavidas para bebés, todos los sujetos de prueba se elegirán de conformidad con lo dispuesto en el cuadro 1.
(nfasis añadido)
Sobre el particular, esta Comisión observa que el numeral 6.1.13, segundo párrafo, señala que las pruebas de chalecos salvavidas para niños, deberán de ser nueve; sin embargo, el numeral 5.1., previamente citado, señala que para el caso de chalecos salvavidas de niños deberán ser seis las muestras. En este sentido, la COFEMER recomienda realizar los ajustes pertinentes en el texto del anteproyecto y, en caso de no realizar modificación alguna, otorgar la justificación técnica correspondiente.
En relación a la observación realizada por la Comisión y como correctamente lo señala, la regulación en el numeral 6.1.13 segundo párrafo establece el número de personas que se requieren para efectuar la prueba de colocación, el cual es diferente al número de muestras de dispositivos de salvamento que se requieren para efectuar las demás pruebas que establece la propia norma y toda vez que para la prueba de colocación de los chalecos salvavidas para niños se requieren nueve personas como lo señala el numeral 6.1.6.2.1 se realiza la adecuación al proyecto normativo, precisando en el numeral 5.1 que el número de muestras para niños que es de nueve, y se incorpora como número de muestras para el chaleco salvavidas para bebés, en cinco chalecos, esto debido a que no se encontraba indicado en el proyecto normativo.
Tomando en cuenta la recomendación de la Comisión y para evitar confusión en la aplicación de la regulación al momento en el que se realicen las pruebas a los chalecos salvavidas para niños, se ajusta el proyecto para quedar de la siguiente forma:
5. Muestreo
...
5.1. Chalecos salvavidas
Por cada tipo de chaleco, serán doce chalecos salvavidas para adulto, nueve chalecos salvavidas para niño, cinco chalecos salvavidas para bebés, según el caso.
 
 
19.
Además, en lo que se refiere a chalecos salvavidas para bebés, es de notar que el anteproyecto pareciera estar siendo omiso; por lo anterior, se recomienda a esa Secretaría revisar lo señalado en el segundo párrafo del numeral 6.1.13 del anteproyecto a fin de verificar que lo establecido para los chalecos salvavidas de bebés sea correcto y completo.
En este sentido, la COFEMER observa que si bien el párrafo segundo del numeral 6.1.13, señala que "todos los sujetos de prueba se elegirán de conformidad con lo dispuesto en el cuadro 1", el título del cuadro 1, indica que las medidas ahí contenidas se refieren a niños. Por lo anterior, es de observar que la información referente a bebés pudiera ser omisa en la norma, por lo que la COFEMER, solicita realizar los ajustes que considere oportunos al anteproyecto, a fin de que la regulación que se pretende emitir respecto a las especificaciones técnicas de los chalecos salvavidas para bebés esté correctamente indicada; ello, con el fin de evitar omisiones que lleven a la aplicación discrecional de la norma. Igualmente, se observa que las especificaciones de los chalecos salvavidas para bebés, no se establecen en la norma vigente, por lo que se consideran una actualización adicional, razón por la cual la COFEMER solicita a esa Secretaría realizar en su respuesta a dictamen, las justificaciones correspondientes.
Como adecuadamente lo indica la Comisión existe una omisión en el proyecto de la norma, referente a los chalecos salvavidas para bebés, ya que únicamente se estableció la selección de sujetos para niños y se indicó lo referente a bebés, sin que se desarrollara el apartado de los dispositivos para bebés.
Cabe destacar que el Código Internacional de Dispositivos de Salvamentos establece la forma en la cual se debe de realizar la prueba de colocación para niños y bebés, por lo que tomándolo en consideración, se realiza el ajuste al anteproyecto en el numeral 6.1.6.2, así como en el numeral 7.3. correspondiente al etiquetado; lo anterior a fin de que los chalecos salvavidas para bebés se puedan identificar correctamente, mediante el signo de bebé, reconocido internacionalmente.
Se modifica el anteproyecto para quedar de la siguiente forma:
6.1.6.2. Prueba de colocación para los chalecos salvavidas de niños y bebés
6.1.6.2.1. Características de las personas para la prueba de colocación
Respecto de los chalecos salvavidas para niños, las pruebas se llevarán a cabo con nueve personas en buen estado físico y en cuanto a los chalecos salvavidas para bebés, las pruebas se efectuarán, como mínimo, con cinco personas en buen estado físico. Todos los sujetos de prueba se elegirán de conformidad con lo dispuesto en el cuadro 1 o en el cuadro 2, según se indica a continuación:
 
 
 
6.1.6.2.1.1. Procedimiento
a) Se elegirá un sujeto por cada casilla que incluya un "1".
b) Los demás sujetos se elegirán de las casillas que incluyan una "X", sin volver a utilizar una casilla.
c) Como mínimo, el 40% de los sujetos serán de sexo masculino y el 40% de sexo femenino.
d) Los chalecos para bebés se someterán a prueba con maniquíes de las mismas dimensiones y pesos señalados en el cuadro 2 del presente numeral
Cuadro 2 - Selección de sujetos de prueba de los chalecos salvavidas para bebés
Gama de
Alturas
(cm)
Gama de peso
Menos
de 11
11-14
14-17
Menos de
83
1
x
 
79-105
x
1
1
90-108
 
 
x
 
 

 
20.
Ahora bien la Comisión, también destaca que en el numeral 6.1.9.2 Resultados, se establece lo siguiente:
6.1.9.2. Resultados
Se verificará después de la caída, que:
a) No se habrá descolocado o causado lesiones al sujeto de la prueba;
b) No habrá sufrido daños que puedan afectar su comportamiento en el agua o su flotabilidad;
c) No habrá sufrido daños en sus accesorios;
d) Se anotará la distancia que hay entre el agua y la boca cuando las personas vuelvan a estar en reposo, debiendo cumplir según el tipo de chaleco salvavidas con lo indicado en el cuadro 2 del punto 6.1.8.2.1.3. (nfasis añadido)
Sobre el particular, se observa que el numeral 6.1.8.2.1.3. al que se referencia en el inciso d, no existe en el cuerpo de la norma, por lo que se recomienda a esa Secretaría realizar los ajustes en el texto del anteproyecto según corresponda.
En razón de lo dictaminado por la COFEMER en el sentido de que existe una imprecisión en el inciso d) del numeral 6.1.9.2 del anteproyecto, toda vez que no existe en el cuerpo de la norma el numeral al cual se remite en dicho inciso y con el fin de evitar errores en la interpretación de la norma, se realiza el ajuste al anteproyecto para quedar de la siguiente forma:
6.1.7.4 Prueba de caída
6.1.7.4.2. Resultados
...
d)   Se anotará la distancia que hay entre el agua y la boca cuando las personas vuelvan a estar en reposo, debiendo cumplir según el tipo de chaleco salvavidas con lo indicado en el cuadro 2 del punto 6.1.6.2.1.1
Es importante precisar que derivado de las diversas modificaciones, se efectuó un ajuste en los numerales del anteproyecto.
 
21.
Asimismo, la Comisión señala que el numeral 9.4 del anteproyecto establece lo siguiente:
9.4. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de la Dirección General de Marina Mercante, otorgará un certificado de registro con validez de un año, a quien cumpla con lo establecido en la presente norma con posibilidad de cuatro renovaciones, debiendo someter el chaleco salvavidas al proceso de aprobación cada cinco años.
Al respecto, esta Comisión solicita a esa Secretaría otorgue los elementos técnicos que permitan dilucidar los motivos que la llevan a establecer una certificación anual, con hasta cuatro renovaciones, así como indicar los requisitos y demás elementos del trámite de renovaciones que permitan identificar la carga administrativa que se pretende establecer a los particulares. Para referencia sobre los elementos del trámite, se recomienda revisar lo señalado en el artículo 69-M de la LFPA.
En relación a la solicitud realizada por la COFEMER, respecto a que se otorguen elementos técnicos que permitan dilucidar los motivos que llevan a establecer un certificado anual con hasta cuatro renovaciones, se informa que el motivo por el cual se requiere contar con un certificado anual deriva de la renovación que tienen que hacer los fabricantes, a fin de que manifiesten bajo protesta de decir verdad que el dispositivo autorizado no ha sido modificado, con lo que se asegura que los dispositivos continúan produciéndose con los estándares internacionales establecidos en la NOM, esto de conformidad con lo establecido el artículo 449 del Reglamento de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos.
Ahora bien, como de manera correcta lo observa la Comisión, siendo este trámite un elemento decisivo para impulsar el cumplimiento de la norma, y con el objeto de brindar certeza jurídica, esta dependencia ajusta el anteproyecto de norma precisando en el procedimiento de evaluación de la conformidad los elementos del trámite, tales como: plazos, requisitos, fictas, entre otros, para quedar como sigue:
 
 
Es recomendable que esa Secretaría defina el periodo de la validez del certificado a la luz de la seguridad en la fabricación de los chalecos salvavidas y el muestreo que se decida realizar en las verificaciones sea por tipo, línea, lote o partida de productos. Para tal efecto, se recomienda revisar lo señalado por la OMI, o en su caso realizar un análisis comparativo de los países más avanzados en la materia.
Por otra parte se observa en el análisis Costo Beneficio adjunto a la MIR en el Anexo 1, que esa Secretaría señala lo siguiente: "El proyecto de regulación contempla que el certificado de registro del dispositivo tendrá una vigencia de un año, con posibilidad de cuatro renovaciones y debiendo someter nuevamente al proceso de pruebas al quinto año...", esto aunado al proceso seguido para cuantificar el costo de las pruebas deja ver que las mismas sólo se harán cada 5 años, sin embargo el anteproyecto no es claro en ese sentido. Para la COFEMER, la evaluación de la conformidad es un elemento de gran relevancia de la norma, el cual es decisorio para impulsar el cumplimiento de la misma, por lo anterior se recomienda a esa Secretaría realizar las precisiones necesarias a fin de evitar omisiones o discrecionalidad en la aplicación de la regulación.
 
9. Evaluación de la conformidad
9.1. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes a través de la Dirección General de Marina Mercante, o de personas acreditadas en términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, comprobará el cumplimiento de esta Norma.
9.2. Las pruebas establecidas en la presente norma, a las que se someterán los chalecos salvavidas, deben ser practicadas por un laboratorio acreditado de conformidad con lo establecido en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Reglamento.
El laboratorio acreditado que practique las pruebas, debe emitir un informe de resultados al solicitante, en términos de lo establecido en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Reglamento.
9.3. La evaluación de la conformidad, se realizará por tipo de chaleco salvavidas, acorde a la clasificación que se hace en la presente norma, y a los tipos de sujetos que prevé la misma, estos son: adulto, niño y bebé, mediante informe de resultados de pruebas y examen de documentos; se comenzará con la debida verificación y comprobación de las directrices establecidas en el punto 4, con el desarrollo de las pruebas en el orden y tiempo en que esta norma las establece en sus puntos 5 y 6, y posteriormente con el cumplimiento del punto 7 en su plenitud y legibilidad, en relación con los demás puntos de esta regulación.
9.4. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de la Dirección General de Marina Mercante, otorgará un certificado de registro a la persona física o moral que compruebe que el tipo de dispositivo de salvamento que fabrica, cumple con las directrices establecidas en la presente norma, el cual tendrá una validez de cinco años y se revalidará anualmente.
9.5. El interesado en obtener el certificado de registro de dispositivo de salvamento, debe presentar en la ventanilla única de las oficinas centrales de la Dirección General de Marina Mercante, solicitud mediante escrito libre que contenga la descripción del dispositivo (tipo, marca y modelo), el original del informe de resultados de las pruebas emitido por el laboratorio acreditado, un ejemplar del dispositivo a ser registrado, comprobante del pago de derechos correspondiente y la documentación con la que acredite su personalidad jurídica.
 
 
 
9.6. La revalidación anual del certificado de registro de dispositivo de salvamento, tiene como fin verificar que el tipo de chaleco salvavidas autorizado no ha sido modificado en su diseño y en los materiales utilizados para su fabricación. El trámite de revalidación debe realizarse anualmente, treinta días hábiles antes del año de la fecha de expedición del certificado de registro del dispositivo o de su última revalidación, por lo que la persona física o moral a la cual fue otorgado el registro, debe presentar en la ventanilla única de las oficinas centrales de la Dirección General de Marina Mercante, escrito libre en el cual haga saber la petición de revalidación y manifieste bajo protesta de decir verdad que el dispositivo no ha sufrido ningún tipo de modificación en las características aprobadas, copia de la autorización anterior, comprobante del pago de derechos que corresponda y la documentación con la que acredite su personalidad.
...
9.8. Cuando los escritos que presenten los interesados no contengan los datos o no cumplan con los requisitos aplicables, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de la Dirección General de Marina Mercante prevendrá a los interesados, por escrito y por una sola vez, para que subsanen la omisión dentro de diez días hábiles, contados a partir de que haya surtido efectos la notificación; transcurrido el plazo correspondiente sin desahogar la prevención, se desechará el trámite.
9.9. Los trámites mencionados en la presente norma, tendrán un plazo máximo de respuesta de treinta días hábiles, si al término del plazo, la autoridad marítima no ha emitido una respuesta, se entenderá que la solicitud fue resuelta en sentido negativo.
 
22.
La COFEMER precisa en su dictamen que:
En el numeral 9.5 del anteproyecto, la SCT establece lo siguiente:
9.5. En el caso de haber modificaciones al diseño y materiales utilizados en los chalecos salvavidas de fabricación nacional y de importación, éstos se deberán someter nuevamente al proceso de aprobación señalado anteriormente.
Sobre el particular, esta Comisión observa que la disposición obliga a los participarles a volver a realizar todo el proceso de certificación cuando se modifique el diseño o bien se utilicen otros materiales, en este sentido y con el objeto evitar cargas innecesarias para los particulares, esta Comisión recomienda a esa Secretaría analizar si sería posible acortar el proceso de aprobación, en modificaciones de diseño o de materiales, o bien analizar si realizando ciertas precisiones a la disposición 9.5, pudieran preverse modificaciones menores o uso de ciertos materiales, que no necesariamente requieren volver a realizar el proceso completo. Lo anterior, sin menoscabo de procurar en todo momento la fabricación de chalecos salvavidas seguros y funcionales.
En relación a la observación realizada por la Comisión se precisa que no es posible acotar el proceso de aprobación en la modificación de diseño o materiales de un dispositivo de salvamento, toda vez que el certificado se otorga como registro de un dispositivo determinado o de un tipo en específico (características), el cual fue sometido a las pruebas que establece el presente proyecto y fueron aprobadas en su conjunto, tanto el material de flotabilidad que lo conforma como el dispositivo en su conjunto, por lo que al momento de efectuar cualquier tipo de modificación es necesario verificar que éstas, no afecten el correcto funcionamiento del chaleco salvavidas, y por cuestiones de seguridad se requiere efectuar nuevamente las pruebas que la regulación establece, para verificar que se cumple con las condiciones mínimas que se piden en la norma.
Por lo anterior, esta dependencia no considera necesario realizar precisiones al apartado en comento, por lo que los dispositivos de salvamento con modificaciones al diseño y materiales deberán someterse nuevamente a las pruebas establecidas en la norma y tendrán que realizar el procedimiento de aprobación completo; ello, por tratarse de un dispositivo diferente al que fue aprobado, y a fin de que la autoridad marítima se cerciore que funcionara correctamente en caso de un siniestro, aunado a lo anterior y con el objeto de dar claridad a la redacción de la norma, se modifica el apartado para quedar de la siguiente forma:
9.10. En el caso de haber modificaciones al diseño y materiales utilizados en los chalecos salvavidas de fabricación nacional y de importación, éstos se deben someter nuevamente a los procesos de aprobación señalados en los numerales 9.4, 9.5, 9.7.
 
23.
Respecto del numeral 9.6 el anteproyecto la Comisión observa lo consiguiente y dicho numeral establece lo siguiente:
9.6. Los chalecos salvavidas de origen extranjero, para su uso en embarcaciones y artefactos navales mexicanos que naveguen en aguas de jurisdicción nacional, así como actividades relacionadas con éstas, deberán ser homologados por la Dirección General de Marina Mercante previo cumplimiento de la presente Norma.
Es de resaltar que esta disposición se establece en la norma vigente por lo que sería útil que la SCT señalara si la homologación ha sido solicitada previamente, si existen criterios o lineamientos para realizarse, y en general, indicara el proceso que debe ser seguido por los particulares para tal fin.
Para la COFEMER resulta relevante, con el objeto de dar transparencia en la aplicación de la regulación, que esa Secretaría señale en el cuerpo del anteproyecto el o los mecanismos mediante los cuales un particular puede hacer uso de la homologación (por ejemplo un trámite), los requisitos y los criterios de resolución que aplicaría la autoridad para otorgarla.
Por otra parte, sería conveniente que la SCT valore, si la homologación de chalecos salvavidas de origen extranjero también puede ser otorgada para el tipo de chaleco que aplica a las modalidades de turismo náutico y actividades de trabajo; lo anterior, a fin